Cartas de lectores

Los monarcas plebeyos

Crease o no, existe el poder "blando", que influencia a las personas sin ser coactivo, en oposición al "duro", como en los Estados modernos, que impone sus "leyes" policialmente.

Viernes 23 de Marzo de 2018

Crease o no, existe el poder "blando", que influencia a las personas sin ser coactivo, en oposición al "duro", como en los Estados modernos, que impone sus "leyes" policialmente. Ahora, según la ciencia, la violencia solo destruye, de modo que la autoridad forzada —no natural— está destinada a desaparecer. En su libro "Bound to Lead", y el que publicó en 2004 ("Soft Power") Joseph Nye definía el poder blando que incluía la "influencia cultural". Son los Steve Jobs, Hollywood, el rock, las tecnologías, Facebook o Silicon Valley lo que da a EEUU, por caso, poder real. Los monarcas modernos —constitucionales, parlamentarios— son un típico caso de poder blando, no así los gobiernos que están bajo su reinado. Como el Papado, una de las monarquías —no hereditaria, hoy plebeya— que, al no ser parlamentaria, podría calificarse de absolutista pero no posee un poder de policía para imponerse. Solo puede guiar, influenciar, a los mil trescientos millones de fieles. Así, el Papa Francisco es el quinto personaje más poderoso, según "Frobes", detrás de Putin, Trump, Merkel y Xi Junping. Y comparte lo que dijo Nye, que "el poder con otros puede ser más efectivo que el poder sobre otros". El 13 de marzo de 2013, 115 cardenales —príncipes— de la Iglesia elegían Papa al arzobispo de Buenos Aires que, desde entonces, tuvo gestos desmitificadores de la hierática figura papal, como la comunicación directa con la gente. Y aunque la organización sigue siendo piramidal, el Papa no cesa en su afán, algo quijotesco, de reformar la Curia dando más participación a los fieles. Se le critican sus condenas al "mercado", pero ha tenido grandes posturas en favor de la libertad como su condena a la xenófoba discriminación de los inmigrantes y ahora su apertura a China. En 1951, Mao rompió relaciones con el Vaticano. Desde entonces los 12 millones de católicos se dividen entre quienes pertenecen a la Asociación Patriótica Católica, controlada por el Gobierno, y quienes reconocen la autoridad del Papa, la Iglesia clandestina. Para el experto Francesco Sisci, el acuerdo que se está negociando "marcará una época" porque por primera vez "China admite el papel de una entidad extranjera en el nombramiento de un poder". Pero hablando de China, mientras el Papa intenta liberalizar su monarquía absolutista surgen otras dos, además, coactivas. La reciente enmienda constitucional que le permite a Xi Jinping gobernar indefinidamente lo asemeja a Mao y es llamado "presidente de todo" por su capacidad para acumular cargos. En su "discurso inaugural" dijo que China está "lista para luchar sangrientas batallas". Por su parte, según Felipe Sahagún en un artículo titulado "La coronación de Putin IV", desde la guerra con Georgia en 2008 hasta la intervención en Siria desde 2015, pasando por la anexión de Crimea en 2014 y cuatro años de guerra en Ucrania, con unos 10.000 muertos, Putin ha modulado el uso de la fuerza y la injerencia externa y la represión interna para consolidar su poder. En fin, estos dos monarcas plebeyos están buscando una "revolución francesa". En su Guía de París publicada en 1867 el autor de Los Miserables, Víctor Hugo, ya distinguía entre un poder duro y otro suave y escribió que en "París, la monarquía pasó su tiempo construyendo murallas y la filosofía destruyéndolas... a través de la irradiación de las ideas... el resplandor es más fuerte que una muralla".
Alejandro A. Tagliavini
Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California
@alextagliavini
www.alejandrotagliavini.com



Más de un mes con problemas con Arnet

Hace más de un mes que tengo problemas con la conexión de Arnet. Me comunico con la asistencia al cliente y lo resuelven, pero al día siguiente nuevamente el problema. Finalmente hace 15 días dijeron que el problema es ruido en la línea telefónica y que dentro de las 72 horas hábiles concurrirá un técnico a resolverlo. Pasó una semana y nuevamente me dijeron que en 72 horas hábiles concurrirá un técnico a resolverlo
Pasó otra semana, me dijeron que en otras 72 horas... y así. Los reclamos son
3H9IT05, 3HSA4O3, 3HSB9O8, 3I7VL0P, 3IC8F05 y 3IC9K0E. Lo que nunca dicen es que en Tablada están las peores líneas de Rosario. Tampoco nunca dicen que los técnicos nunca concurrirán pues el problema es en Barrio Tablada de Rosario. El más estigmatizado y discriminado. Jamás verán en las calles de este barrio una camioneta identificada de Telecom, envían a terceros con autos destartalados como si fueran a la Guerra de Siria. Así nos insultan las empresas. Y aquí queda claro la ausencia del Estado en la exigencia de que todos los consumidores y usuarios deben ser atendidos por igual. No me sugieran ir a la Comisión Nacional de Comunicaciones pues aún no puedo conseguir el certificado de vacunación de mi tatarabuelo. Estas actitudes generan bronca.
Claudio E. Gershanik
DNI 10.866.756


La justicia en la Argentina

El derecho Romano exhorta: "La justicia es la constante perpetua voluntad de dar a cada uno su derecho". En contrapartida, las encuestas acreditan la mala imagen que tiene hoy la justicia entre la población. Los jueces y fiscales opinan que los avances en este "servicio público" son mínimos, deficientes y, en casos, inexistentes. Se puede decir que tratándose de justicia todo va peor de lo que los ciudadanos idealizan. La justicia debiera entenderse como la concepción que cada sociedad adopta para dar a sus miembros normas de relación equitativa con sus semejantes. Mal que nos pese, cada día los ciudadanos entienden que la justicia es un sinónimo de oficinas colmadas de legajos, jueces imperfectos, libertades mal acordadas, argucias para retrasar resoluciones, plazos de condenas o libertades condicionales colmadas de falacias, ejecuciones tardías y perniciosas. Todo para que nuestra sociedad haya esclerotizado una idea de justicia lenta, improductiva y arcaica, desprovista de las garantías que le deberían ser propias. Por lo tanto, su eficiencia en relación directa con las expectativas y derechos de los ciudadanos, es muy baja y casi nula. Resulta evidente que los esfuerzos económicos orientados a mejorar la justicia se diluyen en sueldos fabulosos, se malgastan en una desmedida población judicial, o en períodos interminables de procesos. El motivo para que padezcamos esa contradicción entre dotación y resultados seguirá persistiendo, en la medida que los esfuerzos presupuestarios no se apliquen en mejorar la capacidad resolutoria de los conflictos. Caso contrario, la actual y evidente improductividad seguirá triunfando.
Norberto Ivaldi


Suba del boleto, pero no de la calidad del servicio

Como siempre, lo más fácil es aumentar el precio del boleto de colectivo en Rosario, total los giles de pasajeros no dicen nada, o mejor dicho no hacen nada, total es joda el país. Antes de aumentarlos, fijarse en la calidad del servicio, la puntualidad, el decoro del personal, la limpieza, los horarios y tantas otras cosas. Incluido, para los visitantes de otras zonas, es realmente increíble saber dónde van los colectivos. Bastaría un cartel, no cuesta nada, por ejemplo: Fisherton, terminal, la Siberia y por donde pasan, qué calles son, no digo todas pero por favor algunas identificación más viable. Gasten en carteles indicativos con realidad, en carteles grandes y que sean bien gráficos, digo, y luego que los colectivos estén limpios, cumplan los horarios seriamente, no vaya la gente totalmente hacinada, lugar para festín de los carteristas. Y, por supuesto, mayores frecuencias, entonces sí, pueden aumentar, pero sino por el sólo hecho del aumento, señora intendenta Mónica Fein, olvidese junto al resto de los socialistas de ganar elecciones ni al ludo.
Jorge Luis de Haro
DNI: 6.061.113
jorgedeharo@hotmail.com


Llorar la partida de un amigo

El 22 de enero de 1989 murió imprevistamente mi hermano mayor, a la temprana edad de 40 años. Tenía tres hijos de seis, cuatro y un año de edad, que hoy son hombres. Su partida me dejó una herida tan grande que aún no acaba de cerrar. Era un hombre muy querido en el ámbito familiar, laboral y en todos los lugares que frecuentaba. La mayor prueba de esto, es lo que pasó el día de su sepelio. Mis familiares, y amigos que nos acompañaron hasta el cementerio, no teníamos consuelo. Y aconteció que, al llegar el cortejo, un amigo de la juventud de mi hermano, que se había enterado de su deceso por el diario La Gaceta, como no había ido al velatorio, lo estaba esperando en la puerta de entrada del cementerio. Y, al llegar el cortejo, estalló en un llanto conmovedor e incontrolable, dolorosa escena que jamás olvidaré. Hoy, a casi 40 años de ese hecho, en mis desvaríos pienso que me gustaría que al partir yo de este mundo, siquiera una persona me llorara como a mi hermano lo lloró su amigo. Porque eso diría que mi paso por este mundo fue fructífero, al menos para uno de los que compartió su aventura de vivir conmigo. Al hecho relatado, lo relacionó con el momento previo a la resurrección de Lázaro, amigo de Jesús, que narran los evangelios. Porque Jesús lloró cuando se enteró de su fallecimiento, y debe haber llorado tanto que despertó admiración entre los presentes, de tal modo que no faltó quien dijera: "Vean como lo amaba". Lo siguiente es conocido: Jesús ordenó a Lázaro que salga afuera de su tumba y lo volvió a la vida. Hecho, éste, que aumenta mi fe en Dios y mi esperanza de una vida superior en su morada, donde ya mi hermano goza y descansa.
Daniel E. Chávez
DNI: 12.161.930

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario