Cartas de lectores

Están golpeando a los pibes

Desde hace unas semanas nos llegan a la Asociación de Derechos Humanos de Cañada de Gómez varias denuncias de personas, padres de familias, preocupados por la situación vivida por sus hijos y otros chicos conocidos en dos de los boliches nocturnos de la ciudad.

Miércoles 06 de Diciembre de 2017

Desde hace unas semanas nos llegan a la Asociación de Derechos Humanos de Cañada de Gómez varias denuncias de personas, padres de familias, preocupados por la situación vivida por sus hijos y otros chicos conocidos en dos de los boliches nocturnos de la ciudad. Situaciones violentas, de discriminación, maltrato y abuso de poder. Tanto por parte de algunas de las personas de seguridad privada contratada por los dueños de los locales, como de algunos oficiales de la policía. Los primeros "trabajan" en el interior de los locales y hasta en las colas que se forman en la vereda para entrar; y los segundos, ya en la vía pública. Los pibes nos contaban, por ejemplo, que van al boliche preguntándose si hoy los dejarán entrar o no, según el humor del que esté en la puerta. O que, ante la propuesta de un oficial a que lo acompañe para denunciar lo ocurrido, el pibe huya despavorido gritando que no, porque ahí le iban a seguir pegando. Estas reacciones no se consiguen de un día para el otro. Hay una identificación de las fuerzas de seguridad, pública y privada, con estas prácticas de abuso del poder y una continuidad de las mismas. Es un problema de larga data, de todas las épocas. Pero no por ser repetido hay que relativizarlo y naturalizarlo. Todo lo contrario. Sabemos de la problemática de alcohol y otras drogas prohibidas en que rondan muchos pibes y la violencia descontrolada que genera. Ahora, por un lado, esto no es condición necesaria para ser víctima del maltrato. Está claro que a cualquiera le puede pasar, sólo basta que lo decida, vaya a saber con qué criterio, alguno de los encargados del "orden". Y, por otro lado, desde adentro de los mismos boliches se alimentan el consumo del alcohol y las drogas, legales e ilegales. Y la gente de los boliches no está ajenas, en este sentido, al problema del consumo. Y en todo caso, la violencia física y psíquica aplicada desde el lugar de poder no colabora en resolver nada. Por el contrario, lo agrava al punto de poner en riesgo la vida de nuestros pibes. Creemos que hay que parar la mano. Los políticos no pueden mirar para otro lado. Pueden y deben controlar en serio y garantizar los derechos de todos.

Carlos Gordillo, Hernán Abrate, Adriana Diez, Federico Montani, M. Luján, Hernán Sarmiento, Rubén Moreno.
Asociación de Derechos Humanos de Cañada de Gómez


Pobre Rosario Central

Si el señor Carloni considera que con la nota que le dio a este diario el 3 de diciembre pasado cumplió, se equivoca y mucho. Además no reconoce su error (soberbia pura). Debería pedir disculpas públicamente a todos los centralistas. Al señor Zampedri por haberle arrebatado la posibilidad de participar en el juego más importante que tiene nuestra ciudad. Al señor Fernández por haberle borrado de su plantel al goleador actual del equipo. Jóvenes e inexpertos dirigentes, la confirmación telefónica a que hace referencia el señor Carloni y dice haber recibido, se pide por escrito, de lo contrario no tengo por qué creer lo que dice esta persona, para mí es escapismo puro. Sólo el tiempo (gracias a Dios es poco lo que les queda) dirá el daño que esta gente le hizo a nuestro Central. Son los que más dinero recibieron por ingreso de ventas de jugadores en los últimos 20 años y los que más gastaron en los últimos tres. Comparar cuánto es el presupuesto en dólares del plantel actual contra lo que costaba en la misma moneda un plantel cuatro años atrás (bajo la conducción de Miguel Ruso). Allí se aprecia el daño causado, sin mencionar los 10 o 12 jugadores que trajeron con onerosos contratos y ni siquiera cubrieron las expectativas.
Rubén Nebbia
DNI 6.070.815


El primer trasplante de corazón

El primer trasplante de corazón de humano a humano fue realizado por el equipo del profesor sudafricano Christiaan Barnard el 3 de diciembre de 1967, histórico acontecimiento que quedará grabado en la historia mundial de la medicina. Se cumplieron 50 años de la hazaña quirúrgica y fue recordado en la misma ciudad el 2 de este mes, con un acto sencillo, pero que ocupó las columnas de los principales medios mundiales. En la emocionante ceremonia hicieron uso de la palabra destacados miembros que formaron parte del grupo del doctor Barnard, uno de ellos el cirujano argentino Héctor Sánchez, que rememoró los 15 años de integración del grupo del distinguido médico sudafricano, de 1971 a 1986. No he leído, visto o escuchado una sola frase en nuestros medios que haga siquiera mención a un importante jalón de la medicina en beneficio de la humanidad.
Silvio Pizarro


Tóxicos explícitos

La actitud permisiva y condescendiente de las autoridades y funcionarios gubernamentales hacia la producción y aplicación de agrotóxicos, evidencia que son parte necesaria del dispositivo de estas corporaciones para proceder a la aplicación de estas sustancias dañosas para la salud de la población. Esto está a la vista de toda persona que quiera verlo. Por otra parte, y desde hace años, el lobby sojero sabe como actuar para presionar a los permeables legisladores, los que muy diligentemente proceden siempre a favor de los productores de sustancias contaminantes. Resulta inaudito tomar conocimiento de cómo se fumiga en áreas urbanas, en cercanías de jardines de infantes y escuelas. De cómo muchos trabajadores se enfermaron de cáncer obligados a la manipulación de estos elementos. Pero claro, en el sistema del capital-mercancía, los dividendos y la tasa de ganancia son lo que importa a los poderosos, la vida de la mayoría de las especies incluyendo la humana es un insumo más del proceso productivo y del especulativo. Más allá de los discursos que banalizan los efectos letales de los agrotóxicos están las personas que los padecen de diverso modo. En este caso no hay media biblioteca para cada lado, una que justifique el uso de estas sustancias mortíferas y otra que la impugne. Actúan de mala fe los que relativizan la cuestión. Sólo les interesa preservar privilegios. Debemos actuar en defensa propia, la indiferencia frente a estos asuntos también es letal.
Carlos Solero
Miembro de la Apdh Rosario


Por un país más justo

El Banco de Alimentos de Rosario (BAR), presidido por Nadia Nazer, le brinda alimentos a los sectores sociales que no pueden acceder a esa necesidad básica de todo ser humano, que es la comida. En 2017 superó a 2016 en cuanto a las raciones distribuidas. A fin de año llegará al millón de kilos. Aunque parezca increíble, en un país productor de alimentos, mucha gente se despierta a la mañana y no sabe si va a poder comer durante el día. Estamos mal, realmente. Cuando estos problemas tengan las respuestas adecuadas, ahí vamos a decir que hay un cambio. Se han incrementado la pobreza e indigencia en nuestro país. Un sector poblacional no tiene acceso al reparto de los recursos para vivir dignamente. Es inadmisible que numerosos compatriotas vean disminuir sus posibilidades de desarrollo en todos los órdenes. No puede ser que el sistema esté pensado exclusivamente para las clases sociales altas, y el resto de la población quede postergado. Es momento de pensar en un país inclusivo, más justo, integrador, en definitiva que abrace y contenga también a los más necesitados.
Marcelo Malvestitti


Actitud policial que reconforta

Desde los tiempos lejanos de las calles y plazas seguras de Rosario, donde se podía jugar en las veredas, respetábamos al "vigilante" que con su silbato nos brindaba protección. El domingo 26 de noviembre, décadas después, un accidente inesperado producido por un "miguelito" tirado con propósitos delictivos en la autopista Rosario-Córdoba, en el km 301, nos obligó a detener el auto. Somos dos señoras que íbamos a una localidad cercana para un encuentro importante e ineludible. Tras el desconcierto y la probabilidad de un atraco divisamos un móvil policial del otro lado de la ruta e hicimos señales esperanzadas que tuvieron su premio, pues vimos que se ponía en marcha y al rato llegaba hasta nosotras el móvil 7243 con los suboficiales Arriola y Frutos. Ante el hecho mostraron infinita compresión y solidaridad y una fortaleza física para cambiar la rueda por la auxiliar, solucionando el problema. Vaya nuestra inmensa gratitud junto al respeto por la fuerza policial que no defrauda y auxilia con una sonrisa en una emergencia. Gracias a ellos por este gesto que jamás olvidaremos.
DNI 2.753.757 y DNI 5.543.291


Contenedor invisible

Desde hace más de dos semanas, en calle San Nicolás al 400, se carece de contenedor, que aunque ya viejito y bastante deteriorado cumplía con la función que tenía asignada: recibir y contener los residuos de los vecinos de la cuadra. En lugar del mismo, la Municipalidad ha colocado un cartel avisando a los vecinos que el contenedor que ahora corresponde se encuentra ubicado en calle Tucumán 3571, pero al ir en búsqueda del mismo, en ese lugar no existe contenedor alguno. Desconozco si esto será una broma o equivocación de algún funcionario municipal, es por eso que quisiera obtener una respuesta a los siguientes interrogantes: ¿Qué hacemos con los residuos, los amontonamos en esa dirección, los vecinos de esta cuadra somos ciudadanos de segunda, tendremos el beneficio de que no nos cobren más TGI?
DNI 6.042.991

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario