Cartas de lectores

Las dos caras de mi Rosario

Tengo 33 años y nací en Rosario. En la actualidad vivo en la localidad de Plaza Huincul, Neuquén.

Viernes 08 de Febrero de 2019

Tengo 33 años y nací en Rosario. En la actualidad vivo en la localidad de Plaza Huincul, Neuquén. Hace unas semanas estuve en mi hermosa ciudad. Debo admitir que está cada vez más bella. La noche rosarina ofrece incontables lugares para disfrutar. Pero, ¿qué sensación me queda al revivir la otra cara de la realidad en mi hermosa ciudad? ¿Qué sensación me queda al ver niños de entre 4 y 12 años ofreciendo estampitas en los bares, vendiendo lapiceras bajo el sol agobiante en el centro, pidiendo comida? Una noche estaba en la puerta del hotel frente a la terminal de ómnibus y un nene de 11 años junto a su hermanito de 7 pasó por la vereda de enfrente, levantó algo del piso y se me acercó. Me preguntó: "¿Señor, esto es suyo?". Era un billete de 500 pesos, el niño, tan honesto, se cruzó a preguntar si era mío; le dije que no, y me dijo: "entonces me lo mandó Diosito por mi cumpleaños, ahora voy a comprar algo para comer con mi hermano y mañana me voy al centro a comprar útiles para el cole". Esto me deja que, a pesar de la durísima situación que seguro debe estar pasando en su hogar ese nene, no abandona el estudio, ¡Qué genio! Aclaro, las edades de estos niños vendedores ambulantes y cartoneros, de entre 4 y 12 años porque lamentablemente a los 13 ya cambian de profesión. Los niños se sumergen en el oscuro mundo de las drogas y la delincuencia, y las niñas en la prostitución. Sí, prostitución en zona de la terminal, en plena calle Santa Fe, donde las niñas mayores de 13 años ofrecen sexo a cambio de dinero. Lo más aberrante y despreciable es ver a los hombres, que seguramente deben ser padres, tíos o abuelos, consumiendo los servicios que las jóvenes ofrecen. Una ciudad tan bella, elegante y enorme, que se ve opacada por la gran cantidad de pobreza en sus villas miserias. Gran cantidad de niños mal hablados, gran cantidad de indigentes en las calles. Nací en Rosario, me crié en Rosario, amo Rosario y amo su gente. Por eso lloro al ver que los representantes políticos nunca encontraron la fórmula para terminar con la pobreza en la ciudad.

José Matías Soto
DNI 32.515.883


Descuentos engañosos por portabilidad

Hace unos días recibí un llamado desde Córdoba supuestamente de Telecom Personal. La asesora de nombre Mayra Cabrera me ofreció una serie de importantes descuentos en mi servicios de Cablevisión y Fibertel si accedía a pasar mis líneas que tenía en Claro a la empresa Personal. Tenían todos mis datos y accedían al sistema de la empresa. Convencido de la conveniencia y de los beneficios de la portabilidad, accedí a la portabilidad de mis líneas. Era todo un engaño. Llamé a las empresas y tuve que ir personalmente al centro de atención a clientes de Personal donde me explicaron que esos descuentos no existen. Lo mismo sucedió en Fibertel. Ahora bien, la portabilidad esta gente que me engañó la hizo, la concretó. Es decir ellos acceden al sistema, son agentes de Personal. Me pregunto cómo pueden operar tan impunemente? ¿Por qué somos presa de esta situación monopólica producto de la fusión de estas importantes empresas? No tenemos quien nos defienda de esto. Esta gente sigue obrando impunemente engañando usuarios aprovechando nuestra necesidad de acceder a descuentos para tratar de paliar la inflación que consume nuestros ingresos. Una verdadera vergüenza más.

Arístides Alvarez
DNI 14.081.530


Cuestionamientos a una jueza

La jueza Forno de Piedrabuena (Juzgado Civil y Comercial de la 3ª Nominación de la ciudad de Santa Fe) desde hace años viene renovando una cautelar en contra de mi persona y otros demandados, mediante la cual mantiene embargados bienes de quien habla y los codemandados por una diferencia de criterios interpretativos, que es lo que debería resolver la jueza. Con su proceder está contrariando lo dispuesto por la Corte Suprema de Justicia de la Nación cuando dictaminó que "la vigencia de la medida cautelar no puede quedar librada a la extensión temporal de un juicio ordinario, cuya excesiva duración puede convertirla, en los hechos, en una sentencia definitiva" (Radio y Televisión Trenque Lauquen S.A. C/ e.n. s/ Medida Cautelar), lo cual motivó un pedido de informe de la Legislatura provincial al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Lo sorprendente del caso es que se trata de la misma jueza que, con sorprendente celeridad y en plena feria judicial, levantó una cautelar dictada por otro juez que prohibía las fumigaciones terrestres a menos de 400 metros y las aéreas a menos de 1.000 metros de la planta urbana de Sastre. Ambos casos, aunque parezcan contradictorios, tienen algo en común: los perjudicados no somos personas adineradas, los favorecidos sí.

Carlos E Galiano
DNI 12.523.270


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});