Cartas de lectores

La casa del brigadier

Las obras de restauración de la que fuera casa familiar del brigadier general Estanislao López, de las cuales se han venido dando abundantes informaciones periodísticas por parte del Poder Ejecutivo de la provincia de Santa Fe, me ha emocionado y parecido un homenaje fundamental al patriarca de la federación.

Lunes 04 de Febrero de 2019

Las obras de restauración de la que fuera casa familiar del brigadier general Estanislao López, de las cuales se han venido dando abundantes informaciones periodísticas por parte del Poder Ejecutivo de la provincia de Santa Fe, me ha emocionado y parecido un homenaje fundamental al patriarca de la federación. Porque Estanislao López —el hombre, el político, el brigadier; como José Pedroni, el hombre, el contador, el carpintero y el excelso poeta—, goza de un desconocimiento y de un olvido imperdonablemente santafesinos. Y fue así que de tanto pensar en lo que sería la casa del brigadier restaurada, me invadió un ensueño y en él, una mañana, me encontré visitando la casa y las obras. Y en este ensueño, apareció el brigadier. Asombrado y temeroso quedé como paralizado, apoyado en una de las paredes más antigua. De pronto escucho una voz alta y desconocida, diciendo: "Ven María José a ver la que fue nuestra casa familiar. Llama a nuestros siete hijos para saber si la reconocen". Un silencio conventual, ninguna otra voz, ausencia de visitas familiares. Vi cómo una nube cruzaba puertas y ventanas, y con ella, volvía la voz del brigadier. "Acomodan ladrillos, revoques, pinturas. ¿De qué sirve esta remodelación si no se cumple con mi testamento de fundador de esta provincia de Santa Fe? Yo propicié el principio de que el contenido religioso es fundamental en la instrucción y en la educación. Di mi testimonio de vida personal, militar, gubernamental por el mérito de la justicia, del amor y de la paz y me integré en la orden franciscana. Se cumplirá en éste, vuestro año terrenal, 200 años que establecí en nuestra Constitución la religión católica, con el debido respeto por otras religiones y cultos. En mi casa remodelada ¿estará en nuestro dormitorio el crucifico que iluminó el matrimonio de Estanislao y María José? ¿Y en la sala de reuniones habrá una imagen de la Virgen de Guadalupe, patrona de la ciudad de Santa Fe de la Vera Cruz? ¿Y una estatuilla de la Virgen del Pilar, como la que mi esposa ubicaba en la alforja de la montura de mi caballo en guerra para la paz? Si, ya recuerdo que la original está bien guardada y protegida en esta provincia, cuyo lugar no diré: Porque como se están «echando» de lugares públicos imágenes santorales, me dolería que mi virgen protectora, fuera arrojada en algún cambalache...". La nube y la voz se fusionaron en un rayo luminoso elevándose hacia el cielo. Como de todo sueño, uno se despierta. ¿Y del ensueño, también?

Oscar C. Incicco


Fui otra víctima de los piedrazos

Martes pasado 16.30 en AU09 mano Buenos Aires y puente del arroyo Saladillo, me arrojaron desde el carril central una piedra que atravesó el parabrisas. Llamé al 911, informé lo sucedido, pedí que algunos de los móviles parados bajo el puente de la Circunvalación se acerque, me dijeron que esos móviles no se podían mover (no hay más de mil metros al lugar de la agresión). Vuelvo por colectora al sector donde me arrojaron el piedrazo. Había seis personas en el lugar, vuelvo a llamar al 911 reiteradas veces. Después de 20 minutos y, al advertir mi presencia, este grupo se retira del lugar. La policía nunca acudió. Seguramente esta gente volverá a hacer lo mismo. Por suerte venía solo ya que la piedra impactó en el asiento del acompañante y el resultado del ataque solo fueron daños materiales y algunos cortes en mi brazo. Ahora, ¿si venía con mi mujer, con mi hijo o alguna otra persona, que explicación me estarían dando? Autoridades políticas y policiales: ¿tan difícil es custodiar los tres ingresos principales a nuestra ciudad donde periódicamente ocurren este tipo de ataques? ¿O seis personas con un carro, dos caballos y unas piedras son suficientes para superar la planificación y la capacidad de respuesta de las fuerzas de seguridad?

Gonzalo A. Cifré
DNI 27.093.184


Compañero en las buenas y en las malas

El martes a la noche se vivió una particular situación entre los servidores públicos, un detenido y su perro. En Rondeau y Martín Fierro, la policía detuvo a una persona que fue requisada contra la pared. Después del procedimiento, le colocan las esposas. Este hombre estaba acompañado por un perro de contextura mediana a grande. Cuando el detenido fue conducido hasta la camioneta, se imaginarán lo que hizo el perro; acompañó a su dueño que en ese momento les pidió a los policías que también llevaran a su perro porque iba a quedar abandonado. Los policías, en un buen gesto con el can, acceden a llevarse al detenido y a su mascota hasta la comisaría, donde me imagino que su fiel amigo lo habrá esperado hasta que saliera en libertad.

Juan Carlos Bozo
DNI 16.942.723


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});