Cartas de lectores

La admirable actualidad de Chile

Nací en esta Argentina que se sentía europea y miraba a su vecino trasandino despectivamente, como si fuera un país del tercer mundo desde donde cruzaban la frontera "ilegales".

Martes 26 de Diciembre de 2017

Nací en esta Argentina que se sentía europea y miraba a su vecino trasandino despectivamente, como si fuera un país del tercer mundo desde donde cruzaban la frontera "ilegales". Hoy, los ejecutivos argentinos que pueden radicarse en Chile no quieren volver. ¿Qué pasó? Más allá de la condena moral que merece el autoritarismo de Pinochet, Chile tuvo dirigentes de la talla de Hernán Buchi que, con sobriedad y seriedad, liberalizaron la economía y redujeron el peso del Estado relativamente. Ello produjo un real y sano crecimiento del país desde que el mercado, la creatividad de las personas, pudo desarrollarse con más fuerza, al punto que ni los mismos socialistas de Allende se atreven a cambiar el rumbo. Argentina, por el contrario, sumó populismos a populismos. Y hoy tiene un gobierno claramente derechista, quizás demasiado, supuestamente pro mercado pero que viene contrariándolo, aumentando la presión fiscal y el tamaño del Estado asfixiante. Así, el país sigue en la mediocridad y debatiéndose en rencillas internas cada vez más serias. El Centro Pew Research realizó una encuesta en 38 países: "¿La vida en su país hoy es mejor o peor que hace 50 años?". El 72% de los encuestados venezolanos consideró que el país está peor; mientras que el 10% opinó lo contrario. En México, 68% dijeron que está peor y 13% dijo que mejoró. Lo siguió Jordania (57%, peor) y en el cuarto puesto entre los pesimistas quedó Argentina: 51% aseguró que está peor y sólo 23% dijo que está mejor. A la parte alta del ránking, los que tienen una visión "optimista", la encabeza Vietnam (88%), India (69%), Corea del Sur (68%) Japón (65%), Alemania (65%), y Holanda (64%). El único de Latinoamérica es Chile: el 46% dijo que está mejor mientras que el 38% considera que está peor. Entre 2000 y 2015, la proporción de la población considerada pobre se redujo del 26 a 7,9% en Chile mientras que Argentina, después de más de dos años del gobierno actual, la pobreza ronda el 30% y pareciera agravarse. Chile es hoy uno de los mayores inversores externos en Argentina, mientras que la inversa está lejos de ser una realidad. El PIB per cápita chileno en 1967 era de US$ 790 mientras que el argentino era muy superior: US$ 1.230. Pero para 2013, los chilenos ganaban US$ 15.350 anuales cada uno, lo que después de unos años de gobierno socialista bajó hasta 13.530, en 2016, pero todavía superando a los 11.960 –y en descenso– que ganan los argentinos. Y ahora Chile tiene un nuevo presidente, Sebastián Piñera, que asumirá el 11 de marzo, y que prometió reactivar el sector privado. Habrá que ver si realmente achica el asfixiante peso del Estado sobre las personas y su capacidad creativa. Aunque los políticos suelen decir una cosa y luego hacer otra, como el presidente argentino que menosprecia al mercado, hay una esperanza de que Piñera actúe a favor. Después de todo, es un exitoso empresario –que amasó una fortuna de US$ 2.700 millones en empresas– al contrario del argentino que casi no trabajó en el sector privado y cuyo padre hizo una fortuna como contratista del Estado. En fin, para envidia de los argentinos cuyo gobierno y oposición se enfrentan, literalmente, a piedrazos, Sebastián Piñera brindó su primer discurso como presidente electo presentado cordialmente por su contrincante derrotado.
Alejandro Tagliavini



El desafuero de Cristina Fernández

Señores senadores, circunscrito a sus funciones, ustedes son nosotros, no se representan a sí mismos, sino a los ciudadanos de sus terruños, todos argentinos. Pretender encubrir a encubridores del atentado a la Amia, por carácter transitivo los convertiría a ustedes también en encubridores. Pretender con artilugios jurídicos, eludir la responsabilidad de apoyar la acción de la Justicia, protegiendo a quien se presume que desde su condición de presidente, acordó con los mismos imputados –todos funcionarios de Irán- por el criminal atentado, no es un tema jurídico o político, es judicial y moral. La sociedad los está observando y juzgando por sus actos como legisladores, y seguramente condenará la inmoralidad de quienes encubren a los encubridores. Los fueros tienen por objeto impedir que los legisladores sean perseguidos o enjuiciados "por sus opiniones, expresiones o decisiones" en el ejercicio de la función, y no para trabar la acción de los jueces o encubrir a presuntos autores de delitos.
Emilio Zuccalá


Volver al siglo XIX en el XXI

Voy a empezar este comentario refiriéndome a la sociedad argentina a través de una metáfora muy clara. La misma sintetizaría una desgracia que nos ocurre cuando, por ejemplo, se nos cae un espejo al suelo y se nos rompe en mil pedazos. Así actúa sin criterio uniforme el hombre de a pie, el hombre de la calle en nuestro querido país. Nadie, en realidad, en los diversos temas que se exponen cotidianamente mediante los medios de información pública, sabe nada, pero todos como por contagio opinan. Simplemente porque se creen con derecho a opinar, ya que parece ser que ello les daría cierto estatus. En las llamadas redes sociales en modo especial se percibe con nitidez este mecanismo. Ahora bien. Muchos también expresan su opinión acompañándola con métodos de violencia y fanatismo, que remiten a aquella frase del siglo XIX que alude a "civilización o barbarie". Yo expresé otras veces que nosotros parecemos un rejunte de individuos, que nos vamos anulando unos a otros porque hemos perdido cualidades que son indispensables para convivir con mediana felicidad. La familia como tal bajo el credo católico que nos caracterizaba, prácticamente ya se encuentra desaparecida, respecto de las convicciones, los jóvenes de hoy ni saben ni se interesan por saber qué significa esta palabra, la responsabilidad y el esfuerzo del trabajo honrado para progresar han quedado en los baúles de los bisabuelos, que sólo se encuentran en los textos de historia. El desconcierto es mayúsculo y hoy por hoy todos van detrás de disfrutar el día a día, en medio de una chatura y una anomia que ya parece eterna. Lamentablemente de este modo no existe posibilidad de tener una nación que se aleje de los parámetros de aquel siglo, donde también se expresaba que "si entre los hermanos se pelean, los devoran los de afuera".
Felipe Demauro


Muchas gracias y Feliz Navidad

A la palabra gracias le doy un significado especial. Al decirla estoy reconociendo que la persona receptora de ella hizo, en determinada circunstancia, algo por mí. Próximos a Navidad y Año Nuevo quiero expresar las gracias al diario La Capital por dar a los lectores la posibilidad de expresarnos a través de sus páginas. La sección "Cartas de lectores" es el compendio de acontecimientos sociales, el intercambio de pensamientos políticos, económicos, deportivos y culturales, desde una mirada no periodística, la del lector. En las cartas se puede encontrar la crítica constructiva, el reclamo justo, los mensajes de esperanza, los ejemplos de vida, las palabras que impulsan a creer que somos capaces de construir la paz. Junto al agradecimiento de publicar las opiniones de los autores con diferentes perspectivas ideológicas, que a la vez enriquecen la propia, desde este espacio deseo una ¡Feliz Navidad y buen comienzo de Año Nuevo! a directivos, periodistas, gráficos, como también al personal administrativo y a los lectores del Decano de la Prensa argentina. Gracias a los lectores por sus cartas porque, a través de ellas, compartimos reclamos e incrementamos la paciencia. Muchos somos los que seguimos teniendo esperanza para hacer realidad los deseos, desde el aporte que podamos hacer cada uno.
Marta González
DNI 6.377.300


¿Crisis de gestión en Correa?

Una vez más he de expresarme en esta columna acerca de la provocada destrucción en que se encuentra el loteo "Solares del Carcarañá". No obstante los reiterados reclamos efectuados, la totalidad de calles y manzanas que son propiedad de la comuna de Correa continúan destruidas, y las acreditadas promesas incumplidas del presidente comunal Cejas para su reconstrucción comprometen el patrimonio público y en simultáneo el de particulares propietarios de lotes cuyos derechos se han visto conculcados por los mismos motivos. Las particularidades del caso han dado lugar a una investigación penal compleja de las que no debería parecer distraído ni declarar con total liviandad -como lo hizo- que en la comuna se ha "traspapelado" el expediente vinculado a los hechos denunciados y salvo que el extravío lo atribuya al gran bonete, basta una simple investigación interna para deslindar responsabilidades y hacerla conocer. Luego -si además no hay otra cosa- el simple conocimiento que el propio presidente tiene de la situación denunciada por sí solo alcanza y sobra para resolver la reconstrucción del loteo en base a su plano original con total prescindencia de que el expediente en cuestión esté o no traspapelado: así de fácil. Sin embargo, el responsable máximo de la administración comunal no sólo no hace nada para su hallazgo sino que además declara temerariamente sobre el tema de manera tal que según cuándo y dónde se presente lejos de aportar alguna solución, bajo la apariencia de respuestas sus declaraciones más bien parecerían planteos oportunistas, cuando no ambiguos y solapados. Y si acaso con ese proceder fuera intención del presidente ampararse en su investidura para justificar el accionar citado, estaría evidenciando un total desapego por la ley agravado por su condición de funcionario público en ejercicio de sus funciones que comprometería a la institución que representa, y eventualmente a sus demás integrantes por las consecuencias que la propia ley prescribe sea que actúe por acción o por omisión. Así las cosas, en su cuarto período de mandato al frente de la comisión comunal debería ser justicia que se resuelvan en forma definitiva los hechos que produjeron la destrucción del loteo "Solares del Carcarañá".
Jorge Martín Viscardi
DNI 5.222.540

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario