Cartas de lectores

Lágrimas negras

Llueven cenizas. No hay lugar donde esconderse. No se puede respirar. Nos condenan a vivir otra enfermedad respiratoria que agrava más la situación producida por el coronavirus.

Jueves 18 de Junio de 2020

Llueven cenizas. No hay lugar donde esconderse. No se puede respirar. Nos condenan a vivir otra enfermedad respiratoria que agrava más la situación producida por el coronavirus. Están ejerciendo violencia de género humano y animal, pero la Justicia mira para otro lado. ¿Parálisis justiciera o intereses personales en juego? ¿Cuántas pruebas necesita un fiscal federal para actuar? La pequeña laguna artificial de MundoAparte está cubierta por partículas aceitosas que la opacan, nunca había pasado esto en 20 años. Los bebederos de los animales no aguantan limpios más de un día. ¿Qué le pasa a la dirigencia política entrerriana? ¿Qué le pasa al sector educativo? ¿Qué le pasa a los ciudadanos? Señor intendente de Victoria, ¿le parece normal autorizar fiestas electrónicas en el humedal a cambio de un "alquiler"? ¿Ustedes se sienten argentinos y litoraleños? ¿Nunca estudiaron el valor inmensurable de los humedales? No merecen administrar el territorio con el que fueron bendecidos y que nos beneficia a todos. Son hijos de la más pura soberbia humana. Las islas no necesitan mejorar sus pasturas, son silvestres. No es lugar para ganado vacuno, sobretodo cuando se tiene una versión libre y degenerada de lo llamado "sustentable". Existe algo superior a la legislación vigente: ética, solidaridad y empatía con la especie a la que pertenecemos y con las demás formas de vida. Miles de aves, mamíferos, insectos y reptiles mueren quemados por el fuego. Son desalojados del hábitat que les es propio sin que encuentren refugio a tanta persecución incendiaria. Bárbaros. No demuestran ninguna responsabilidad social, no pueden gobernar, no se animan a legislar. Cobardes. No les importa además el riesgo de vida que toman los brigadistas. Ellos deberían actuar solo ante fenómenos naturales impredecibles, no intencionales. Me avergüenza que ustedes sean argentinos, porque la patria es el suelo y el suelo es soberanía. Nos han demostrado irresponsabilidad civil, menosprecio del humedal y sordera ante el dolor de la vida. La naturaleza que Dios les ha brindado, seguro utilizaría ante ustedes las palabras pronunciadas por el incomprendido doctor Rene Favaloro: ¨Yo me conformaría con que el corazón de los argentinos tuviera tres cosas: honestidad, responsabilidad y solidaridad¨.

María Esther Linaro

Presidenta de la Asocciación Identidad Ecológica Proyecto MundoAparte

Un nuevo orden social se impone (II)

Felicito al señor Manuel Basanta por su carta publicada el 16 de junio pasado, titulada "Un nuevo orden social se impone". Ciertamente ya no se trata de las mal llamadas "teorías de conspiración", sino de las propias declaraciones de periodistas oficialistas como el "Gato" Sylvestre y Rosario Lufrano que con bombos y platillos han anunciado el "nuevo orden mundial" (literalmente) a tono con los grandes popes de la oligarquía financiera y políticos de EEUU y Europa que repiten el mismo libreto en todas partes (por ejemplo el presidente de España, Pedro Sánchez). Habrá que familiarizarse con la nueva terminología empleada por las voces oficiales que nos gobiernan: "nueva normalidad", "gobernanza global", "nuevo orden social", "nuevo orden mundial", o cualquiera de sus variantes. Por lo visto "imperialismo" y "globalismo" no son antagónicos sino sinónimos: que cada cual le llame como quiera, lo que importa es la semántica.

Mathias Orué Suleimán

Necesitamos una ley contra la quema

Hoy hay mucha trascendencia del tema de las quemas de campos por los problemas ocasionados en las islas entrerrianas para las ciudades santafesinas. Sin embargo, poco se habla de las situaciones generadas en las rutas en que los incendios de los campos provocan siniestros viales, muchos de ellos con víctimas mortales. También se habla muy poco de las quemas de los bosques para aplicar el campo a la actividad agrícola ganadera. Pedimos una solución de "raíz" y que consiste en una ley nacional contra la quema intencional de campos y que en caso de no ser respetada se castigue con la pérdida de la propiedad sobre el sector de tierras afectadas, quedando a disponibilidad del Estado para usos sociales. Será justicia.

Claudio E. Gershanik

DNI 10.833.756

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario