Carta de lectores

La fuerza de Solange Muse

Miércoles 26 de Agosto de 2020

Voy a tratar de redactar esta carta con el mayor respeto hacia Solange y todos sus familiares, pero advierto que usaré la mayor energía posible para identificar a los responsables de una infamia que avergüenza a toda la Nación y su pueblo.

Solange: te fuiste sola, desamparada, acompañada por la muerte cruel, pero tuviste la fuerza necesaria para escribir una carta que debería ser el epitafio a poner en las tumbas (cuando les llegue el día) de los funcionarios tan parecidos a los nazis como Eichmann en su disciplina y orden que impusieron ferozmente en los campos de concentración. En primer lugar el imbécil (RAE: falto de inteligencia) Claudio Vignetta, del COE, que no tuvo siquiera el gesto moral de arrepentirse y dar las condolencias a tu padre y sólo se le ocurrió enviarlo de regreso a Plottier custodiado por ocho patrulleros como a un delincuente.

En segundo lugar al gobernador Schiaretti que impuso el cierre de fronteras en Córdoba, sin tener en cuenta que infringe varios artículos de la Constitución nacional que autorizan la libertad de circulación en todo el país a todo los habitantes del mismo. Y en tercer lugar al presidente Alberto Fernández, que gobierna con decretos DNU y nos maneja la vida, y nos regaña y nos miente en forma permanente, aconsejado por un gabinete de “científicos” y un conjunto de epidemiólogos al frente del cual está Ginés González García, que en el mes de febrero declaró que el virus estaba muy lejos y no llegaría nunca a la Argentina y lo traía pegado como un chicle a su trasero. Todos ellos deben pedir perdón a Solange y al pueblo en su totalidad. Sófocles dijo: “Un Estado donde queden impunes la insolencia y la libertad de hacerlo todo, termina por hundirse en el abismo”.

Jorge Rubnicius

DNI 4.392.258

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario