Cartas de lectores

La judeofobia en acción

Existen oportunidades en las que creemos odiar a alguien. Razonar diluye de inmediato ese pensamiento.

Sábado 13 de Julio de 2019

Existen oportunidades en las que creemos odiar a alguien. Razonar diluye de inmediato ese pensamiento. La gravedad del odio radica en que hay seres que lo apoyan permanentemente. Concretan su maldad adhiriendo a cualquier ideología en línea con sus pensamientos letales, siempre y cuando sean otros los que deban matar, torturar, humillar, violar o despojar. Aplauden a judeofóbicos que les proporcionan argumentos ridículos para deleite de su odio racial: “el judío es leproso, vengativo, provocador, sucio, sus ritos son satánicos, es avaro, dominador y manipulador”. Lo grave es que durante milenios se siguen creyendo esas falacias. Estos son momentos en que la judeofobia está en primera plana. Personajes públicos que pregonan su odio al judaísmo y al sionismo, grupos neonazis que intentan por la fuerza imponer ideas segregacionistas, terroristas invaden al Estado de Israel, buscan reeditar el “Mein Kampf” de Hitler, atacan salvajemente lugares sagrados como sinagogas, cementerios judíos o instituciones caritativas. Los judíos somos un pueblo muy viejo. Hemos visto todo y no nos olvidamos nada. En medio de tanto horror y sufrimiento se nos desarrolló un sexto sentido, una hipersensibilidad, una intuición acerca de lo que vendrá. En este mundo de ocho mil millones de almas los judíos totalizamos apenas dieciséis millones. ¿Cómo es posible pretender que al Pueblo de Dios se le adjudique responsabilidad por las actuales carencias, tamañas inequidades, desigualdades, guerras, persecuciones? Los judíos sólo queremos vivir en paz porque bastante hemos sufrido a lo largo de la historia. Ayúdennos para poder cumplir nuestro sueño.

DNI 6.012.531

Gracias por tanta solidaridad

A raíz del trágico accidente acaecido el 5 de julio pasado en cercanías de Cañada de Gómez, y donde falleciera una azafata uruguaya de la Empresa General Artigas (EGA), corresponde agradecer públicamente a todos aquellos quienes humanitaria y solidariamente hicieron todo lo posible para afrontar las consecuencias del siniestro, en particular a la cónsul general de la República Oriental del Uruguay en Argentina, Elizabeth Moretti, así como a la Dirección de Asuntos Consulares-Asistencia al Compatriota, especialmente a la jefa de división, Cecilia Lima, y a María Iglesias, por el apoyo constante que hiciera viable obtener toda la documentación necesaria para que el traslado del cuerpo de la compañera Luciana del Pino Rosano pudiera realizarse el día sábado, propiciando que la directora del Hospital de Cañada de Gómez se presentara cuando arribaron los familiares y emitiera la partida de defunción. Se logró que se flexibilizaran trámites formales para no tener que esperar hasta el miércoles a causa de los feriados del lunes y martes. Asimismo, al jefe de Aduana en Fray Bentos, Federico Garmendia, que facilitó todo lo relativo al pasaje por Aduana con el servicio fúnebre. Al director general de Transporte, Felipe Martín, y la escribana Magalí Mauad, a la Unidad Nacional de Seguridad y Educación Vial del Uruguay, en particular a su presidente, Fernando Longo, y la doctora Karina Di Castro, quienes ofrecieron su ayuda y promovieron todas las acciones necesarias con sus pares argentinos, a fin de facilitar los trámites necesarios para mitigarlas consecuencias del accidente. A la policía, bomberos, Defensa y Registro Civil, Municipalidad, que atendieron a los pasajeros, la Fiscalía y Hospital de Cañada de Gómez por la solidaridad recibida en todo momento. A nuestros funcionarios encargados de Agencia EGA Córdoba, Rosario y de Montevideo, quienes se trasladaron al lugar del hecho y agilizaron y resolvieron todo trámite que se presentaba; asistiendo a los pasajeros; recibiendo a los familiares en el accidente; preocupándose por el chofer lesionado; sosteniendo al otro chofer que quedó en shock tras lo ocurrido, e incluso, acompañando a nuestra compañera fallecida todo el trayecto hasta la llegada a Uruguay, asegurándose de que todo saliera bien. A los pasajeros que prestaron auxilio entre sí y a los choferes. Su denodada colaboración ha sido de valiosa ayuda en horas tan difíciles.

Empresa General Artigas (EGA) Rosario

Banelco, vergonzoso

El 3 de julio pasado quise pagar impuestos y servicios con mi tarjeta Banelco en un Santa Fe Servicios. Al pasarla, el sistema decía "error de comunicación" y no pude efectuar el pago. Pero al otro día, me salió debitado el importe de mi cuenta. Inmediatamente, hice el reclamo al banco donde cobro y me dijeron que es un error de Banelco y que ellos van a tardar 10 días hábiles para acreditarlo en mi cuenta. El "grave error" es de ellos, pero el que no dispone del dinero soy yo. Una vergüenza.

DNI 8.617.259

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario