Cartas de lectores

La educación en el siglo XXI

El siglo XXI es el siglo del conocimiento, del avance científico y tecnológico.

Lunes 06 de Agosto de 2018

El siglo XXI es el siglo del conocimiento, del avance científico y tecnológico. Cada día se avanza con conocimientos nuevos, producto de la educación. Si analizamos los últimos 15 años, comprobamos que en la carrera entre la educación y la tecnología gana la segunda a costilla del costo humano y social. En la Argentina, tenemos escuelas públicas y privadas. La desigualdad educativa crea división futura. Todos los que pueden, mandan a sus hijos a escuelas privadas. Tuvimos el orgullo de que nuestra educación pública fuera un modelo. Nos enseñaban que hay un capital físico y un capital humano, que se destaca por la educación. Un estudio del Banco Mundial, aseguraba que el valor del capital humano, equivale a cuatro veces el valor del capital físico. Cuando entendamos que para evitar la pobreza debemos educar a todo el pueblo, sin excepción, entrando al siglo XXI con conocimientos que permitan competir en un mercado laboral altamente competitivo y exigente. Estamos comprobando que hace tiempo toda la familia debe trabajar y ayudar para mantener las condiciones de vida, que antes era función del jefe de la familia. Recuerdo cuando llegaba a puerto, los miles de trabajadores que cumplían tareas de estibadores, control de cereal, entre otras tareas. Hoy, todo automatizado. Aunque duela, debemos reconocer que este progreso deja desocupados a los que les falta un buen nivel de educación. Recordemos que el piso para cualquier trabajo es el secundario cumplido. Por ejemplo, en una empresa moderna se exige manejo de computadora, comprender funcionamiento, máquinas de control numérico, ordenadores, controles de producción, idioma inglés, entre otros requisitos. En todo el mundo desarrollado, hace varios años que se exigen trabajadores con mayor nivel de educación. Los informes europeos afirman que en el futuro inmediato se exigirán empleados con estudios superiores, universitarios. La obligación de nuestras autoridades es que todo el pueblo tenga iguales oportunidades para poder acceder a la educación superior. No perdamos la fe.

Carlos A. Borisenko
DNI 4.340.294


¡Qué mal que estamos!

El cualquier país serio y normal, con gente de bien, respetuosa de las leyes y responsable por su país, cuando matan a un policía, cosa que sucede muy de vez en cuando, todo el país se conmueve de pena y congoja. En cambio, en nuestro país cuando matan a un policía muy pocos se conmueven, a muchos no les importa, y otros con mentes violentas y atrofiadas aplauden, especialmente las organizaciones de derechos humanos y otras similares truchas. Estas organizaciones son las mismas que salieron a protestar una posible intervención de las Fuerzas Armadas en los problemas internos. Estas mismas organizaciones nada dijeron, es decir están de acuerdo, con los gobiernos criminales de Maduro y Ortega, que envían los militares a las calles a asesinar al pueblo. Niños, estudiantes, mujeres, ancianos y hasta obispos caen bajo las balas militares. Estas organizaciones, que no les interesa el país porque se manejan con oscuros intereses ideológicos, son defensores de los gobiernos populistas, progresistas de izquierda que terminan siempre siendo criminales y saqueadores como pasa en Venezuela, Nicaragua y el nuestro en menor medida que tuvimos experiencias similares. Estas organizaciones que fueron potenciadas por el gobierno anterior, que de acuerdo a la Justicia habían formado una banda para saquear al país, su misión es siempre contra la patria, con su frase "cuanto peor, mejor". En buena hora que las fuerzas de seguridad colaboren entre sí para eliminar este flagelo que es la inseguridad que hace que este país esté tan mal.

DNI 6.347.664


Tragedia en una escuela de Moreno

¿Por qué será que cuando se habla de los docentes es por muertes fatales, o porque hacen paro constantemente, o porque tienen tres meses de vacaciones? ¿Cuándo dejará de juzgar la sociedad la cantidad de horas por jornada, los salarios (cuyo básico en nuestra provincia es de $ 4.880), los días de vacaciones (que son los correspondientes a la antigüedad)? ¿Cuándo entenderá esa misma sociedad la importancia y la necesidad "insustituibles" de la institución educativa y su comunidad? Treinta años en escuela periférica.Y sí, 2018 con garrafas. Y sí, esa situación y tantísimas más, sosteniendo la realidad sin palabras sino concretamente en territorio: docentes multifuncionales. Copa de leche, pintura, talleres, interacción con el equipo técnico y todas sus implicancias.Y desde luego, cumplir con la currícula. Docentes, directivos y comunidad cubriendo todas las áreas: didáctico-pedagógicas, comedor, exigencias ministeriales, tareas entrañablemente humanitarias. He visto personalmente a quien fuera mi vicedirectora ir diariamente a curar a familias las heridas causadas en un accidente; a paralelas apoyando incondicionalmente con presencia y compromiso a niños con enfermedades terminales. Y sí, claro, en invierno intentar calentar un poquito el aula con una pequeña pantalla, o rogar que con calores agobiantes circulen las paletas de ventilador, no se corte la luz y haya agua. Trabajar en adicciones, inclusión, diversidad, educación sexual integral. Y tanto, tanto más. Quizás, si pudiéramos, cada uno en lo suyo, respetar, empatizar, sensibilizarnos, reflexionar, responsabilizarnos, escucharnos. Amor al corazón, manos al trabajo. ¿Y el Estado? El Estado a legislar, a hacerse presente en tiempo y forma y cumplir.
Mariel C. Taborda
DNI 18.568.608


Bienvenidos a Trucholandia

En realidad con el tema de los cuadernos no se ha descubierto nada nuevo, salvo el aporte de los planos de "la ruta del dinero K", distintos a las mentiras que nos querían vender. No era la jefa de una asociación ilícita, eso es minimizar la importancia de su rol, en realidad es la "capi de tutti capi" de una mafia instalada en el poder y su familia. Sabemos que si la Justicia aplicara en serio la "mani pulite" van a tener que construir cárceles nuevas para los empresarios de la construcción, funcionarios y amigos. Están cartelizados desde siempre, eran, son y serán aportantes de todos los gobiernos. Es un nicho de corrupción muy importante, generadores de coimas. Aún me acuerdo cuando en 2015 en una convención propiciada por la Cámara, aplaudían a modo de despedida a Julio De Vidio, pensaba qué hipocresía, que desfachatez, aplaudían el enriquecimiento ilícito que habían tenido. Pero sabiendo cómo piensa la jefa, con sus mañas tratará de enrarecer el ambiente ante el inminente problema judicial que se le avecina, esperemos más desorden social. Médicos truchos, discapacitados truchos, empresarios truchos, funcionarios Truchos, cajeros automáticos y de los otros truchos, grúas truchas, medicamentos truchos, banqueros truchos, facturas truchas. Bienvenidos a "Trucholandia". País generoso. Somos los genios del mal para organizar delitos en perjuicio de la sociedad.
DNI 8.634.022


Carta abierta al senador Perotti

Estimado compañero senador Omar Perotti: como santafesina sé de sus aspiraciones a gobernador de la provincia, pero no nos pida el voto a las mujeres peronistas si antes no nos da su voto para la legalización del aborto, si antes no defiende los derechos de las mujeres. Como afiliada justicialista me dirijo a usted para solicitarle considere los argumentos que a continuación expongo en relación al proyecto de ley sobre legalización del aborto. No sé cuál es su posición sobre este tema pero, como representante de miles de ciudadanas santafesinas, es a nosotras a quienes debe dar su voz al momento de sancionar una ley. Puedo asegurarle que durante estos 13 años de campaña por el aborto legal, seguro y gratuito, hemos podido detectar cómo un altísimo porcentaje de la sociedad aprueba la despenalización y la legalización del aborto. Se ha suscitado un cambio notable a partir de poder hablar de un tema que era un verdadero tabú, y explicar el porqué de nuestro proyecto. Nuestra provincia tiene en su historia el tristísimo caso Acevedo -que seguramente usted conoce-, que da cuenta de cómo, cuando criterios religiosos se anteponen a los criterios médicos y de respeto a los derechos humanos, se culmina en la muerte de una joven, madre de tres hijos. Por preservar un feto se termina con la vida de una mujer y se deja huérfanos a tres niños. Esto es lo que sucede con la criminalización del aborto, se mueren mujeres jóvenes, pobres, y la mayoría de ellas con varios hijos. Todas muertes evitables. La penalización no disuade a las mujeres de abortar. Hasta el cansancio hemos dicho que sólo genera una desigualdad tremenda por clases sociales. La legalización no promueve el aborto, sólo asegura que se pueda realizar en condiciones dignas para todas las mujeres. Por otra parte, está demostrado en el mundo que en los países donde se ha legalizado, disminuye el número de abortos porque al efectuarse en un centro de salud la mujer se retira con un método anticonceptivo adecuado para ella, de forma tal que no tenga que enfrentarse nuevamente a un embarazo no deseado. No pensamos en el aborto como un método anticonceptivo. Las mujeres abortan desde siempre, por múltiples razones que nadie tiene el derecho de ponderar y juzgar. Un hijo o hija es alguien demasiado importante. Debe ser deseado con esperanza, esperado con amor y recibido con alegría. Y esto no puede forzarse. Repetidamente me he preguntado si al no poder decidir sobre lo más íntimo y personal que tenemos que es nuestro cuerpo, ¿sobre qué realmente podemos decidir? Nos transformamos en cuerpos tutelados en clara discriminación con respecto a los varones. La legalización del aborto es una cuestión de salud pública, de democracia, de justicia social y de respeto a los derechos humanos de las mujeres. Todas cuestiones que hacen a la esencia del peronismo. Agradezco su atención y espero, con esperanza, que sepa representar a las miles de mujeres de todas las edades que el 8 de marzo nos hemos pronunciado por las calles de nuestra provincia. Un cordial saludo.
Viviana Della Siega
DNI 6.646.470

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});