Cartas de lectores

La alternancia en el poder

"El poder, una bestia magnífica", así lo calificaba el pensador francés Michel Foucault (1926-1984).

Domingo 01 de Diciembre de 2019

“El poder, una bestia magnífica”, así lo calificaba el pensador francés Michel Foucault (1926-1984). Los acontecimientos que vienen sucediendo en países como Venezuela, Nicaragua, Ecuador, Bolivia, tienen sustento por la falta de límites al poder de los gobernantes. La permanencia excesiva de un mismo partido, y más aún, de una misma persona en el ejercicio de las altas magistraturas políticas, conlleva la mayoría de las veces un desgaste que termina perjudicando a las instituciones de la democracia. La peligrosa adicción en que se transforma el apego al poder debe encontrar eficaces remedios en un sistema republicano. Cuando por alguna razón las constituciones no contemplan mecanismos para evitar la perpetuación de una persona en el poder, suele ser sano que la ciudadanía tome plena conciencia de la importancia de la alternancia como elemento consolidador de la vida democrática. La madurez de una democracia se apoya en buena parte en la alternancia pacífica en el poder y en el traspaso no traumático del gobierno. En América Latina sobran ejemplos de figuras que apelaron a cualquier recurso para perpetuarse en el poder. Los partidos que dirigen un país durante cierto dilatado tiempo tienden a corromperse, suelen convertirse en castas, olvidan sus ideales y pierden su cohesión, se alejan del sentimiento y la opinión del pueblo, se tornan en rutinarios, empiezan a creerse invencibles o hacen fraude en las elecciones, ya no temen a los controles (cuando los hay), se comportan cínicamente. No se trata sólo de que haya elecciones, competir y ganar o perder. Se trata simplemente de respetar la Constitución. Winston Churchill decía que la alternancia fecunda el suelo de la democracia.

Manuel Basanta

DNI 93.971.708

Indigencia, pobreza y latrocinio

Luego de los viajes al exterior como presidente electo, la presentación del Consejo Federal de lucha contra el Hambre, y su reunión con la ex presidente y su hijo Máximo para rendir examen de aprobación para sus ministros futuros, nos convencimos plenamente que la que conducirá al nuevo gobierno será Cristina Fernández de Kirchner y su “cohorte” de La Cámpora. Por un lado la política exterior de nuestro país está siendo manejada con tal liviandad e incompetencia que se está dilapidando la tarea realizada por Macri y su gobierno para ser integrado al mundo globalizado. Alberto se tomó atribuciones que no corresponden a un electo (primera contradicción con lo que dijo durante la campaña). Dice que Venezuela es un país democrático y no reconoce a Guaidos, pero se calla ante el dictador y torturador Maduro, que entre otras cosas intercedió ante Irán para la firma del Memorándum por la Amia. Le dio en México una entrevista a Rafael Correa, culpable de ilícitos en Ecuador cuando fue presidente, ahora fugado y refugiado en Bélgica. Alberto Fernández le ofreció asilo a Evo Morales, déspota que manejaba el negocio de la coca en Bolivia, ahora en México bajo la cobertura de López Obrador; este fantoche de Morales es el mismo que recibió en su país a Ahmad Vahidi y Alí Akbar Velayati, con alerta roja de Interpol por la causa Amia pero con inmunidad diplomática de Irán. Por otro lado, la foto de la reunión del Consejo para luchar contra el Hambre que circuló en los medios está plagada de rostros que vienen del pasado donde ya había hambre e indigencia y ponen cara de “no sé nada”, como si nunca la hubiesen visto. ¿Acaso no vieron las caras de los qom desnutridos, muertos por hambre en el Chaco durante el gobierno K, mientras Daniel Arroyo era ministro de Scioli (estuvo con los K entre 2003 y el 2013, con Néstor, Alicia, CFK, Alberto Fernández y Scioli)? En esa época, muy cercana, en la provincia de Buenos Aires no se hizo ni una cloaca, ni agua corriente, hubo inundaciones con muchos muertos (nunca se supo la cifra), y ahora se rasgan las vestiduras, se emocionan y prometen hacer lo que jamás hicieron ni van a hacer: luchar por los pobres porque los necesitan así. Todos ellos se maquillaron para la reunión, abandonaron sus regios pisos, se montaron en coches que valen muchos millones y aparecen en escena para reírse del pueblo. Son cínicos y perversos.

Jorge Rubnicius

DNI 4.392.258

Por un cambio en la sociedad

Adhiero a la marcha contra la violencia contra la mujer. Entiendo que es un buen medio para visibilizar la problemática pero no aporta soluciones. De hecho los números señalan que las muertes violentas van en aumento y la saña con que se aplican también. Mientras tanto nadie documenta la cantidad de niños maltratados (tanto por padres como madres) que luego serán con toda seguridad violentos. Las medidas exigidas por los colectivos feministas en general se orientan hacia el castigo del violento pero eso es inútil ya que el acto violento ya se cometió. Poco se habla de prevención. El único medio válido de prevención es la educación para la convivencia. Debe desarrollarse un programa al efecto que se inicie en la sala maternal y trascienda en todos los niveles hasta alcanzar la Universidad de la Tercera Edad sin dejar de lado los cursos de capacitación laboral y el Plan Nueva Oportunidad. Es el camino más largo pero el único que asegura un cambio en la sociedad.

Claudio Gershanik

DNI 10.866.756

Responsable de Vivir y Convivir en Tablada

Accidente y agradecimiento

El 31 de octubre pasado, a las 11.15 en las inmediaciones de Campo Viera, Misiones, sufrí un terrible accidente cuyas características fueron la destrucción total de mi vehículo. Milagrosamente se salvó mi vida. Debo agradecer la colaboración inmediata del matrimonio de la señora Mónica y su esposo. Me sacaron del auto y me asistieron por más de cinco horas, decidieron llevarme en su auto al Policlínico de Campo Viera. Al enterarse mis amigos, clientes y comerciantes de la zona acudieron inmediatamente. Entre otros, agradezco a Domingo Duarte y Roberto Genesin. Agradezco también la atención recibida en el hospital y sanatorio, al personal médico, a enfermeros, personal de la ambulancia. Sinceramente agradecido. El interior es lo mejor y lo más solidario del país. De allí me trasladaron a Oberá y luego en avión sanitario a Rosario para continuar mi atención cerca de mi familia. Me asistió el doctor Rodrigo Caressani; José, mi hijo menor, y la señora Mónica junto a su esposo en continuo contacto. Tengo 85 años y hace 52 años que viajo hacia todo el país. En la actualidad sigo viajando a Misiones porque amo esa provincia. Agradezco la preocupación de mis colegas, clientes y amigos de todo el país.

Enzo A. Pelanda

La verdadera democracia

Sorprende por lo inhabitual la conducta de los uruguayos. A diferencia de lo que ocurre tanto en nuestro país como en Chile y Bolivia, las diferencias ideológicas pesan mucho menos que el sentimiento de unidad. Ver a los partidarios de dos corrientes ideológicas opuestas encontrarse y, en vez de enfrentarse, unirse para cantar su himno nacional conmueve y llena de una extraña nostalgia, la nostalgia de lo que jamás ocurrió en nuestro país. No puedo evitar contrastar esta ejemplar conducta con lo ocurrido aquí en 2015, cuando los partidarios del derrotado Frente para la Victoria en el ballotage salieron a las calles armados con piedras y palos a atacar a quienes festejaban el triunfo de Cambiemos, la alianza ganadora. Afortunadamente, en estas últimas elecciones no se repitieron tan lamentables circunstancias, pero añoro el día en que podamos unirnos a la lista de países cuyos habitantes se conduzcan tan admirablemente como los uruguayos.

Juan Pablo Zucco

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario