Cartas de lectores

Las últimas lluvias le dieron nueva vida al maíz y apuntalaron al trigo

Las precipitaciones llegaron justo para evitar que una gran cantidad de hectáreas maiceras pasaran a soja. La campaña, a buen ritmo.

Sábado 29 de Septiembre de 2018

Las lluvias que se registraron durante la última semana en gran parte del área agrícola nacional mejoraron los niveles de humedad en los primeros centímetros del perfil y, de esta manera, mejoraron las perspectivas para la próxima siembra de gruesa 2018-2019, pero también trajeron un alivio a los trigos implantados y en plena encañazón.

Así lo consignó el Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, cuyos técnicos destacaron que a “la fecha, la incorporación de lotes de maíz con destino grano comercial ya se encuentra en el 5,4 % de las 5,8 millones de hectáreas estimadas para la actual campaña 2018-2019”.

Ese mismo escenario fue el que describió la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Rosario, cuyo último informe reveló que las lluvias fueron moderadas pero claves y permitieron mantener la siembra de 1,2 millón de hectáreas en la zona núcleo.

“Estaba muy retrasada, pero ahora la siembra tendrá una actividad febril”, indicó el informe de GEA y también aseguró que “los trigos, en encañazón y ya algunos en hoja bandera, pasarán los próximos días sin síntomas de falta de agua”.

GEA apuntó que la siembra se reactiva y deja atrás el fantasma de pasar de largo esta decisión de encarar el cultivo de maíz e inclinarse sólo por la soja. “La falta de humedad comenzaba a poner en dudas la concreción de los planes de siembra. Si fallaban las precipitaciones no se descartaba el pasaje a soja. Por eso las lluvias fueron claves para sostener el área e intención de 1,2 millones de hectáreas de maíz”, agregó el informe.

Hasta la semana pasada, la región llevaba implantado sólo un 15% de maíz. El año pasado, para esta misma fecha, el progreso de la siembra era del 40%.

“Las precipitación también son muy importantes para los maíces que ya se implantaron, ya que en el centro-sur de Santa Fe estaban germinando muy desparejos”, indicó GEA.

Por otra parte, señaló que se espera una gran respuesta del trigo tras las lluvias. “Cuando parecía que iban a desmejorar por el déficit hídrico, aparecieron las lluvias. Si bien ha sido un aporte moderado, se espera un importante impulso para el cultivo. Pero hubo pérdidas de macollos. En los lotes más adelantados cayó el potencial de rinde”, detalló.

En tanto, “para los lotes que se encuentran en hoja bandera y en 10 días más comenzarán a espigar esta lluvia ha sido clave para no seguir resignando rinde”.

De todos modos, “sigue habiendo necesidad de nuevas lluvias, especialmente en la zona de Córdoba, donde las precipitaciones fueron sólo 5 a 15 milímetros”.

De todas formas, GEA detalló que bajó el estrés que se estaba observando y ahora hay una pequeña tregua, pero tienen que llegar las lluvias en forma importante para pasar adecuadamente el periodo más crítico del cultivo.

“En el 50% del área GEA, el cultivo recibe muy buenas calificaciones. El trigo está atravesando etapas que van de macollaje (25%) hasta pleno encañazón (70%). En algunos cuadros ya se observa la hoja bandera (5%)”, detalló el informe.

En ese contexto, las enfermedades foliares dispararon pulverizaciones masivas. “Hay ciertas variedades muy susceptibles al ataque de roya y mancha amarilla que requieren extremar los cuidados. Por ello, ya se han efectuado controles en los lotes más tempranos de trigo por roya amarilla. En pocos días más se seguirá con los ciclos más cortos”, agregó GEA.


Girasol. Por otra parte, el PAS de la Bolsa de Buenos Aires detalló que la siembra de girasol también progresó hacia regiones del centro del área agrícola, mientras que los lotes implantados en fechas tempranas diferencian entre 4 y 8 hojas con una condición de cultivo que varía entre normal y buena, con una presión sanitaria normal.

Mientras que “en cuanto a las 6,1 millones de hectáreas sembradas con trigo durante la presente campaña, el 37,9 % mantiene una condición de humedad adecuada gracias a las precipitaciones que se registraron en los últimos días”, precisaron los especialistas del PAS.

Expresaron que “los lotes más adelantados se encuentran llenando granos sobre las regiones del NOA, bajo una condición de cultivo regular que limita el potencial de rendimiento de los lotes más afectados”.

En sectores del centro del país, el trigo comenzó a diferenciar las primeras etapas reproductivas del ciclo fenológico, bajo una presión sanitaria caracterizada por presencia de roya amarilla y pulgones, se informó.


Definición del trigo. El Sistema de Estimaciones Agrícolas del Centro - Norte de la provincia que realiza la Bolsa de Comercio de Santa Fe y el Ministerio de la Producción advirtió que “comenzó la definición de la cosecha fina, siendo el trigo el gran actor”.

La semana presentó algunas tormentas, con el paso de dos frentes con fuertes vientos, pedreas y precipitaciones, cuyos registros oscilaron entre 05 y 40 mm. “Lo común en toda el área de estudio fue el progresivo aumento de las temperaturas medias, con marcas térmicas muy próximas a los 40º”, precisaron desde la Bolsa.

El informe detalla que avanzan las aplicaciones de herbicidas para el control de las malezas en los lotes con destino a soja de primera, para el logro del máximo control de las mismas y fungicidas preventivos en cultivares de trigo.

En el mercado de granos, los precios del cereal fino reflejan el ajustado empalme entre cosechas. Según un informe de Francisco Ramseyer y Emilce Terré, para la Bolsa de Comercio de Rosario, la brecha entre el trigo disponible y el futuro a cosecha se duplicó en una semana, al aumentar la posición más cercana un 7%, mientras que el futuro diciembre para entrega en Rosario cayó un 1% en el ínterin.

La rápida comercialización de trigo en la campaña actual deja existencias por menos de la mitad del volumen promedio de los últimos tres años para mediados de septiembre. De una oferta total del grano de 19 millones de toneladas, al 12 de septiembre los compradores finales del grano (exportadores e industriales) apenas tienen 2,3 millones de toneladas disponibles, menos de la mitad de lo que restaba, en promedio, para comprar a la misma altura del año en las últimas tres campañas.

A la fecha ya se anotaron exportaciones por casi la totalidad del saldo exportable, superando en casi 10 puntos porcentuales el cociente entre compromisos externos y exportaciones del promedio de los últimos tres años.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario