Cartas de lectores

Encontramos a Loky

Luego de 21 días de búsqueda, encontramos a Loky. Veintiún días de tristeza y soledad, días de ansiedad y esperanza mezclados con angustia para su familia humana, que lo buscó en las islas y en la ciudad y alrededores.

Miércoles 03 de Julio de 2019

Luego de 21 días de búsqueda, encontramos a Loky. Veintiún días de tristeza y soledad, días de ansiedad y esperanza mezclados con angustia para su familia humana, que lo buscó en las islas y en la ciudad y alrededores. Días en los cuales se fueron multiplicando afiches de "Perro perdido" en columnas, paradas de colectivos, guarderías náuticas. Días en que ese paraíso que es la Reserva Natural Islote Los Benitos parecía triste. Loky había sido visto por última vez el domingo 2 de junio con un grupo de chicos en dos lanchas que habían amarrado frente al islote en el canal pequeño paralelo al Paraná Viejo. Ha ocurrido que gente en lancha se lleve perros de las islas, sin preguntar. Muchas personas no saben que en general en las islas los perros no llevan collar ni chapita por el riesgo de quedar atorados en la vegetación o en los camalotes. Sin embargo, cabe preguntarnos por la actitud de un grupo de jóvenes que acampa en las islas frente a casas de vecinos, durante dos fines de semana seguidos ve dos perros juntos, comparte con ellos un momento y sin cruzarse a hablar con los vecinos decide llevarse uno de los animales a la ciudad. Un animal que terminó abandonado en la calle de una localidad vecina a Rosario, mendigando comida de un frigorífico. ¿Qué se le puede cruzar por la cabeza a quien se lleva un animal separándolo del otro animal que lo acompaña, en una zona habitada y encima para abandonarlo así a su suerte? La Capital publicó el anuncio tres veces, incluida la carta de lectores del jueves 20 de junio: "Loky, el perrito de la isla". ¿Pudieron estos jóvenes no enterarse? ¿Pudieron no ver los carteles instalados donde deben firmar la salida de las lanchas? Lamentablemente, hay seres humanos que no sólo invaden territorios naturales dejando basura sin cuidar el medio ambiente, sino que también son capaces de invadir una existencia sana y feliz como la de Loky. Afortunadamente hay seres humanos con la sensibilidad y la grandeza de ayudar a otros y especialmente a los animales. Un ángel al salir de trabajar en el frigorífico Paladini, en Villa Gobernador Gálvez, lo reconoció y otros dos ángeles se comunicaron conmigo por diferentes medios para avisarme. No había fotos ni certezas pero sí una esperanza. Luego de 21 días de frustraciones, fui hasta el frigorífico Paladini y allí estaba Loky, acurrucado al costado de un local al lado del frigorífico, asustado. "Es Loky, es Loky!" gritaba como una loca mientras él me daba cientos de besos, tan sorprendido como yo de que estuviéramos ahí, en el medio de la nada, lejos del islote y de aquel domingo.

DNI 16.745.193

Telefónica Movistar, pésimo servicio

Llevó más de dos meses sin teléfono fijo e infinidad de reclamos, incluido el Enacom, y sin perspectivas de reparación. Eso que vivo en el centro de Rosario. Me imagino como será el servicio de Movistar en zonas alejadas. Tenemos un familiar anciano y enfermo en casa que no sabe utilizar celulares y sólo podía comunicarse mediante el fijo.

Javier Salcedo

DNI 14.938.412

No somos analfabetos políticos

Hay nueve candidaturas presidenciales. Una resultará vencedora el próximo octubre o antes si no hay ballotage. Escuchamos, leímos, vimos y pensamos todo lo posible al respecto. No aprendimos nada, pues los candidatos siguen en campaña hasta las Paso y se han olvidado de contarnos qué harían si son electos para morigerar los efectos de la terrible crisis socioeconómica que estamos atravesando. Como al pasar, recordé que seremos nosotros quienes sentemos al vencedor en su sillón presidencial. También recordé a Bertolt Brecht cuando definió como "analfabeto político" a aquel que no participa, no se interesa, no escucha, no dice ni ve nada del quehacer de la política. ¿Seremos así los que tiremos el voto dentro de la urna? Como no me agrada el calificativo, diré esto: Lo que tenemos que votar no es una persona, es el modelo político que puede salvar a nuestro país. Y solo hay dos formas para ello; el sistema democrático que impera en muchos países con libertades garantizadas, justicia independiente, legisladores que defiendan a sus representados como su propia familia, o un sistema cerrado al mundo, manejado autoritariamente por grupos, como Irán, algunos países árabes, Venezuela. Esta decisión que debemos tomar es delicada; si se resuelve por escasa diferencia y los perdedores no quedan conformes, nunca tendremos la paz tan deseada. Es un panorama muy desalentador. Pensemos en el futuro. Hagamos un profundo examen de conciencia alejado de candidaturas. Olvidemos rencores, fanatismos, revanchas. No seamos analfabetos políticos. Nuestro país tiene elementos humanos y materiales destacables. Sólo falta unirnos y la niebla comenzará a despejarse.

Rubén Mario Baremberg

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario