Carta de lectores

Movilidad previsional

Domingo 22 de Noviembre de 2020

Movilidad

Se viene una nueva fórmula de movilidad previsional. Por esa iniciativa enviada por el Poder Ejecutivo, los haberes cobrados por los jubilados, en lugar de ajustarse por inflación, subirán a partir de una fórmula combinada entre el índice de salarios Ripte y la variación de la recaudación. Según el último Relevamiento de Expectativas del Mercado (Rem), proyecta para 2021 una inflación del 48,9%. Si se cumple esa perspectiva, el retroceso en los haberes jubilatorios será aún peor. Hay cuatro millones de jubilados que ganan 18.000 pesos y los dos millones restantes perciben una media de 26.000 pesos, cuando la canasta del adulto mayor, con gastos de vivienda, supera los 45.000 pesos. Además, el Poder Ejecutivo informó que la actualización de las jubilaciones será semestral, en marzo y septiembre. Al hacer la actualización semestral, en vez de trimestral, se va a tardar más tiempo en poder ajustar las variables y de esa manera recomponer los haberes. Si la fórmula es mitad variación de salarios y mitad recaudación es con el único objetivo de reducir los aumentos. El deterioro del poder de compra de las jubilaciones es funcional con el objetivo de lograr un acuerdo de facilidades extendidas con el FMI. La reforma previsional impulsada por el Poder Ejecutivo tiene su correlato con la entrevista que el periodista Jorge Fontevecchia le hizo al presidente Alberto Fernández en abril del 2020. La pregunta fue si había diferencias entre el derecho a la longevidad en el siglo XX y el siglo XXI. Alberto Fernández, entre varias de sus respuestas, resaltó la siguiente: “La medicina cada vez le da más recursos para seguir viviendo. Tiene consecuencias económicas tremendas. Hace 30 años teníamos que mantener a una persona hasta los 70 años. Ahora la tenemos que mantener hasta los 85. Y trabaja menos gente. Mantener una persona con vida cuesta mucha plata, por la aparotología, la medicación”. El Estado no mantiene a los jubilados, Anses es de los jubilados. Los viejos de más de 70 años deberíamos pedir perdón al gobierno y tener la honorabilidad de morirnos ahora, no seguir cumpliendo años, le solucionaríamos un problema económico. Si no nos mata la pandemia, lo hará la falta de comida o de remedios que no se podrán pagar. El populismo sin plata es para magos.

Manuel Basanta

DNI 93.971.708

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS