Cartas de lectores

Enemigos silenciosos

Sábado 18 de Mayo de 2019

De una u otra forma existen enemigos silenciosos que atacan a casi todas las personas en el mundo entero. En este caso nos referimos a los “virus de la hepatitis C”. Son malignos. Si nos habitan, eligen al hígado como lugar ideal para su existencia y como consecuencia de ello se produce un posterior deterioro en el mismo. Son tan pícaros que no anuncian su presencia hasta que el noble órgano está muy afectado y por ello podrían poner en peligro nuestras vidas. Contra tanta extraña inteligencia magnífica, ¿podemos hacer algo? ¡Claro que sí! Pidamos a nuestro médico, en un simple chequeo de rutina, que nos agregue la “detección del virus de la hepatitis C“, al menos una vez y a cualquier edad. No es ningún estudio raro. Si da negativo, seguimos felices por la vida. Si da positivo, también. ¿Por qué? Porque existe un tratamiento eficaz en el 95 % de los casos, que en pocos meses elimina los virus sin provocar ningún tipo de efectos secundarios. Esto sucede en la Argentina desde comienzos de 2016. Desde entonces se han eliminado tantos, pero tantos virus, que no sólo se ha conseguido la salud de cientos de miles de personas en el mundo, sino que consideramos que los virus que quedan “deben estar muertos de miedo”.

Edith Michelotti

Grupo Hepatitis Rosario

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario