Cartas de lectores

La Caja del Arte de Curar

Domingo 04 de Agosto de 2019

Todos los profesionales de la salud, para ejercer la profesión en forma independiente, deben poseer sus matrículas profesionales en sus colegios respectivos y estar inscriptos en la Caja de los Profesionales del Arte de Curar, según las leyes 3.950, 4.931, y 26.529. Pero los que tienen contratos en relación de dependencia están exceptuados. El de los médicos, 70 por ciento de los afiliados, es un colectivo heterogéneo. Las leyes creadas en 1952 fueron pensadas en forma solidaria y ecuánime para que todos los profesionales al momento de retirarse tuviesen jubilación digna; hoy no es cierto. Muchos trabajan en el Estado, obras sociales y demás "en relación de dependencia", otros en consultorios, guardias, diferentes en sus capacidades y rendimientos económicos. La obra social de la Caja del Arte de Curar es Ospac, que si bien no alcanza estándares de las mejores prepagas, es de una buena calidad, con amplia cobertura médica. Las percepciones previsionales actuales de los profesionales jubilados son indignas. La realidad de los profesionales: si no pagan los activos sus obligaciones, no habrá con qué abonar las jubilaciones maltrechas y pobres. Hay muchos profesionales que su única caja previsional y obra social es esta;. Al no cumplir la ley vigente, tenemos un gran caos, es sálvese quien pueda. La suspensión de aportes —como se aprobó en la Legislatura— obliga a que los jubilados corran riesgos futuros, ya que no habrá dónde cobrar para pagarles. Si cada uno considera que pagará lo que puede, lo que desea o lo que cree justo, estamos en un caos inequitativo que perjudica a los que siempre hemos pagado. Por lo tanto, se debe pensar dónde se producen ganancias en salud, y creativamente buscar cómo crear fondos de aportes suficientes. Los mayores que deseen continuar trabajando deberían poder hacerlo, y no prohibirles al jubilarse obligándolos a dar de baja sus matrículas. ¿Por qué someterlos a la depresión, aislamiento, desazón y tristeza? ¡No sacan trabajo a los más jóvenes! Debe haber controles de aportes severos, cumplir con la ley y evitar situaciones de atraso en los pagos que se tornan en moratorias imposibles de afrontar. Se necesita mayor trasparencia, comunicación, información fehaciente de toda la realidad de la Caja. Señores legisladores, por favor, presten atención a las leyes para los médicos, no permitan atrocidades y desprecio para los que se jubilan.

La frutilla del postre

Ante la desesperación del gobierno porque los números no le son favorables en ninguna encuesta, y como con lo realizado hasta ahora no es para cautivar a ningún elector indeciso, patea a los radicales y le hecha mano a peronistas ambiciosos que buscan figurar, como el candidato a vicepresidente. No importa ahora si son ladrones o corruptos, sólo interesa ganar votos, realmente incomprensible o más bien lamentable. Si los radicales y de otros partidos que lo votaron en 2015 están desilusionados por la triste gestión, que fue todo al revés de lo prometido, y porque pensaron en un gobierno de coalición, pero nunca con peronistas, esto es la frutilla del postre.

Peras y manzanas

Para las próximas elecciones se juegan dos opciones de país y se trata de comparar uno con otro y eso es comparar peras con manzanas. Uno fue un gobierno tomado por una banda de mafiosos usando la excusa de la democracia y llevó la cultura mafiosa y delincuencial al paroxismo. Todo fue armado para robar y para ello se destruyó un poder judicial que hay que volver a armar, el poder legislativo fue usurpado por bandidos y un poder ejecutivo robando todo lo que se podía. Esto pudo ser posible pagando a una banda de periodistas afines que publicaban esa política como panacea para una sociedad temerosa y embrutecida con discursos populistas. Esto se terminó en el 2015 y la sociedad votó otra cosa, que puede ser mala, regular o buena según quien lo mire, pero es otra cosa, es política, es un gobierno. Y se está viendo el cambio en la sociedad, lento pero seguro, con temores, con dudas, pero se va caminando hacia ese futuro, y llega. El temor es lógico en este país, hasta es sanador, pero vamos hacia adelante y no volvemos atrás. Bienvenidos al futuro

Recordar y olvidar

Cada uno de nosotros sólo puede conocer una pequeñísima parte, aunque significativa, de la totalidad del conocimiento existente. Si conociésemos todo sobre todo, tendríamos un saber casi infinito y a la vez inabarcable y utópico, pero que ni aún así nos garantizaría ser sabios. Esto se debe a que el saber del sabio es fundamentalmente un saber analítico, intuitivo, dinámico y metafórico, capaz de crear analogías, reconstruir y recombinar constantemente su experiencia e información para vérselas con nuevas incertidumbres. Además, una importante función de la memoria consiste justamente en "olvidar", porque si recordásemos todo, el sistema mnémico se abarrotaría de datos insignificantes, perturbando la calidad asociativa y el recuerdo significativo. Sería como no poder separar la paja del trigo. En consonancia con lo dicho, postulo que: "el que mejores destrezas adquiera para vérselas con lo que no sabe, es paradójicamente el que más sabe. Ese hecho más que ningún otro, constituye la verdadera sabiduría". ¿Se imaginan lo que significa, metafóricamente hablando, la capacidad de rasguñar lúcidamente algo de la infinitud del conocimiento existente que no sabíamos? Es siempre mucho más prolífica esa acción que poseer algo más de los ínfimos contenidos mnémicos que, como apreciábamos antes, son siempre insignificantes contrastados con la vastedad del saber acumulado en el mundo humano. Lo deseable sería un equilibrado juego entre la memoria y la intuición creadora. Pero, en la era de la informática y en las antípodas del sabio, parecería ser que las características de las máquinas —como por ejemplo la capacidad para un extraordinario almacenamiento de datos, y la vinculación exacta y unívoca entre ellos— pasaron a ser particularidades muy apetecibles para muchas personas. Quienes, desencantadas de sus claroscuros procesos mentales, se sienten desmemoriadas y se desviven por emular aquellas características artificiales, eclipsándose insignificantemente a la sombra de una expansiva y amenazante ola tecno/informática idolatrada.

Cristina y su devoción por Maduro

Cuando Cristina Kirchner nos compara con Venezuela, debemos recordar que en 2013 le otorgó a Nicolás Maduro la Orden del Libertador General San Martín, que es la máxima condecoración que el país otorga a un jefe de gobierno extranjero. Este hecho desnuda su verdadera ideología, e indica lo que se puede esperar si ganan las elecciones ella y su candidato a presidente de la República.

Propietario: EDITORIAL DIARIO LA CAPITAL S.A. inscripta en la Sección Estatutos del Registro Público de Comercio de Rosario al T° 80 F° 3602 N° 197 en fecha 19 de mayo de 1999. Dirección Nacional del Derecho de Autor (Expte. N° 49995792). Prohibida toda reproducción total o parcial del contenido de este diario. Dirección, redacción, comercial, circulación y administración: Sarmiento 763, Rosario, CP 2000, provincia de Santa Fe. Presidente y Director de la publicación: Gustavo Santiago Scaglione.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario