Cartas de lectores

La discriminación por la edad

De acuerdo a la Convención Interamericana de Protección a los Derechos de las Personas Mayores, en su capítulo IV, sobre derechos protegidos; el artículo 5º sobre igualdad y no discriminación por razones de edad dice expresamente: "Queda prohibida por la presente Convención la discriminación por edad en la vejez.

Lunes 04 de Diciembre de 2017

De acuerdo a la Convención Interamericana de Protección a los Derechos de las Personas Mayores, en su capítulo IV, sobre derechos protegidos; el artículo 5º sobre igualdad y no discriminación por razones de edad dice expresamente: "Queda prohibida por la presente Convención la discriminación por edad en la vejez. Los Estados parte desarrollarán enfoques específicos en sus políticas, planes y legislaciones sobre envejecimiento y vejez, en relación con la persona mayor en condición de vulnerabilidad y aquellas que son víctimas de discriminación múltiple, incluidas las mujeres, las personas con discapacidad, las personas de diversas orientaciones sexuales e identidades de género, las personas migrantes, las personas en situación de pobreza o marginación social, los afrodescendientes y las personas pertenecientes a pueblos indígenas, las personas sin hogar, las personas privadas de libertad, las personas pertenecientes a pueblos tradicionales, las personas pertenecientes a grupos étnicos, raciales, nacionales, lingüísticos, religiosos y rurales, entre otros". Argentina ratificó esta ley internacional hace poco en el Congreso casi por unanimidad, y es ley nacional. Sin embargo, vemos con mucha preocupación la discriminación con los ancianos, los jubilados entre 60 y 69 años no gozan de franquicias de libre circulación o medio boleto como los estudiantes; después de los 35 años, un adulto joven tiene mucha dificultad para conseguir un trabajo digno registrado, pues los cálculos para la edad jubilatoria se exceden y las empresas no quieren asumir riesgos de cobertura; los mayores de 50 años no pueden ingresar a la administración pública, porque sí. Cantidad de edificios públicos, veredas, templos e iglesias, autobuses, parques, carecen de accesibilidad para los ancianos y discapacitados. Cuando desea un jubilado hacer uso de sus derechos para beneficios de excepción para abonar servicios como aguas, TGI, API, lo primero que exigen es tener una jubilación mínima que es de $ 7.246 y las pensiones $ 5.797; siendo la canasta básica de una persona mayor $ 16.134. Cómo sobrevivir entonces, las matemáticas no dan. Se debe disponer entonces de un estudio serio con trabajadoras sociales, y evitar esta desidia y maltrato con los mayores. Por si fuera poco, la discriminación por edad alcanza también a los jóvenes y adultos que no poseen vivienda, desean un préstamo hipotecario, donde les otorgan un obsequio de $200.000 sin devolución, a tasas extraordinarias para ser pagadas en 30 años, pero sólo a los menores de 35, y a sólo 40.000 argentinos. ¿Acaso los adultos mayores de 35 y personas mayores no tienen derecho a vivienda? Si la expectativa actual de la vida es de 76 años para las mujeres y 71 años para los hombres, tienen tiempo de sobra para pagar las cuotas, que sean en menos de 30 años. Es clientelismo populista, como le dicen, ¿qué diferencia hay?
José Alberto Trop
Médico geriatra y gerontólogo


Salutaciones por el 150º aniversario

Por la presente, en nombre y representación del Centro Cultural "Justo José de Urquiza", de Concepción del Uruguay, Entre Ríos, tenemos el inmenso agrado de dirigirnos al Diario La Capital con el objeto de hacerle llegar nuestras más calurosas felicitaciones por el sesquicentenario del Decano de la Prensa Argentina, fundado por aquel eminente ciudadano que fue don Ovidio Lagos. El diario La Capital estuvo, desde su fundación, vinculado a la figura del "Organizador de la Nación", capitán general Justo José de Urquiza, por lo que en tan grata ocasión es nuestro deseo congratular a directivos y personal de este prestigioso matutino, haciendo votos por la continuidad de la tarea periodística que los destaca. Sin otro particular, saludamos al señor presidente del Directorio del diario La Capital con nuestra consideración más distinguida.
Francisco Larocca, Orlando Busiello, Carlos Canavessi, Centro Cultural "Justo José de Urquiza"


Dudas sobre el caso Maldonado

No estoy de acuerdo con los resultados de la autopsia a Santiago Maldonado. No me vengan con el cuento de que el cuerpo estuvo 78 días en el agua, y que se ahogó en 50 centímetros de profundidad, en las fotos que circularon del cuerpo se vio que estaba intacto y hasta con billetes en sus ropas. Para información de todos los involucrados, a un cuerpo en el agua 78 días no le encuentran cabellos, y el algodón y lana de la ropa desaparecen, sólo quedan fibras y jamás le podrían haber tomado las huellas dactilares. Me remito a los hechos, a lo que se vio en los videos, a las fotos y a lo que dijeron, entre ellos el criminólogo Enrique Prueger, que dijo que si le sacaron las huellas papilares tiene menos de 20 días en el agua y que al cuerpo lo frizaron. El periodista Ricardo Ragendorfer dijo que el cuerpo "no tiene más de cinco días sumergido" y que la única cámara frigorífica se encuentra en la estancia Leleque, propiedad de Benetton. El perito forense Ricardo Torres dijo que el cuerpo estuvo refrigerado, que si hubiera estado en el agua esa cantidad de días estaría esqueletizado. Señor juez, ¿ya pidió a Chile, ya que acá violaron la estación donde se encuentran los datos, de las celdas donde Movistar dijo que se activó el teléfono celular de Santiago, para saber quiénes estaban alrededor del cuerpo, los numeros y propietarios de los mismos teléfonos? ¿O el celular lo activó Santiago en el agua y fue nadando río arriba como los salmones? No, Santiago murió el 1º de agosto, lo ahogaron, lo asesinaron y esto es un crimen de lesa humanidad, que paguen los involucrados, los encubridores, los sin ética y moral. ¿Qué le pasó al gendarme Echazú que tenía la mandíbula rota y sangre en la cara? Santiago se defendió con la porra que encontraron con el cuerpo y entre dos lo ahogaron. ¿Por qué no le tomó declaración a Luna que dijo que vio cómo lo golpearon a Santiago y se lo llevaron, y lo puso como testigo a resguardo? Pida el video a C5N. ¿Dónde fue la camioneta con el bulto óbito sin dejar pasar a los del CIDH?
Ana María Sargenti


Seguimos a la espera de un milagro

El mundo se hizo eco de la tragedia en alta mar del submarino ARA San Juan. Acongojados e incrédulos asistimos a todos los últimos reportes periodísticos. La última noticia es que hubo una explosión, mencionada después de ocho días de angustia. ¿Qué pasó con los radares de aviones y barcos que colaboraron con la búsqueda de los 44 tripulantes? La desgracia es tan grande que vino al caso enumerar otras tragedias ocasionadas por inoperancia de los responsables del gobierno que no dispusieron, en su momento, las asignaciones presupuestarias que evitarían las mencionadas tragedias como la muerte de 53 ciudadanos en el ferrocarril siniestrado y muchos otros que han dejado duras huellas en nuestros corazones que palpitan de dolor, aun después del tiempo transcurrido. Es por ello que deseo sacar del archivo algo que me impactó y aún hoy acude a mi mente porque el funcionario responsable estaba entretenido en algo político que lo beneficiara. A grandes caracteres, las páginas de la prensa nos mostraban la tragedia de la ruta nacional 34 de Rosario de la Frontera, Salta, donde murieron 43 gendarmes aplastados por un colectivo y que iba de Santiago del Estero, el 18/12/2015, para hacer frente a una manifestación piquetera en la ciudad de Salta. Nunca más se supo si los responsables fueron enjuiciados. He prendido velas blancas para guiar al submarino para que trajera sanos y salvos a los 44 tripulantes y pudieran pasar la Navidad, muy cercana, con sus familias. Aún creo en los milagros.
Maria Emilia Farros
DNI 14.784.332


Claro, otro Central es posible

En oportunidad de las elecciones de 2014 en Rosario Central, escribí en estas columnas (24/9/14) una carta titulada "Sepa el pueblo canalla votar", la cual fue respondida por el señor Enrique Chandía, ("Elecciones en Central", La Capital 29/9/14). Como el tiempo acomoda las cosas en su lugar, he esperado pacientemente tres años para contestarla. Decía el señor Chandía, que "otro Central es posible". Así es, le respondo. Es este. En el cual, la CD desconoce el Reglamento (artículo 105) y hace amonestar al goleador del equipo, para que no falte en el partido con NOB, y logra exactamente el efecto contrario al buscado, que Zampedri no juegue contra los primos. Ese mismo "otro" Central, le vendió a precio vil a Cervi al Benfica, el mismo club que nos había estafado con anterioridad, cuando Central (Scarabino, no confundir), le vendió a precio vil también a Angelito Di María. Se quejaba el señor Chandía de los jugadores que trajo Central en aquel momento (Dutari, Bracamonte, Gisasola, Lombardi), todos llegados cuando Central ni podía pagar la luz, y que costaron dos pesos con treinta. Este, el "otro" Central que era posible, trajo a los Torsiglieri, Menosse, J. Ferrari, Burgos, Gissi (jugador suizo, no olvidarse de eso), Gil Romero, Battaglia, Rodríguez, Delgado, cuyos pases y contratos superaron largamente los diez millones de dólares, y de los cuales puedo decir que no estaban capacitados para jugar ni en la cuarta de Central. El "otro" Central, que era posible, violó, o no respetó, el convenio con Tiro Federal, de resultas del cual, vinieron gratis, dos de las joyas a vender por Central en un futuro (que espero de todo corazón sea lejano, Rivas y Lovera). No olvidemos que por no respetar dicho convenio, tuvo (o tiene), que pagar una indemnización millonaria. El "otro" Central que era posible es este, el de "mayor peso en AFA", que sufre arbitrajes horrorosos como el del domingo pasado con Boca, por ejemplo (sin olvidar el del amigo Ceballos). Arbitrajes que el "otro" Central iba a corregir, acariciando las pelotitas. Espero, con todo mi hirviente corazón canalla, que el "otro" Central no nos deje en el descenso, camino que estábamos recorriendo alegremente, hasta que (gracias a Dios), Leo Fernández empezó a cambiar para mejor. Por supuesto, como no cabía esperar otra cosa de este "otro", Central, ya se está buscando reemplazo para Leo Fernández. Como muy bien decía en aquella oportunidad el señor Chandía: Otro Central es posible: el de la B.
Rubén Philipp
DNI 6.069.682

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario