Covid-19

Inmunodemagogia argentina

Martes 27 de Abril de 2021

La asignación de vacunas de manera dictatorial y sin posibilidad de reclamo, cómo también que es el único acceso que tiene el argentino común, cual monopolio estatal de acceso a la posibilidad de sobrevivir a una pandemia, no hace más que interpelarme el por qué se le brindó vacunas a los maestros (que no tengo nada contra ellos ) pero que cuando la situación se ponga crítica, optarán, y con razón, a la virtualidad. ¿Pero qué pasará con los esenciales que no tienen acceso a la vacuna? Empleados de comercio, choferes, camioneros, transportistas. ¿Vacunar a maestros sanos no es más una medida demagoga que una política de salubridad? Porque en el esquema de vacunación se comenzaría por grupos de riesgos, empezando por los mayores de 90,80,70 y así. Y en el caso particular de maestros se hace por profesión, sin importar la comorbilidad. Pregunto: ¿no era mejor vacunar personas esenciales con comorbildades sin importar la profesión pero si el carácter de esencial? Hoy tenés jóvenes sanos de 23 años vacunados (maestros), y adultos de 60 con hipertensión o diabetes sin vacunas todavía (repositor de súper). Eso sí, los políticos todos ya tienen ambas dosis. Mientras los medios oficialistas muestran las cajas que bajan de los aviones como el primer vuelo a la Luna, los que estamos en riesgo miramos por TV rogando que nos toque y nunca llega. La vida los juzgará.

Julio Dangelo Plebani

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario