Cartas de lectores

Hombres y mujeres

Cuando los hechos cotidianos ocurren en la vida de los famosos, toman mayor dimensión, todos opinan y se genera un debate público.

Martes 16 de Enero de 2018

Cuando los hechos cotidianos ocurren en la vida de los famosos, toman mayor dimensión, todos opinan y se genera un debate público. Es lo que pasó estos días con la pareja de actores Chris Hemsworth y Elsa Pataky, que publicaron el mismo video en sus redes sociales, mostrando a su hijo trepando descalzo a una heladera para buscar unas golosinas, y obtuvieron distintos comentarios. Al hombre le celebran la gracia del chico, con frases como "hermoso pequeño Thor", "el nuevo Tarzán", "qué genio, igual al padre" o "merece el chocolate después de eso"; a ella, la acusan de mala madre, que cómo lo deja tocar la heladera sin zapatillas, que es un peligro y se la va a caer todo encima: "hay que ponerles límites", opinan algunas. Hombres y mujeres que piensan distinto ante una misma situación. Y sí, somos distintos. Hombre y mujer somos iguales en derechos, ante la Justicia y la sociedad. Iguales para cobrar lo mismo por el mismo trabajo, para lavar los platos, cambiar pañales, manejar un taxi o cambiar la rueda del auto. Pero somos distintos en conceptos, en perspectivas. Diferencias que se unen y se complementan, tanto en equipos de trabajo como en el matrimonio y se potencian para el desarrollo de la familia como escuela de vida y educadora de los hijos, con valores masculinos y femeninos, para construir así una civilización sólida. En medio de esta cultura moderna que se esfuerza por eliminar las diferencias entre hombre y mujer, parece que es un vínculo que está puesto a prueba cada vez más, en donde se hace necesario resolver aquellos problemas que surgen en esta relación y que la mortifican. Hoy la familia muchas veces se encuentra en crisis por el reinado del individualismo, de una libertad que no sabe de responsabilidades y de una ausencia de proyectos a largo plazo. Aquí los horizontes se vuelven más cercanos y el proyecto familiar se ve amenazado por ideologías de moda, con valores disgregados de la dignidad de la vida humana. En la verdadera familia vale más el nosotros que el yo, más la sociedad que el individuo. Se exaltan la cooperación, el respeto, la responsabilidad compartida, donde el matrimonio es una alianza hombre y mujer, reconociendo sus diferencias como una riqueza, complementándose en perfecta armonía para lograr una vida en plenitud, en la que el egoísmo queda descartado. Sigamos apostando a la familia, no dejemos de invertir en ella, es esa relación entre la paternidad y la maternidad bien entendida, la que estamos seguros que nos dará valiosos frutos para enriquecer nuestra sociedad. Celebremos los testimonios de entrega de matrimonios y familias que nos muestran el papel fundamental que están suponiendo para el sostenimiento de tantas personas, jóvenes, niños y ancianos, de la sociedad misma. Rescatemos la valoración positiva que hacen del bien de la vida y de la familia, generosa y comprometida con el bien común.
Gabriel Campero


El estado de la calle Dorrego

Es una vergüenza el estado en que se encuentra la calle Dorrego entre Tucumán y Urquiza. Tres líneas de colectivos, un hotel con muchísimo movimiento de extranjeros y nunca a la Municipalidad le preocupó en repavimentarla. Sólo bacheos en frío que duran hasta la próxima lluvia o una semana de tránsito diario. ¿Cuándo hará un arreglo definitivo? Sin dejar de lado que lo que pagamos de TGI es una de las más caras del país.
Pablo Lapalma


Un aniversario olvidado

Cayetano Silva, nacido en la uruguaya ciudad de San Carlos, y fallecido el 12 de enero de 1920 en Rosario, fue un eximio violinista y compositor (en 1901) de la Marcha San Lorenzo, una de las más famosas del mundo. Las tropas alemanas la ejecutaron cuando entraron a París, y lo mismo hicieron las fuerzas aliadas al irrumpir en la capital francesa. Tras liberar a Francia de la ocupación del Tercer Reich, el general Dwight Eisenhower hizo ejecutar la marcha argentina a manera de desagravio. En esos dos hechos ocurridos en el marco de la Segunda Guerra Mundial, tuvo inesperado protagonismo la marcha San Lorenzo. En 1911 sus sones marciales acompañaron la coronación del rey Jorge V del Reino Unido, y en 1953 la de la reina Isabel II. También es interpretada durante la ceremonia del cambio de guardia que se realiza cada mañana en el Palacio de Buckingham de Londres. Originalmente el músico uruguayo (nacionalizado argentino), denominó a la pieza: Marcha General Pablo Riccheri, por entonces ministro de Guerra de la Nación; pero el general al agradecerle el gesto, le pidió que le cambiara el nombre, por lo que Silva la tituló San Lorenzo, lugar testigo del combate histórico, y del que era oriundo el general Riccheri. En 1912, en ocasión de inaugurase en Santa Fe el monumento a San Martín, Cayetano Silva ejecutó su marcha ante la presencia del presidente argentino Julio A. Roca y del general Pablo Riccheri. Seis años después, el escritor mendocino Carlos Javier Bienelli escribió la letra. Cayetano Silva compuso asimismo, entre otras obras, las marchas Curupaytí y Tuyutí. Y Mientras los acordes de la melodiosa marcha San Lorenzo figuraban en los pentagramas de bandas militares de algunos países, el pobre Cayetano Silva, acorralado por la miseria, tuvo que vender sus derechos de autor por unos pocos pesos. Al morir a los 51 años, dejando una esposa y ocho hijos, no tenía un centavo. Después de larga espera, su señora Filomena Santinelli logró una pensión. El maestro Silva fue sepultado en una tumba anónima hasta 1997, cuando sus restos fueron trasladados por piadosas personas vinculadas al Museo Regional Cayetano Silva de Venado Tuerto, al cementerio de esa ciudad en la que estuvo radicado enseñando música, y donde creó su célebre composición. En la casa donde funciona el Museo Regional, declarado sitio histórico por el gobierno santafesino, estuvo viviendo con su mujer el inspirado Cayetano Silva. Cada vez que en las escuelas, en El Campo de la Gloria o en actos militares vaya a ejecutarse la Marcha San Lorenzo, convendría previamente evocar la figura de su compositor, Cayetano Silva, como una manera de rescatarlo de un injusto olvido.
Edgardo Urraco


La calle 25 de Diciembre

En la sección "La historia rosarina de cada día", sumamente interesante, del 24 de diciembre pasado, se señaló un hecho histórico que dio nombre a una calle de nuestra ciudad: 25 de Diciembre. La mayoría siempre creyó que se debía a la Navidad. Gracias a los historiadores Miguel Ángel De Marco (padre e hijo) se aclaró el equívoco. Fue un 25 de diciembre de 1831 en que el pueblo se levantó contra Rosas, ahogado económicamente por la falta de libertad de comercio que el gobernador de Buenos Aires había impuesto. Somos muchos los que entendemos que haber cambiado el nombre de "25 de Diciembre" por el de "Brigadier Juan Manuel de Rosas" ha sido una afrenta hacia aquellos rosarinos que defendieron un derecho para su ciudad. El cambio se produjo durante la época menemista, de fanática adhesión a Rosas. Por esa misma razón, el gobierno nacional repatrió los restos de quien fuera gobernador de Buenos Aires. Con la suma del poder público, ignorando su expresa voluntad de que sus restos quedaran en Gran Bretaña. Entiendo que se debe prestar atención cuando se imponen nomenclaturas para no cometer errores, para no tergiversar la historia, para que no haya elementos de división en la sociedad. No sé si está aún vigente la ley que establecía un período de 10 años después de la muerte de una persona antes de poner su nombre a cualquier espacio público o institución. Sería importante tener esto en cuenta.
Nélida González
DNI 1.045.395


Las voces de la verdad

A veces uno se expresa cuando puede y no cuando debe. Esto no siempre es comprendido, lamentablemente. Más aún, en ocasiones da lugar a injustas dudas. Poder decir lo que antes no se pudo, tiene sus razones engarzadas en procesos internos muy personales y acordes a valores, emociones, vergüenza, miedo, pudor, represalias. De ahí que opinar sobre los tiempos de una persona en relación a esto, es muy delicado. La desigualdad de poder cuando es mal usada y la necesidad de hablar de ello es grande, y la autocensura termina imponiéndose, estamos en problemas. Como un obstáculo deleznable, tal desigualdad cumple a veces su miserable objetivo. Cuando al fin la decisión logra quebrar lo que se ha callado durante años, surgen preguntas de terceros, sin imbuirse con la seriedad que la situación amerita. La frase que dice: "La verdad no tiene hora, es de todos los tiempos. Más aún cuando parece inoportuna". Es que la verdad va más allá de los tiempos regidos por nuestros almanaques. Trasciende las presiones, las posibles represalias, las puertas que amenazan cerrarse para la víctima, y no a la inversa. Esto ha pasado y sucede, sin causar mayor asombro. Trátese de denuncias a empresarios, actores, profesionales, políticos y demás debemos tener en claro qué realidad queremos. El poder a veces confunde a quienes no están preparados para ocupar determinados nombramientos o ascensos, sin correrse del lugar que deben honrar. La verdad cuando es afrontada, hace que otros se sumen, formándose un abanico ávido de luz y justicia.
Nora Cardarelli
DNI 14.510.012


Sobre el estacionamiento medido

Se ha dispuesto la caducidad del uso de los parquímetros que cinco mil usuarios adquirieron a 650 pesos cada uno. El diccionario de la Real Academia define a la defraudación como la acción de privar a alguien, con abuso de confianza o con infidelidad a las obligaciones propias, de lo que le toca de derecho. ¿Encaja la acción con el concepto?
Roberto Meneghini

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario