Cartas de lectores

La iglesia de Judas

Domingo 08 de Diciembre de 2019

Más allá del tibio reconocimiento de la Iglesia Católica ante los numerosos casos de pedofilia y abuso sexual dentro de su seno, se advierte la enorme incomodidad y fastidio que experimenta al tener que dar una respuesta valedera al escándalo que significan estos crímenes perpetrados por religiosos. Creo que estos delitos agudizan aún más la crisis fenomenal que está experimentando hoy la Iglesia Católica. Se advierte un descreimiento pronunciado por parte de la feligresía que lamentablemente se traduce en la merma de su asistencia a la Santa Misa y en las escasas vocaciones sacerdotales. Particularmente, no creo que esté en juego aquí la fe cristiana en sí misma, pero sí creo que ha nacido un categórico espíritu crítico contra la institución de la Iglesia Católica a nivel mundial a causa de estos deleznables crímenes. Es que con el mea culpa y el consuelo cristiano no alcanza para abordar esta grave situación. Para eso están los profesionales de la psicología. Es preciso que la Iglesia Católica, se ponga del lado de la Justicia Ordinaria, le retire su paraguas institucional al religioso delincuente y lo expulse sin más de sus filas, sin consideración alguna hacia su jerarquía eclesiástica. Finalmente, la Iglesia Católica debe experimentar un cambio radical en su actitud frente a estos hechos. Debe comprender que los damnificados en este escándalo son dos, y no sólo uno. La víctima del delito sexual por un lado, y la Iglesia Católica en sí misma, en cuanto al impacto institucional que tales crímenes provocan dentro de su seno y a las nefastas consecuencias que se traducen a posteriori en las relaciones con sus feligreses. Una Iglesia ciega, sorda y muda ante estos hechos, no nos sirve. Delinque por omisión. Sólo de este modo la Iglesia enterrará definitivamente a la Iglesia de Judas, para ir reconstruyendo poco a poco la genuina Iglesia de Jesús, a quien sólo le bastaba una túnica ceñida a la cintura y un par de sandalias para predicar la Palabra de Dios y dar testimonio de vida cristiana.

Apoyo a la nueva gestión

Como lo hemos hecho desde que nos conformamos (2007) apoyamos a la nueva gestión que estará a cargo de la Secretaría de Salud Pública de la ciudad de Rosario y del Ministerio de Salud de la Provincia de Santa Fe. Desde nuestra ONG seguiremos trabajando junto a ambas, motivados por la alegría que nos produce comprobar que cada vez más y más habitantes de Rosario y ciudades aledañas van conociendo a las hepatitis virales crónicas, se vacunan y se realizan las detecciones necesarias, especialmente en estos tiempos donde se ha logrado la cura de la hepatitis C. Para ello hemos elaborado un proyecto de trabajo para el año que se inicia y que haremos llegar a quien corresponda para su aprobación, luego de la asunción del nuevo gobierno. El mismo intenta ser austero, acorde a los tiempos que corren, y a las intenciones manifestadas, siempre recordando que en materia de salud, el dinero que se emplea es una inversión, no un gasto. Las ONGs somos un apoyo popular con gran conocimiento de lo que defendemos y allí estaremos, como siempre contribuyendo solamente por la salud de la población.

¿Atacar la desigualdad?

El presidente electo, el 25 de noviembre y con vehemente énfasis, aseguró: "Si no atacamos la desigualdad, no atacamos la inseguridad". En criminología, ese ideario es falso. En efecto, la desigualdad social es inexorable. Y en principio benéfica, ya que mal podemos ser iguales entre nosotros los que odian estudiar, los vagos, los malvados y demás personas tóxicas contra sí mismas y, lo que es peor, contra los demás. La Declaración de la Independencia norteamericana, redactada por Jefferson, promete que se depararán a todos "igualdad de oportunidades en procura de la felicidad". No promete "la" felicidad. Tal vez Alberto Fernández debió sugerir que se combatiría la pobreza. Pero eso es otra cosa. Incluso imposible. Solamente podemos intentar que día a día no aumente tanto el número de pobres. Con la política de siempre: transferir recursos de una clase social a otra y encajarnos más impuestos a favor del voraz y ya insaciable Estado. Puesto que hemos pasado de la dictadura al terrorismo fiscal. En los tres estamentos: Nación, provincias y municipios.

Correcciones en el transporte público

Me permito sugerirle al intendente electo una corrección necesaria en los recorridos de algunas líneas del transporte urbano de pasajeros. Algunas interurbanas que ingresan al centro por Presidente Roca pueden doblar en Rioja hasta avenida Francia y ahí tomar por Santa Fe. Así se aliviaría en algo la contaminación ambiental y auditiva que actualmente sufrimos los vecinos de esta última calle, los que estaríamos eternamente agradecidos.

Declaración de guerra

¿Cristina Fernández fue a declarar o fue a amedrentar a los jueces con una proclama de guerra? Esto desborda nuestra capacidad de asombro. Tampoco hay que quitarle méritos, es ecuánime a la hora de repartir culpas entre fiscales y jueces. Hasta la ligó el "Gato" como ideólogo de su infortunio. Cuando distraían los fondos él era Jefe de Gobierno de CABA y estaba en trámite de casarse con "la hechicera", presumo que no tiene nada que ver. Hay que agregar lo inobjetable de su habilidad para sacarse el lazo de encima desviando el motivo por el cual fue convocada, casi termina dando las recetas de su abuela. Por la vehemencia, los gritos y golpes también entiendo por qué quería ser televisada, necesitaba regalar su imagen a los fans como una luchadora social, representante de las buenas artes políticas. Si hubiera sido tan inmaculada entiendo que debería haber renunciado a los fueros y presentarse a declarar sin tanta bambolla. La inclusión del presidente electo es parte del guión o lo metió por su verba descontrolada, si no fue consensuado a priori flaco favor le hizo.

La tragedia de la ruta nacional 2

Asistimos consternados y dolidos al fallecimiento de dos niñas, 50 heridos, dos de ellos amputados, como resultado de un accidente, tal vez evitable. Estos niños viajaban con la ilusión de un día de aventura (quizás su primera vez) lejos de los padres, dos de ellas vuelven en féretros y algunos amputados. A esta altura poco importa la responsabilidad o la inconveniencia de los buses de dos pisos, si la excursión es educativa o no, si se trata nada más que de un negocio; nadie los devolverá a la vida. Por eso se dice que cuando se llora es tarde. Además, no comprendo el propósito de viajar de noche para llegar a la apertura del acuario. ¿No sería mejor viajar a la luz del día? La visibilidad se reduce a la luz propia del vehículo por más que lo discutan. Deseo expresar por este medio mi respetuoso y solidario pésame a esas familias que no conozco, pero comparto su tremendo dolor en este aciago momento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario