Cartas de lectores

Las veredas de Rosario

Quisiera saber si el municipio de Rosario está en bancarrota.

Viernes 07 de Junio de 2019

Quisiera saber si el municipio de Rosario está en bancarrota. Expreso esta pregunta porque estoy viendo que las calles de la ciudad se encuentran en muy mal estado, pero quiero destacar que en peor estado se encuentran las veredas, que según el municipio estaban arreglando. Podríamos decir que así lo hicieron, pero en forma superficial donde han dejado todo por hacer, eso sí tenemos la ventaja de que todo se ha unificado porque las veredas del microcentro, macrocentro y barrios están a la miseria. Aparte de sus roturas, están llenas de basura y materia fecal de los perros cuyos dueños no levantan los "regalitos". El abandono de las veredas es total. Si bien es cierto que nosotros, los ciudadanos, tenemos mucho que ver en el tema de la limpieza de las veredas, entiendo que al municipio le correspondería arreglarlas y colocar en su totalidad las baldosas faltantes, no como hasta ahora que han arreglado 40 cuadras (por decir una cifra). Invito a las autoridades a recorrer la ciudad en forma integral y comprobar lo que digo, me parece que sería oportuno que se abocaran a arreglarlas definitivamente porque de seguir así esta situación tendremos que caminar por las calles, que a pesar de tener también su deterioro están en mejores condiciones que las veredas. Insisto, invito a caminar por las veredas y ahí verán que tendrán que ir esquivando, como hacemos el resto de los ciudadanos, veredas rotas, pozos, baldosas mal colocadas.

Al comisario de la Sub 27ª

Los vecinos del barrio La Florida queremos compartir y hacer público nuestro especial reconocimiento y agradecer al comisario Rodrigo Domínguez, de la comisaría Sub 27ª a la cual pertenecemos por toda su gestión junto a todo el personal que lo acompaña. Por cuidarnos, por estar siempre que lo necesitamos, por recibirnos y escucharnos. Por el esmero que pone en las tareas de investigación que dio como resultado recuperar muchísimos objetos que fueron devueltos a las víctimas de hurtos y robos. Porque uno de los logros más importantes fue desbaratar una banda de delincuentes que se dedicaba a hacer "entraderas" a los abuelos solos, aprovechando la fragilidad de los ancianos. Porque recuperó la confianza en la policía con su sencillez y honesto proceder, porque como dijo Jesús: "Por sus frutos los conoceréis". Por su gran compromiso y por ser un gran servidor para cada vecino que lo necesita. Por todo esto y más, gracias totales para nuestro comisario y todo el personal de la Sub 27.

Los micros de la calle Santa Fe

Futuro intendente de esta querida ciudad, deseo pedir fervientemente que alivien la cantidad de micros que circulan diariamente por calle Santa Fe. La contaminación auditiva y gaseosa ya se torna un peligro evidente para los que ahí vivimos. Algunas líneas que ingresan al centro por corrientes o Pte. Roca bien podrían tomar por Rioja hasta avenida Francia y ahí retornar a sus recorridos habituales.

Pichincha endiablada

Hay un sonido que brota de las paredes, hay un golpe rítmico que le marca el compás a las maldiciones, hay tintineos de vidrios, hay murmullos que aturden, hay deambulantes inquietos, hay rechinares agudos de metales arrastrados, hay mudanzas de objetos macizos, hay carcajadas maléficas que perforan los oídos, hay gritos sordos que asustan como fantasmas, hay platos que aplauden antes de ser guardados, hay pasos rasposos y pasos que cloquean, hay portones trémulos que ronronean cuando se van a dormir, hay "clinclines" de llaves y de cerraduras, hay rugidos de motos que se alejan, hay plásticos que silban cuando se rozan, hay chasquidos de encendedores que alumbran el último cigarrillo. ¿Acaso es la escena de un cuento de Edgar Allan Poe? ¡No! Es Pichincha que está endiablada, endemoniada, enloquecida. Pichincha no duerme. Pichincha no descansa hasta que todo esto termina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario