Movimiento

Movimiento de pinza

El letal coronavirus sigue ganando la batalla en el mundo, pero lentamente un "movimiento de pinza" científico lo va cercando.

Domingo 07 de Junio de 2020

El letal coronavirus sigue ganando la batalla en el mundo, pero lentamente un “movimiento de pinza” científico lo va cercando. Por ahora, en tanto se busca una efectiva cura para la dolencia y se trata de hallar la anhelada vacuna, la lucha se centra en una detección rápida de las personas para saber si están contagiadas aún sin tener los clásicos síntomas, es decir cuando todavía son asintomáticas. En ese sentido, la Argentina no permaneció indiferente y desde un primer momento abordó la resolución de la delicada cuestión. Así, a fines de febrero el Conicet Rosario anunció que la empresa biotecnológica Caspr Biotech, había desarrollado un equipo capaz de determinar en sólo una hora si una persona, aún asintomática, estaba infectada. Se trataba de un equipo sencillo, portátil y de bajo costo que se hallaba en período de perfeccionamiento y en espera de inversores para su producción comercial. El 11 de mayo se informó que científicos pertenecientes a la Universidad Nacional de Rosario (UNR), trabajaban en un método de testeo masivo para detectar el contagio de Covid-19 incluso en la fase de “ventana”, que es el tiempo en que se va desarrollando una infección sin que el afectado manifieste síntomas. El gobierno de Santa Fe prometió financiar este proyecto de los investigadores de la UNR. Pero el anuncio más resonante lo hizo el presidente Alberto Fernández el 15 de mayo, cuando se refirió al Neo Kit Covid-19: un sistema desarrollado por científicos argentinos para detectar el virus. El nuevo método demanda sólo sesenta minutos para entregar un resultado. Hasta ese momento se utilizaba como sistema de detección, el basado en la Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) que tiene una demora de siete horas y cuyos resultados son informados al día siguiente. El Neo Kit es económico y su manipulación no es compleja. Algunos países lo han solicitado para validarlo y formular una compra. Sin embargo, desde la fecha de su anuncio no he escuchado ni leído más referencias sobre su producción y aplicación. Como quiera que sea, esta creación argentina confirma la capacidad de la medicina y la investigación científica nacional, prestigiada mundialmente desde hace años por figuras como las de los doctores Bernardo Houssay, Luis Federico Leloir, César Milstein, Salvador Mazza, René Favaloro, Domingo Liotta, Julio Palmaz y Juan Carlos Parodi, entre otros. En fin, con aciertos como el de nuestro país, las cuarentenas y el esfuerzo de la comunidad científica internacional para procurar una cura y una vacuna cuanto antes, el “movimiento de pinza” va encerrando al coronavirus para derrotarlo definitivamente en un futuro que tal vez no sea muy lejano.

Edgardo Urraco

La “corazón de hierro”

Quiero dirigir estas pocas palabras a todas las personas, y en especial a una que sé que lee todas las cartas, siendo yo una mujer de 40 años y trabajando en geriátricos y cuidados domiciliarios con un gran aporte de buenas referencias. Estamos en una situación crítica económica, pero más abrumada se hace al maltrato psicológico y humillante que recibimos de parte de nuestros empleadores. Hace unos días me llamaron de alguna forma mentirosa y calumniadora, por otra parte trataron de hacerme sentir inútil diciéndome que no tenía una “formación”. Yo estoy formada por la vida y experiencias que otras personas vulnerables viven diariamente en geriátricos y familias, esos corazones solitarios, esas miradas lejanas, esas sonrisas forzadas hicieron de mi un gran ser humano, espiritual y sensible, al que sólo se dedica a servir a los abuelos, y de alguna forma a acompañarlos en sus últimos años, ofreciendo mucho amor y respeto. Esa es mi formación, tengo una familia numerosa que, si me faltase el alimento para mí y mis hijos, estarán a mi lado como siempre lo hicieron, y Dios en mi vida ha logrado cosas increíblemente bellas.

Marina González Injusticia doméstica

El decreto 346, que habilita nuevas actividades, al hacerlo con el servicio domestico, indica que pueden trabajar sin usar el transporte público. Señor gobernador, ¿usted analizó bien el decreto antes de firmarlo? Quisiera que nos explicara el o los motivos por los cuales estos hermanos no pueden usar el transporte público, cuando esta claramente especificado cómo deben viajar conservando el distanciamiento establecido. Me avergüenza tener funcionarios que obren de esta manera. Al personal doméstico mis respetos y pido disculpas por este agravio.

Fernando Matich

DNI 6.027.213

¿Los rosarinos podremos sobrevivir?

Se informó que los agentes de la Guardia Urbana Municipal (GUM) dejaron de prestar servicios durante poco más de una hora el jueves pasado al mediodía. No me explico cómo la ciudad de Rosario pudo seguir funcionando sin este esencial servicio. Se rumorea que será disuelta. En tal caso, ¿cómo sobreviviremos los rosarinos sin la presencia de sus integrantes caminando por las calles?

Roberto Meneghini

DNI 6.069.678

Nosotros, las personas de la “tercera edad”

La flexibilización de la cuarentena provocó la necesidad de reflexionar con las personas que tenemos la suerte de haber arribado a la tercera edad. El aislamiento que venimos atravesando nos privó de muchas cosas, entre las más valiosas, abrazar a los que amamos, compartir con ellos ese contacto a través del cual nuestro tránsito se torna sencillamente maravilloso. Ellos son el símbolo de nuestra lucha, nuestro esfuerzo. Ellos son nuestros grandes amores. Los necesitamos, nos necesitan. Y hoy nos han abierto la jaula simbólica que por un tiempo acalló nuestro canto. Y lógicamente queremos volar, necesitamos volar. Pero cuidado. Afuera está el enemigo invisible, al cual no se ha vencido y aún no se encuentra en retirada. Sería genial que el tiempo transcurrido y el esfuerzo mancomunado no hayan sido en vano, y que el desborde no nos obligue a regresar a la jaula, o quizás a algo peor. Experiencia y prudencia, son logros exclusivos de nuestra etapa, pongámoslas en funcionamiento. Vayamos despacio para continuar gozando la vida que nos es permitida. Cuidemos a los nuestros. Cuidémonos.

Edith Michelotti

Una maestra abnegada

En la India existió un hombre santo que se llamó Mahatma Ghandi (alma grande), aquí también tenemos a alguien que se puede asignar con el mismo atributo, tiene nombre y apellido, Mirian Duré, docente y empecinada en ofrecer mucho más que conocimientos a los niños de las islas. Cruza el Paraná en canoa y luego a pie, chapoteando agua y barro para llegar a su escuelita con cuadernillos y comida para sus casi treinta niños y sus familias que la esperan con ansiedad y cariño. Este diario ha reseñado con precisión las condiciones heroicas en que esta maestra, tres docentes y una ecónoma desarrollan una tarea que no deberían ser heroica ni sacrificada si hubiesen gobernantes sensibles y dispuestos para lo que han sido elegidos. Saludo con admiración y respeto a la señora Mirian Duré y sus colaboradores porque de esta clase de argentinos podemos esperar lo que tanto nos hace falta. No quiero concluir este homenaje sin puntualizar dos situaciones. La primera, que el gobernador de Entre Ríos o quien sea ordene la obra y apertura del paso “El Cañito” en la laguna “El Embudo” para facilitar y acortar el trayecto al hospital de niños, ambulancias, bomberos. Tal paso siempre existió, la dejadez y abandono lo clausuró. La segunda, si bien el barbijo es muy útil, nos impidió ver el rostro de esta abnegada maestra, estoy seguro que este diario amigo tiene la manera de hacerlo y a través de ello veremos el espíritu y riqueza de quién ama lo que hace y qué mejor que en la serenidad y belleza de nuestras islas.

Hugo Enrique Müller

DNI 6.009.073

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS