Lunes 27 de Septiembre de 2021

Soy la madre de Constantino Cabral Román, 9 años, DNI 52.638.572, hoy jugador de fútbol en Club Atlético Sagrado. Mi hijo juega al fútbol desde los 3 años en forma recreativa, y este año quise, sin lograrlo, que recibiera su carné de la Asociación Rosarina de Fútbol (ARF) para poder jugar los partidos de la liga local. ¿Por qué no le dan el carné o permiso? Porque como su padre lo abandonó y no tenemos noticias de él desde sus cuatro meses de edad, la ARF “le corta las piernas”. Tino no sólo sufre el abandono de su papá sino que además la ARF no lo acepta por no tener la firma de un padre irresponsable; es sufrir doblemente porque ahora encima no lo dejan jugar. Para que mi hijo deje de sufrir, una abogada los va a intimar a que le permitan jugar, pero nada es gratis, $ 40.000 (más de la mitad de mi sueldo de docente) lo que debo pagar para que por la autorización de un juez que se ampara en que no hay ningún artículo en el Código Civil que exija lo que la ARF pide, y Tino pueda jugar con su equipo. Desde que nació me ocupo de él afectiva, económica y deportivamente. Lo inscribí a los 3 años en el fútbol recreativo del Club Libanés, lo llevé a cada práctica y partido durante seis años. Tino se apasionó y resulta que ahora los directivos de la ARF, por una reglamentación sin fundamentos válidos, no le dan su carné y no le permiten jugar, avergonzándolo delante de su equipo porque queda afuera, burlándose incluso de mi inversión en el deporte que ustedes dicen ofrecer a los niños para que sean felices. Hoy mi hijo llora porque no le permiten jugar. ¡Que ridículo! Quizás cuando ya no haya más partidos en este 2021, luego de casi dos años de lo mal que los niños la pasaron en cuarentena, Constantino pueda jugar algún partido si es que la Justicia no actúa lentamente. Yo voy a lograr que siga siendo feliz haciendo lo que ama, esta vez con el permiso de un juez. Ya les llegará la orden judicial al presidente, Mario Gianmaría, y demás directivos de la Asociación Rosarina de Fútbol para que le den a mi hijo su merecido permiso y carné.

María Laura Román

DNI 21.411.715

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario