Cartas de lectores

La Argentina que queremos

Sábado 27 de Octubre de 2018

Cuánto daño nos hace escuchar o leer sobre corrupción a los que somos del 40 y tenemos códigos. Los que nos desvivimos por poder pagar las deudas, y sentimos que no cumplir con la palabra dada es un pecado capital, como nos enseñaran nuestros padres.Vemos cómo los políticos utilizan impunemente esa palabra para agraviar o ensuciar a cualquiera como si fuera barro que se tira y al que le toca, por más limpio que sea, se lo ve sucio. Si no hacen faltan los cuadernos, todos sabemos quiénes fueron, son y serán los corruptos, y para peor, ahora, cuando los denuncian, confiesan que delinquieron, acusan a otros y pasan a ser honorables arrepentidos. Estoy seguro que de ganar las próximas elecciones la oposición, la situación se invertirá, y los corruptos serán los ahora denunciantes. Qué bueno sería para el país que la corrupción sea tema exclusivo de la Justicia, que los fiscales se ocupen de investigar y que dejen de ser una propaganda política, que lo único que produce es una sensación en la ciudadanía de que nadie es honesto. Yo me resisto a pensar esto porque tengo familiares, amigos y gente conocida que son honrados y creíbles, y así deberían ser todos, comenzando con el humilde trabajador cumpliendo con sus tareas, el empleador, respetando las legislaciones laborales y a sus dependientes, los chicos y adolescentes estudiando para ser buenos profesionales, y los políticos, cumpliendo lo prometido y gobernando igual para todos. Sé que es una utopía, pero yo quiero creer que algún día podrá ser, y podremos llegar a tener la Argentina que todos soñamos.

Esteban Giannuzzi

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});