Cartas de lectores

Hechos y conductas

Martes 09 de Octubre de 2018

Abro la puerta para salir del departamento. Entra una persona con un chiquito y llave en mano. Lo saludo, alza la vista y no contesta. Tomo el ómnibus, saludo al chofer y no responde. En el transporte veo que la mayoría presta atención al celular. Quienes no están tecleándolo, están con los auriculares puestos. Busco hacer una pregunta inmediata a quienes tengo alrededor, y dada la circunstancia, me es imposible. La indiferencia tiene connotaciones que no pasan desapercibidas. Esto, lejos de producirme fastidio o enojo, me preocupa. Todos sabemos que el país no está como queremos y merecemos. No obstante, como escuché decir varias veces "desde Alfonsín hasta hoy, el problema estructural de la pobreza, ninguna gestión de gobierno lo ha resuelto". Hoy hay un cóctel que nos afecta en demasía, y las consecuencias están a la vista. Despidos laborales, reducción de horas de trabajo, comercios que bajaron sus persianas, y otros hechos emparentados a lo mismo, preocupa, estresa y angustia. No obstante, prenderse a los deseos de Dady Brieva o Darío Grandinetti, no suma ni aporta. "Que nos vaya mal", como dijeron, para que "aprendamos", es más que lamentable. Deja traslucir justo lo que menos esperamos. Por el contrario, son palabras dignas de rechazo, que muestran un triste retroceso. Otros actores también parecen hablar con odio, palabra que detesto como pocas. Además, varios de los que se indignan son absolutamente parciales, haciendo la vista gorda a hechos de corrupción tremendos e impensados, como jamás vistos en esa magnitud, desde la democracia. Esto obviamente afectó, afecta y seguirá afectando a todo el tejido social por varias décadas. Apunto con esto a los doce años del gobierno anterior, como bien podrá deducirse. Desde ya que Macri nos debe soluciones inmediatas. Desde ya que Macri debe responder a los reclamos más legítimos y acuciantes de una buena vez, con políticas y estrategias acordes a esta delicada situación. Volviendo al tema anterior, están además los que buscan descargar sus malestares con otros. Hay seres divorciados de la vida, y esto es anterior al gobierno de Macri. Buscan encono para generar reacción, al margen de la política y de quien esté gobernando. A veces se hace muy evidente y es hasta grotesco también. La buena predisposición que entre nosotros nos merecemos, pone sin duda su grano de arena a la convivencia general, que lejos de ser esto un detalle, es también una válida contribución.

Nora Cardarelli

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});