Cartas de lectores

Errores del pasado

El tema Uber puso negro sobre blanco y falencias en el sistema de taxis de Rosario, como en el sistema de transporte público en general.

Miércoles 18 de Julio de 2018

El tema Uber puso negro sobre blanco y falencias en el sistema de taxis de Rosario, como en el sistema de transporte público en general. Si lo analizamos rápido, un Uber sería un remís trucho con una aplicación móvil. ¿Acaso ya olvidamos cuando llegó a salir el tema de los autos compartidos? La pregunta entonces sería un poco más amplia. ¿Por qué llegamos a esto? Hay varios denominadores comunes y constantes a través del tiempo; como para dar un inicio es la desolación y el aislamiento que siguen teniendo algunos barrios al ser escasas las líneas de colectivos (elemento de traslado masivo), con frecuencias muy malas. Por otra parte, creo que los taxis pagan errores del pasado y presente, que para muestra sólo hace falta un botón. Esto puede ir de discutir por un pasajero (delante del mismo), por unas reglas de prioridad de a quién le pertenece dicho pasaje (cosas que el pasajero no sabe, ni tendría por qué hacerlo), lo impresentable de algunos choferes y unidades, a lo que también se suma el no ir a diferentes lugares de la ciudad. De esto último poco puedo decir ya que aquí entra en juego otra variable que nos atañe, o mejor dicho nos afecta a todos, la inseguridad. Que en teoría con las modificaciones implementadas (me refiero a GPS, botón de pánico) se tendrían que haber solucionado y aún seguimos contando hechos de violencia, tanto en taxis como en colectivos. La Municipalidad al respecto podrá decir que los choferes de los taxis están controlados, aunque sea por los trámites adicionales que tiene que hacer. Más allá del carné profesional deben contar con el carné que lo habilita para manejar taxis. Ahora bien, ¿cuántas actas o cuántos casos aún con tantos controles hemos conocidos con excesos? En este contexto, la realidad se desvirtúa porque si el sistema público y legal falla, aparece (como en tantos ámbitos) lo ilegal. No es que uno como tal lo avale, pero queda dando vueltas una nueva pregunta: ¿quién tiene la culpa? ¿El chancho o quien le da de comer? No tengo la capacidad de saber quién es uno u otro, pero convengamos que la situación económica no colabora tampoco. Muchos que se quedan sin trabajo optan por actuar en este sistema, que en gran medida ya funciona desde hace años, y van desde viajes compartidos a diferente pueblos de los alrededores de Rosario, hasta traslados de ART o de fábricas. Ante todo este panorama lo de Uber me resulta muy chiquito, toma notoriedad porque es algo que tiene una identidad física, sólo por eso. Ante este cúmulo de circunstancias tan disimiles, ¿qué hacer? ¿Empezamos una caza de brujas contra los remises ilegales (pero quedarían los legales de otras localidades cercanas), una guerra contra Uber? Podría ser una solución, lo que queda pendiente es un solo factor de dicha ecuación: siempre, el damnificado es el usuario. Quejas siempre va a haber, no existe el sistema perfecto en una sociedad imperfecta, cada cual cumple una función, en muchos casos cubriendo las falencias de otros.
Pablo Giménez
DNI 21.531.682


¿En qué Argentina vive este compatriota? (II)

Leyendo una carta publicada el lunes pasado, titulada “¿En qué Argentina vive este compatriota?”, donde el lector criticaba otra carta en la que se mencionaban los aciertos del actual gobierno de Macri. Creo que cada vez está más cerca la hora de la verdad. Porque ya tenemos a la vuelta de la esquina las elecciones del próximo año, y está claro que no existe hoy una alternativa intermedia, que pueda evitar la polarización entre el partido “populista”, como llaman al del gobierno anterior, y el del actual, que en realidad no es un partido político sino un frente de derecha integrado por los que se unieron para enfrentar a la ex presidenta. Con personajes muy raros y difíciles de comprenderlos, porque no tienen un mismo discurso siempre, ya sean los de campaña como los del primer año de gobierno, los del segundo y los de ahora. Creo que a los argentinos nos llegó la hora de las comparaciones, de cómo estaba el país y sus habitantes en 2015 y cómo están hoy. Qué se hizo de bueno en cada gestión, quién cumplió y quién mintió, y a qué sectores beneficiaron con las acciones de cada gobierno. Y esto nos va a servir de mucha ayuda en el momento de emitir el voto, sin necesidad de tener que escuchar o leer lo que diga la prensa, que no siempre es imparcial.
Esteban Giannuzzi


El proyecto de “Pelusa”

Existe un CD que fue grabado por el “Negro Alvarez”, que se titula “Cuenteando”, donde uno de estos relatos llamado “Peluquero Envidioso”, transcurre por supuesto en una peluquería de Córdoba. Todos sabemos y, lógicamente los que ya peinamos varias canas, que las conversaciones en la peluquería (en especial sólo de varones), son muy similares a las que ocurren en un bar. Allí todos tienen las soluciones para enderezar de una vez y para siempre las desigualdades y los contratiempos alevosos de la historia de este país, inmensamente rico e inmensamente pobre. Ahora bien, prestemos atención al proyecto de Pelusa, el peluquero. El dice que si fuera el presidente se sentaría en el sillón de Rivadavia, en la Casa Rosada, y a su lado sentaría al presidente del Banco Central únicamente para que tome nota. Y en una alocución por cadena nacional le diría al pueblo lo siguiente: “Señores, a partir de este momento mi sueldo será de cien mil pesos, y renuncio a todos mis bienes. Ese será a partir de ahora el sueldo máximo en la administración pública. A partir de este momento se reduce a la mitad el sueldo de todos los componentes de los poderes Legislativo y Judicial, en todas las administraciones de la Nación. Y además, ningún diputado o senador podrá contar con más de dos asesores. También, aquellos que tengan en trámite, irresueltos problemas y causas con la Justicia, automáticamente quedan separados de sus respectivos cargos. En cuanto al Poder Judicial, a partir de hoy ninguna causa de asesinato, violación, corrupción o robo al Estado, podrá durar más de dos meses para ser resuelta. Y aquel juez o fiscal que dude, o tenga miedo, o no esté de acuerdo con tal resolución, ya puede alejarse del Tribunal de Justicia. Con respecto a la situación social, se pondrá en práctica un censo de amplio alcance, a partir de mañana mismo, para saber en qué difieren los pensamientos y el hacer de cada ciudadano de nuestro país, a modo de evitar tantos contrastes”. Otros países que han pasado por guerras y conflictos terribles e inhumanos, hoy son un ejemplo de convivencia y progreso en el mundo. ¿Por qué no podemos serlo también nosotros? Espero que esto que les he dicho, no resulte sólo un sueño vano del presidente.
Felipe Demauro


¿Por qué no hay auditorías en la Ansés?

No hay igualdad ni seriedad en los procedimientos públicos del gobierno. Todos estamos de acuerdo en auditar las reparaciones del submarino ARA San Juan durante la época kirchnerista. Perfecto. ¿Pero por qué no las realizadas durante el actual gobierno? Continúo con los interrogantes. ¿Por qué no hacer lo mismo, auditar los balances y actuaciones de la Ansés durante los dos gobiernos? Se hundió desgraciadamente el submarino hace unos meses, pero hace 15 años que se hundieron los derechos de los jubilados, con malas prácticas, defraudaciones y estafas.
Silvio Pizarro
DNI 1.738.044
Villa los Aromos
Córdoba


Los adolescentes y el alcohol

En la calle, en las previas, en locales bailables, en dosis mayores y a edades cada vez más temprana, el consumo de alcohol en adolescentes es una tendencia en aumento, que preocupa por igual a padres, educadores y profesionales de la salud. Un estudio reciente de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), dice que entre los años 20l0 al 2017, la ingesta de alcohol en chicos de l2 a l7 años aumentó más de un l5 % en nuestro país. Se trata de la franja de edades en que se verificó el mayor crecimiento. No es una novedad que el alcohol en la adolescencia está siempre desaconsejado; en esto coinciden la Organización Mundial de la Salud (OMS), distintas sociedades médicas en nuestro país y la legislación vigente, que prohíbe la venta de bebidas alcohólicas a menores de l8 años. Además, existen estudios médicos de importantes universidades en el mundo que nos dicen que los menores que consumen alcohol tienen mayores riesgos de generar dependencia en el futuro, son propensos a sufrir depresión y demás daños eventuales que afectan su desempeño en el diario vivir. Los adultos deberíamos tomar conciencia para actuar en la prevención del consumo y en los casos en que la problemática ya está instalada. Es muy importante hablar con nuestros hijos, con nuestros nietos, sobre el tema del alcohol, en forma natural. Evitar el tono autoritario, ser claros y concretos a la hora de explicar las consecuencias del consumo, estar atentos y cariñosos, demostrarles afecto. Los adolescentes que reciben afecto, cariño y apoyo familiar son menos propensos a consumir bebidas alcohólicas y demás sustancias tóxicas.
Jorge Bustamante
DNI 7.796.562

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});