Cartas de lectores

Milicias yihadistas pierden la capital de su "califato" en Siria

Tras varios meses de combates, la ciudad de Al Raqqa fue recuperada por completo por Fuerzas kurdas, respaldadas por Estados Unidos

Miércoles 18 de Octubre de 2017

Una alianza armada siria liderada por milicias kurdas y respaldada por Estados Unidos anunció ayer que le arrebató el control de Al Raqqa al Estado Islámico (Isis), en un duro golpe a un grupo islamista cada vez más diezmado y que había proclamado a esa ciudad siria como la capital de su "califato". El anuncio de la reconquista de la ciudad fue realizado a través del canal de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD) en la red Telegram, con un comunicado que afirmó que el Isis fue echado de la norteña Al Raqqa, ciudad que controlaba desde 2014.

Anteriormente, el vocero de las FSD, Talal Salu, ya había anticipado que las milicias controlaban totalmente la urbe, pero que no se proclamó la derrota de las milicias islamistas para dar tiempo a que terminaran los trabajos de rastrillaje para ubicar a los últimos yihadistas que permanecían escondidos. "La operación militar acabó en Al Raqqa, pero ahora llevamos a cabo una operación de limpieza para terminar con las células durmientes del Daesh (acrónimo en árabe del Isis) que hay en la localidad" afirmó Salu. Horas antes, Nuri Mahmud, vocero de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), la milicia más importante de las FSD, afirmó que "el 99 por ciento de Al Raqqa está limpia de terroristas del «Daesh», pero agregó que faltaba "limpiar"el hospital nacional para destruir las minas y "acabar con los remanentes de los mercenarios".

El final de la ofensiva iniciada el 6 de junio, que según organizaciones humanitarias causó más de 3.000 muertos, representa un nuevo triunfo para las FSD y sobre todo otro duro golpe para el Isis, que en julio perdió además el control de Mosul, su principal bastión en el vecino Irak. Las versiones sobre la recuperación total de la ciudad comenzaron a circular el lunes ante el avance de los milicianos de las FSD que, apoyados por bombardeos de aviones estadounidenses, ya daban por controlado el 90 por ciento de toda la ciudad, algo que sin embargo no era confirmado oficialmente por la coalición internacional. En el marco de la "fase final" de la ofensiva, iniciada el domingo, 275 combatientes yihadistas y sus familias se rindieron y fueron evacuados, y se calculaba que otros 150 combatientes islámicos aún resistían en diferentes barrios de la ciudad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario