Cartas de lectores

Fisherton, un barrio olvidado

Martes 04 de Junio de 2019

Urge que en las calles de Fisherton se quite un metro y medio a cada vereda (son muy anchas) y así la calzada gana tres metros. Calles como Donado, de doble mano y angostas, son arduas para transitar. En las esquinas hay muchos choques. Los socialistas se despreocupan respecto a este barrio pues cuenta con pocos votos y suponen que son casi todos de burgueses. En bulevar Argentino no hay barrendero y en la calle ya crecen yuyales y las hojas han formado un tapiz. Gary solía decir que “lo más lindo del mundo es el otoño en Fisherton”. Lo cierto es que pago 5.000 pesos por mes de tasa y los servicios que la Municipalidad presta son pocos o nulos salvo la recolección de basura. Cada vecino debe cortar el pasto de su vereda. Incluso me dicen que es “zona liberada” para los motochorros; bien que ahora veo más presencia policial. Cobraron la cloaca el triple que en otros barrios. Buena parte de los palos indicadores están mal respecto a la numeración de las calles: algo imperdonable. Sugiero a los adorables políticos locales que se preocupen menos por la Municipalidad y más por el municipio. Pese a César Bruto (Carlos V. Warnes): “La política es inservible, pues la mitad de los problemas no tienen solución; y la otra mitad se arreglan solos”.

Julio Chiappini

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario