Cartas de lectores

El transporte urbano de Rosario

Domingo 03 de Junio de 2018

El pasado domingo viví dos acontecimientos que me dieron que pensar. Todos los días tomo el mismo colectivo para ir a trabajar y los choferes ya me conocen: saben dónde me subo y dónde me bajo. Durante mi recorrido, una veintena de adolescentes subió en distintas paradas. La mayoría no canceló su viaje. Más tarde, en la mañana, fui testigo de la negativa de un chofer a trasladar a un grupo que participaban del Encuentro Nacional de Jóvenes Católicos organizado en nuestra ciudad. No ocurrió lo mismo en otras ocasiones cuando la intendencia facilitó transporte público gratuito para otros encuentros sugestivamente más cercanos a la idiosincrasia partidaria. Todo esto se ensambla con los reiterados reclamos de la provincia y el municipio por la falta de ayuda del gobierno nacional en materia de transporte público. Si la situación es realmente crítica ¿no deberíamos pagar todos el boleto para no empeorar la situación del sistema público de transporte? El chofer de la unidad que me dejó en la esquina de mi trabajo me confesó que la única razón por la cual respetó el recorrido es porque está al tanto de mi discapacidad y no quería hacerme caminar, algo que me resulta penoso. De otro modo, pera evitar esta zona conflictiva se desvía del recorrido. Puedo comprender que aún siendo crítica la situación se permita viajar gratis a personas que acuden a encuentros en contra de la violencia de género y puedo entender que se evite hacer lo propio con grupos que tienen objetivos contrapuestos a premisas partidarias tales como el aborto, aunque me parezca un tanto mezquino. Lo que no puedo entender, y dudo que alguien pueda explicármelo, es que la gente que trabaja no pueda ir a trabajar porque las autoridades competentes no son capaces de hacer respetar las normas vigentes. Salvo excepciones como los discapacitados, todos deben abonar su viaje.

Juan Pablo Zuccole

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});