historia

La Sociedad de Beneficencia (II)

Martes 25 de Mayo de 2021

Muy interesante la carta de los lectores firmada por Liliana Olivieri, publicada el sábado pasado. Es difícil imaginar la realidad que le tocó vivir a la sociedad rosarina de esa época. Mi propósito es recordar a Angela Nicolorich de Cullen, presidenta de la Sociedad Protectora de los Cautivos. Está enterrada en la iglesia Catedral de Rosario, junto a su marido José María Cullen. Según tradición familiar ellos en vida encargaron el altar de la Sagrada Familia, hecho en madera policromada, a cuyos pies está la tumba. Según la tradición familiar era “Angélica” por lo buena y devota, haciendo honor al nombre de “tía Angelita”.

María Angélica Inés Sánchez Almeyra

DNI 5.088545

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario