Carta de lectores

Evocación de Juana Bignozzi

Viernes 02 de Octubre de 2020

Las voces femeninas de la poesía se caracterizan por su potencia: ejemplo de esto es Olga Orozco, Alejandra Pizarnik, Diana Bellessi y Juana Bignozzi, entre otras, conscientes de que la lista es incompleta. Nacida en un hogar de neta raigambre proletaria en Buenos Aires, en el barrio de Saavedra. Su madre obrera textil, su padre panadero, ambos anarquistas. Juana Bignozzi fue forjando una poesía de estilo personalísimo. Como ha dicho alguna vez en la casa familiar no falta alimento, ni ropa pero lo que había en abundancia eran libros, literatura, filosofía política y hasta discos de ópera. Fue partícipe del grupo de poetas “Pan duro” junto a Juan Gelman. Su libro “Mujer de cierto orden” publicado en 1967 irrumpió como un rayo en el panorama cultural de los años 60, rasgando el velo de las imposturas en pleno autoritarismo militar/clerical. En su obra cabe destacar además “Interior con poeta” (1994), “Partida de las grandes líneas” (1997), y “Las poetas visitan a Andrea del Sarto” (2014). Su vida se apagó en 2015, su poesía aún persiste e interpela la condición humana.

Carlos Solero

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario