Cartas de lectores

La salud pública rosarina

Por medio de la presente y sintiéndonos conmovidos por el caso del pequeño Benjamín, deseamos expresar nuestro más sincero agradecimiento y reconocimiento a la calidad en la labor que realizan todos los profesionales de la salud pública rosarina.

Jueves 29 de Agosto de 2019

Por medio de la presente y sintiéndonos conmovidos por el caso del pequeño Benjamín, deseamos expresar nuestro más sincero agradecimiento y reconocimiento a la calidad en la labor que realizan todos los profesionales de la salud pública rosarina. Somos una familia oriunda de esta ciudad, residentes en Rubí, Barcelona, España, donde nació nuestro hijo Ignacio el 8 de junio del 2015, quien padece una enfermedad genética neurológica, la que cursa con un retraso generalizado y epilepsia refractaria. Esta patología ha sido tratada desde sus orígenes en el Hospital Universitario Vall d'Hebron (Barcelona). Sin embargo, en el año 2017 decidimos realizar una segunda consulta médica en nuestra ciudad natal. Conociendo la situación que transita Benjamín, su familia, y su entorno, nos sentimos identificados y no podemos obviar la inmensa satisfacción y orgullo que nos despertó en su momento tanto la vocación médica como también la gran calidez humana de los diferentes equipos del Hospital "Víctor J. Vilela", en la Maternidad Martin, el Ilar (en sus seguimientos y en la confección de artículos ortopédicos), y en la recurrente atención domiciliaria recibida por parte de Urgencias. Por último, y basándonos en nuestra experiencia cotidiana, le deseamos a la familia Biñale una pronta recuperación, la cual se logrará acompañada del amor, la paciencia y perseverancia familiar. Muchas gracias y saludos cordiales.

Perla Doris Diaz

DNI 27.234.578

Hernan Javier Nuñez

DNI 27.606.508

Autopublicidad inútil

A los senadores y diputados de las respectivas Cámaras de la provincia de Santa Fe, los ciudadanos les pagamos por leyes dictadas por ellos mismos suculentos sueldos y viáticos desproporcionados a la realidad social y que, por supuesto, no se dan a conocer. No contentos con eso, estos señores se autopublicitan con una muy costosa y permanente propaganda radial, que también pagamos nosotros. ¿Sería mucho pedirles, y más en esta época de crisis, que cesen en ese gasto inútil? Aunque sea por un mínimo decoro, y por algún respeto a la población.

Roque Sanguinetti

A los directivos de Central

Es una vergüenza total, nos hacen aparecer en todos los canales de televisión del país como deudores de salarios a jugadores, cuando hasta hace dos años manejaron cifras millonarias en las arcas del club (dónde está la plata, deben explicar de una buena vez qué paso). Tuvieron problemas que no se aprobaba el presupuesto del año hace menos de dos meses, por algo será. Se aprobó para no poner en riesgo a Central con la Superliga y ahora otra vez falta el dinero. No hay dudas del desmanejo que hicieron con las inferiores vendiendo jugadores menores o dejando libres a otros que se podían ceder a préstamo. La semana pasada hubo una devolución de cheques por casi $ 7.000.000, entre los que figuraban salarios de varios jugadores. Hay que ser muy tránsfuga para firmar lo que no se va a cumplir de antemano. Ir al estadio y ver su estado deplorable es lastimoso, pero nada les importa, siguen dando empleo a sus amigotes, por algo después sacan el 70 por ciento en una elección. No tienen vergüenza, son extremadamente caraduras y soberbios. Espero que estos señores y todos los que los votaron se hagan responsables de la situación económica y deportiva por la que atraviesa Central. Deben entregar el club ya y llamar a elecciones, cosa que dudo.

Ruben Nebbia

DNI 6.070.815

¿Cómo pueden votar así? (II)

Estoy en un todo de acuerdo por lo dicho en la carta de lectores aparecida el domingo 25 de agosto en este diario, firmada por el señor Leandro Gentile. Pero lo que no ha tenido en cuenta es que lo que falla es la ley. Debería existir una que prohíba presentarse como candidatos a autoridades nacionales a aquellas personas procesadas sin resolución firme, a las que en caso de hallárselas inocentes deberían acceder a su solicitud de presentarse en listas de candidatos para ser votados como autoridades nacionales. Es decir que la falla es legal y por eso es que en este bendito país tiene tanto valor el de una persona no corrupta, decente y con todas las virtudes de una persona de bien pueda competir con otra con un montón de juicios penales pendientes sin saberse si es culpable o no. Estoy seguro que de dictarse una ley como la que he propuesto se terminarían esas ida y vueltas con personajes siniestros que abundan aquí en la Argentina.

Bernardo Koosnac

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario