Reflexiones

La objetividad es esperanzadora

Domingo 18 de Julio de 2021

Una vieja expresión popular dice: “La esperanza es lo último que se pierde”. Indudablemente, esta es una expresión totalmente nefasta. Al cristiano o creyente de cualquier religión, la expresión que lo debe mover, es “voy con la esperanza de…”. O sea, su esperanza tiene que ir adelante. Porque la misma es optimista, movilizadora, alentadora y sirve de soporte en las malas situaciones. Los argentinos, desde hace varias décadas vivimos con la expresión citada inicialmente. Basta dar una vuelta por el centro de la ciudad y observar los ojos de la gente, para ver la depresión y el desánimo que los tiene presos. Cada uno que acepte que esto es así, sabrá cuál es la causa de su aparente malestar. Por suerte, se usan los barbijos, que permiten ver la mitad del rostro solamente, y esconder la desalentadora falta de sonrisa y de placer en la gente. Y no es para menos este suceso, siendo que a diario andamos cargando diversas “mochilas” de peso insoportable, llámense estas problemas económicos, familiares, sociales, enfermedades, pérdidas, falta de contención, desorden, pobreza, injusticia, dolor. Nos urge la aparición de un Cirineo, que nos ayude en la desgracia. Desgracias que son múltiples, como los malestares aludidos. Un viejo axioma de los budistas, dice: “cuando el sabio señala la Luna, los tontos miran el dedo”. Las diversas religiones existentes en nuestra ciudad, nos enseñan a apuntar bien la mirada. Está también el conocido ejemplo del cono, para que lo pongamos en práctica. Para quienes lo desconozcan, se trata de mirar los objetos ya sea desde el extremo circular pequeño hacia el más grande y al revés, para mirar mejor los objetos y lo que los rodea. Ser objetivos ya es ser esperanzados.

Daniel Chavez

DNI 12.161.930

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario