Cartas de lectores

Mejorar las urgencias médicas

Mal de época. Creerse los únicos iluminados para hacer todo, no escuchar al otro y dar cátedra en la adversidad solo sirve para parir frustraciones impagables en el futuro.

Domingo 06 de Mayo de 2018

En respuesta a la carta publicada por mi a través de este medio por un reclamo a la empresa de urgencias CGyL, quiero exponer lo que sucedió a continuación de los llamados. Finalmente, la atención médica fue recibida por la estudiante. Se comunicaron desde la empresa para dialogar y tratar de encontrar medios para mejorar esta y futuras situaciones en muy buenos términos. La comunicación fue muy positiva y quiero resaltarlo. Ahora, es evidente que hay reiterados reclamos por parte de los usuarios en retrasos en casos de urgencia, sea el Sies o alguna empresa de urgencias privadas. También es sabido que los operadores a veces piden datos muy específicos a personas que están en medio de una crisis que lo único que esperan es justamente una asistencia urgente. También entiendo que el operador debe lidiar con gente que está alterada porque no está acostumbrada a una situación de emergencia, llamados falsos o bromas y también entiendo que es un ser humano que puede tener solo un mal día. Un docente en funciones no puede minimizar una situación de crisis nerviosa ya que si no pide asistencia y desencadena en algo de gravedad mayor, será acusado de no cumplir con el reglamento y pasible de sanciones. Por eso, hago la siguiente propuesta superadora. En primer lugar, mejorar los tiempos de asistencia que en muchas casos superan los ideales. Estado y empresas privadas deben comprometerse, sumar recursos y mejorar la logística. En segundo lugar, capacitaciones masivas a los integrantes de las comunidades educativas (primeros auxilios, RCP, etc.) para asistencia en los primeros minutos y así al momento de llamar a urgencias puedan brindar datos concretos a los operadores. A su vez, los operadores deben maximizar la comprensión ya que están tratando con personas que no pueden diagnosticar, ni brindar datos específicos y están en situaciones poco frecuentes. Por último, pedimos evitar medidas drásticas hacia los empleados involucrados en este conflicto, bajo ningún punto de vista exigimos sanciones hacia ellos sino que puedan comprender y contener sobre todo en futuras situaciones, así como nosotros entendemos lo difícil de su labor. Esta situación toma trascendencia por la publicación en este medio, creo que es una buena oportunidad dado que siempre se toman medidas luego de hechos graves. En definitiva, una buena oportunidad para que el Ministerio de Educación y las empresas privadas de urgencias gestionen mejoras en situaciones de crisis.

Marco Rodríguez


Provincia militante del garantismo

En Rosario estamos viviendo un recrudecimiento de asesinatos entre narcotraficantes. La primera sensación del ciudadano común es de curiosidad, o de indiferencia. Pensamos "se matan entre ellos", y no nos duele. Pero este aluvión de crímenes nos indica lo enquistado que está el narcotráfico en esta ciudad. Y eso no es casual. Es consecuencia de la postura oficialmente "garantista" que asumieron los gobiernos socialistas de Santa Fe durante la época de los Kirchner. En esos años el entonces gobierno nacional fogoneaba las ideas garantistas del juez Zaffaroni, tratando de imponerlas en el país. En algunas provincias ese virus no prendió demasiado. Pero en Santa Fe, la ideología "progre" de los socialistas adhirió calurosamente (si es que los socialistas pudieran ser cálidos) a las descolgadas teorías del juez propietario de prostíbulos, convirtiendo a Santa Fe en una provincia militante del garantismo. El resultado fue un aumento notable en el número de delitos y sobre todo del narcotráfico, que aquí encontró una verdadera pista de aterrizaje para sus criminales negocios. Esta es la peor herencia que nos dejan los socialistas y que urge extirpar como un cáncer.

Roque A. Sanguinetti

DNI 6.065.831


Una "cumbre" alentadora

Cuando una región es azotada por la sequía, una pequeña lluvia no mejora la situación pero enciende la esperanza en que cambien las condiciones climáticas. Quiero hacer de lo expresado una analogía con la reciente "cumbre coreana", que abrió una puerta a la ilusión de comprobar lo antes posible la extinción de los conflictos bélicos en el mundo. Fue protagonizada por los presidentes de Corea del Norte y Corea del Sur. El primer mandatario Kim Jong-un de Corea del Norte se reunió con el presidente surcoreano Moon Jae-in, el 27 de abril pasado. El encuentro tuvo lugar en el área desmilitarizada neutral creada entre las dos Corea al finalizar en 1953 la confrontación que las enfrentó; y es el tercero celebrado desde el final de ese enfrentamiento. Como un simbolismo de paz los presidentes plantaron un pino que fue cubierto con tierra de los dos países, y regado con agua procedente de ríos de ambas naciones. El presidente estadounidense Donald Trump y Moon Jae-in coinciden en que Trump tiene el mérito de haber propiciado la importante reunión; pero los entendidos en política internacional aseguran que fue el propio Moon Jae-in el impulsor de la cumbre cuya finalidad fue la de terminar con la rivalidad que subyace desde el final de "la guerra de Corea" ocurrido el 27 de julio de 1953, con el armisticio firmado después de estar combatiendo desde 1950. Pero más allá de la autoría, lo importante es que la cita contribuyó también a disminuir la peligrosa tensión entre Corea del norte y Estados Unidos. No hay que olvidar que en enero de este año, el líder presidencial norcoreano amenazó con disparar un misil intercontinental con cabeza nuclear hacia el país americano, y Trump respondió que destruiría totalmente a la norteña Corea. Está previsto que en la neutral zona intercoreana donde se reunieron en abril los mandatarios asiáticos, se encuentren este mes de mayo los presidentes Trump y Kim Jong-un, en lo que, de llevarse a cabo, sería la primera entrevista de la historia entre un jefe de estado estadounidense y otro norcoreano. La trascendente agenda trataría la delicada cuestión de los misiles y armas nucleares en Nor Corea. Esperemos que las históricas cumbres inspiren a los poderosos dignatarios que mantienen frentes beligerantes en diversos lugares del planeta, y decidan que la ansiada paz mundial comience a transitar por fin, el escabroso camino que conduce a ella.

Edgardo Urraco

DNI 6042889


No a la violencia infantil en la televisión

Adhiero al lector cuyo comentario se publicó en la sección Whatsapp del sábado 28 de abril donde hace referencia a la novela "Todo por mi hija" que será emitida próximamente por un canal de televisión local y en cuya propaganda se puede observar violencia contra una niña. No es tema para pasar por televisión. Ni ahora ni nunca. Comprendo que somos libres de elegir lo que queremos ver pero lamentablemente la propaganda la pasan cada cinco minutos en el horario de la noche. Si alguien sabe donde reclamar para que no la transmitan, por favor háganmelo saber por este medio. No sé a qué autoridades escribir. Estamos luchando contra el maltrato de mujeres y niños. Frenemos está crueldad.

DNI 10.629.079.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario