Estados Unidos

La Justicia frenó el decreto migratorio de Trump

Un juez federal estadounidense suspendió ayer el más reciente decreto del presidente Donald Trump sobre el ingreso de ciudadanos de seis países de mayoría musulmana, en un nuevo tropiezo para la Casa Blanca. El juez Derrick Watson, del Estado de Hawai, suspendió a nivel nacional la aplicación del decreto anunciado por Trump el 25 de septiembre en lo referido al veto para ciudadanos de Chad, Irán, Libia, Somalia, Siria y Yemen, pero mantuvo el bloqueo a funcionarios norcoreanos y venezolanos. Este decreto debía entrar en vigor hoy, y la suspensión de su implementación representa una nueva derrota a las tentativas de Trump de cumplir una controvertida promesa de campaña, de cerrar el país al ingreso de inmigrantes y refugiados musulmanes.

Miércoles 18 de Octubre de 2017

Un juez federal estadounidense suspendió ayer el más reciente decreto del presidente Donald Trump sobre el ingreso de ciudadanos de seis países de mayoría musulmana, en un nuevo tropiezo para la Casa Blanca. El juez Derrick Watson, del Estado de Hawai, suspendió a nivel nacional la aplicación del decreto anunciado por Trump el 25 de septiembre en lo referido al veto para ciudadanos de Chad, Irán, Libia, Somalia, Siria y Yemen, pero mantuvo el bloqueo a funcionarios norcoreanos y venezolanos. Este decreto debía entrar en vigor hoy, y la suspensión de su implementación representa una nueva derrota a las tentativas de Trump de cumplir una controvertida promesa de campaña, de cerrar el país al ingreso de inmigrantes y refugiados musulmanes.

En un documento de 40 páginas, el juez Watson dijo que el decreto del 25 de septiembre "sufre del mismo mal que el anterior": no prueba que el ingreso al país a "150 millones de personas de seis países sería un perjuicio a los intereses de Estados Unidos".

La reacción de la Casa Blanca fue inmediata, y en una nota oficial apuntó que la decisión "peligrosamente equivocada" del juez Watson "mina los esfuerzos del presidente para mantener seguros a los estadounidenses". Añadió que el Departamento de Justicia "defenderá vigorosamente" la iniciativa presidencial.

Tercer decreto, tercer tropiezo -

En tanto, la secretaria interina de Seguridad Interna, Elaine Duke, apuntó en una nota que el gobierno "cumplirá con la orden judicial" pero añadió que esperaba "prevalecer en esta materia después de una apelación". Se trata así del tercer tropiezo de Trump en su tentativa de imponer un sistema que dificulte o impida el ingreso al país para inmigrantes y refugiados provenientes de países de mayoría musulmana, alegando aspectos de seguridad nacional. Sin embargo, ya desde el primer decreto —emitido pocos días después de su llegada a la Casa Blanca en enero— la iniciativa fue objeto de críticas por supuesta discriminación religiosa. El primero de los decretos fue bloqueado rápidamente por considerar que afectaba a musulmanes apenas por su religión, en violación al principio constitucional de libertad religiosa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario