Cartas de lectores

Me siento estafado

Es indiscutible que todas las personas buscan y perseveran en lograr mejores posibilidades de vida y confort.

Miércoles 21 de Agosto de 2019

Es indiscutible que todas las personas buscan y perseveran en lograr mejores posibilidades de vida y confort. Siguiendo estas premisas, he trabajado junto a mucha gente en la confección del pliego licitatorio del Transporte Público de Pasajeros durante los últimos cinco años aproximadamente. He participado junto a muchos compañeros involucrados en el colectivo de la discapacidad. Mi particular interés está cifrado en lograr un transporte de pasajeros totalmente accesible. El 1° de enero de 2019 fue la fecha impuesta por la Municipalidad para poner en marcha el nuevo servicio. Durante el período de labores hubo un grupo de funcionarios que viajó a Rusia en busca de trolebuses, llevando en carpeta el borrador del pliego. En Granadero Baigorria se fabrican unidades que funcionan perfectamente en ciudades como Mendoza. Pero no fueron tenidas en cuenta para circular en nuestra ciudad. Fue necesario un "tour" por Rusia para traer unidades que no cumplen (no cumplieron desde el primer día) con las exigencias del pliego licitatorio. Estas unidades se incorporaron a la novedosa línea Q. Luego de dos años de servicio el material rodante cuenta con carrocerías prácticamente destruidas. Es muy posible que esas unidades no estuvieran preparadas para circular en la geografía de las calles de Rosario. Muy poco (casi nada) de los requerimientos de un transporte moderno y seguro ha sido incorporado. La línea K no se ha tocado, funcionando gracias a la excelente mano de obra de mecánicos-artesanos. Está todo por hacer. En cuanto a los colectivos de las tres empresas que mal brindan su servicio en Rosario, se ven hoy en día unidades de piso alto (aún de color amarillo). Sin medidas de seguridad. Sucias. Con frecuencias inimaginables. No existe en Rosario ningún colectivo totalmente accesible. Una rampa (cuando existe) no garantiza el acceso al transporte. Los sordos, ciegos, mudos, personas con obesidad mórbida, personas mayores, mamás con cochecitos de bebé se merecen viajar como seres humanos. Un punto a tener en cuenta es que el aumento del precio del pasaje en el mes de enero obedeció a que a corto plazo contaríamos con "un excelente servicio de transporte de pasajeros". Poco o nada de lo prometido y aprobado por el Concejo se cumple. Nadie controla. Pareciera que los encargados de esto padecen de autismo en alto grado. Es de hacer notar que en Presidente Perón desde Provincias Unidas y hasta avenida Las Palmeras no circula ningún colectivo que mínimamente tenga una rampa, dejando buena parte de la ciudad (20 cuadras aproximadamente) a la buena de Dios. En estas condiciones estamos hoy en día y a corto plazo Pablo Javkin deberá tomar esta papa caliente. Eso sí, de una cosa estoy seguro, a nadie se le cae la cara.

Mario Oscar Buss

DNI 11.939.019

Las reservas del Banco Central

El candidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, insistió en la necesidad de "preservar las reservas" del Banco Central. De acuerdo a las reservas recibidas por el presidente Mauricio Macri a su llegada al gobierno, cabe la frase: "Haz lo que yo digo, más no lo que mi acompañante en la fórmula hizo".

Roberto A. Meneghini

Para seguir creyendo

Aunque algunas veces nos ocurren hechos poco felices, también existen los que nos llenan de alegría y felicidad. Días atrás, al bajar de un taxi y víctima de un descuido, dejé caer mi billetera con todos mis documentos, tarjetas de crédito y credenciales, más una suma bastante importante de dinero. Desvelada y luego de hacer las denuncias pertinentes, sólo me quedaba la resignación y dedicar el día siguiente a las renovaciones, pero a las pocas horas recibí un llamado que me devolvió la paz. Un joven llamado Alejandro Kovalski, que luego de recorrer el Facebook y todas las redes sociales, llamó a un hijo mío e hicimos contacto, me comunicó que había encontrado mi billetera y que la iba a dejar en su domicilio de Paraguay e Ituzaingo para que la pasara a buscar cuando quisiera. "Es lo correcto y ojalá que si alguna vez me pasa a mí, ocurra los mismo", fue su respuesta ante la insinuación de mi parte de recompensarlo aunque sea con un regalo. Este grato episodio y la recuperación de lo que eran para mí valiosas pertenencias, me trajo a colación la estrofa final de un poema del gran Yamandú Rodríguez que reza: "Sigue dando criollos, muy lindos criollos el tiempo".

Marta Escobar

DNI 6.030.071

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario