Cartas de lectores

El satélite argentino

Es de esperar que los brillantes destellos de la capacidad técnica argentina, iluminen a nuestros gobernantes para que pongan en órbita el ansiado satélite del progreso nacional.

Domingo 14 de Octubre de 2018

Mientras Argentina está convulsionada por una preocupante turbulencia económica y política, hay una faceta técnica que la muestra al mundo como un país cada vez más avanzado en el fascinante capítulo de los satélites artificiales. En efecto, el Instituto de Investigaciones Aplicadas (Invap) es una empresa rionegrina con sede en Bariloche, reconocida por la Nasa en virtud de la capacidad que el Invap ha demostrado en diseñar, construir, ensayar y operar satélites. Eso quedó probado con la construcción de los satélites de comunicaciones Arsat 1 y Arsat 2, puestos en órbita por un cohete Ariane V- or Soyuz, desde una plataforma de lanzamiento espacial ubicada en Kourou (Guayana Francesa), perteneciente a la compañía francesa Arianespace. En tanto el Arsat 3 estará terminado en 2019. Por su parte, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), es la institución rectora de la actividad espacial argentina; posee experiencia en posicionar en órbita satélites científicos, y tiene su sede en el Centro Espacial Teófilo Tabanera (Cett) ubicado en la población Falda del Carmen a 30 kilómetros de Córdoba capital. En una histórica conjunción tecnológica, el Invap, la Conae, la Comisión Nacional de Energía Atómica (Cnea) y la compañía aeroespacial Vehículo Espacial de Nueva Generación (Veng), diseñaron y fabricaron el satélite Saocom 1A; que tendrá la misión de medir la humedad del suelo y estudiar condiciones hidrológicas, pero no en base a fotografías, sino apelando a un sistema de radar que le permitirá operar aun en horas nocturnas. Este satélite detectará asimismo derrames de petróleo y ubicación de barcos. El equipo satelital Saocom 1A significa: Satélite Argentino de Observación Con Microondas, y consta de un complejo radar y de un satélite propiamente dicho de tres toneladas que fue lanzado desde la base Vandenberg de la Fuerza Aérea estadounidense en California, mediante un cohete Falcon-9, el domingo 7 de octubre pasado. Todo lo relacionado con la importante misión, será monitoreado desde la estación terrena de Falda del Carmen, Córdoba. Es de esperar que los brillantes destellos de la capacidad técnica argentina, iluminen a nuestros gobernantes para que pongan en órbita el ansiado satélite del progreso nacional.

La grata experiencia de ser ayudado

Tuve un episodio impensado, imprevisto, en la vía pública. Ocurrió que ante una maniobra imprudente de un automovilista que estaba en doble fila mientras yo circulaba por el tercer carril, a la altura de San Lorenzo al 1100, me vi obligado a realizar un volantazo y colisionar mi llanta contra el cordón. Eso produjo que explotara mi neumático delantero izquierdo. Eran las 20 del domingo 7 y entré a pensar en todos los inconvenientes que este hecho traía aparejados. Estaba en doble fila obstruyendo el tránsito y a eso debo agregar mi absoluta falta de experiencia para resolver ese tipo de situaciones. De pronto, pasó una pareja y el joven se detuvo y me dijo: "Su rueda delantera está en llanta", Sí, le respondí. "¿Quiere que lo ayude?", me dijeron. "Me hace mucha falta que alguien me ayude", retruqué. En menos de cinco o siete minutos resolvió mi grave problema y mis sensaciones fueron de lo más diversas. De gran agradecimiento y de sentirme comprendido en un momento tan crucial para mí. Y quiero, además, destacar su desinteresado gesto de ayudar sin condiciones. Realmente, me sentí muy amparado y protegido. Una sensación poco frecuente en mi vida. El joven protagonista de este suceso es bombero voluntario y se llama Lucas Gómez, de la localidad de El Trébol que, además, trabaja en nuestra ciudad a cargo del mantenimiento de una empresa de la industria farmacéutica. Su pareja, Cintia Biancucci, es maestra jardinera, y con toda la calidez que ustedes imaginen, acompañaba silenciosamente, pero con todo afecto, a Lucas en esto de ayudar al otro. Una hermosa experiencia que necesitaba compartir y difundir.

El clásico enRosario

Todos los hinchas del fútbol desean que el clásico rosarino se juegue en nuestra ciudad. Es el más reñido, competido y disputado del fútbol argentino, según las apreciaciones de jugadores que participaron del clásico porteño (River-Boca) y el platense (Gimnasia y Esgrima-Estudiantes). Acuerdan que ninguno de estos se compara con el fervor y la pasión de un Newell's-Central. La expectativa que despierta el derby de nuestra ciudad es inconmensurable habida cuenta del largo tiempo en que no se juega con la presencia de la parcialidad visitante. River y Boca se enfrentan en varias oportunidades durante el año, ya sea a través del campeonato oficial o en torneos de verano. ¡Qué pena que el partido por los cuartos de final de la Copa Argentina se juegue en otra ciudad! Las autoridades provinciales y municipales conocen muy bien quienes son los responsables de las barras bravas de ambos equipos, generadores de violencia irracional que nunca es controlada. No se puede negar a los amantes del fútbol, el deleite del clásico más pasional que existe en Argentina. Los funcionarios tienen la responsabilidad de revertir el oprobio que significa para la cuidad, el hecho de trasladar el clásico rosarino a otra localidad.

Calles rosarinas con nombre de mujer

La ciudad de Rosario tiene la particularidad de poseer muchas calles con nombres de mujer, que representan a maestras, educadoras, pedagogas, actrices, cantantes, patricias, políticas, escritoras, artesanas, diosas y del santoral. Así, por orden alfabético, tenemos: Anna Frank, Juana Azurduy, Ana María Benito, Emilia Bertolé, Juana Elena Blanco, Amanda Campodónico, Juaquina Casal, Concepción Inmaculada, Concordia (diosa romana), Clementina Conte de Alió, María Conway (educadora), Isabel Bayer de Coolidge (educadora), María S. Curie (científica), Dolores Dabat (educacionista), Damas Mendocinas (ayudaron al Gral. San Martín), Nuestra Señora Del Huerto (colegio), Julia Deliot, Florencia, Carlota Garrido de la Peña, Isabel La Católica, Libertad Lamarque, Susy Leiva, Leticia, Lola Mora (escultora), Carola Lorenzini (aviadora), Luján, Madre Cabrini, Madres de Plaza de Mayo, Azucena Maizani, Juana Manso (pedagoga), Gregoria Matorras (madre del Gral. San Martín), Lola Membrives, Minerva (diosa de la sabiduría), Lucía Miranda, Gabriela Mistral (escritora), Alcinda Morrow (educadora), Ntra. Sra. del Rosario, Elsa O'Connor, Angelina Pagano, Patricias Argentinas, Manuela Pedraza (guerrera), Irma Peirano (escritora), Gregoria Pérez de Denis (patricia), Eva Duarte de Perón (política), Dolores Prats (patricia), Josefina Prelli (música), Rosita Quiroga (cantante), Remedios de Escalada de San Martín (esposa del Gral.San Martín), Mariquita Sánchez de Thompson (patricia), Santa Isabel, Santa María, Santa Matilde, Santa Rita, Santa Rosa de Lima, Santa Teresita (del santoral), Alfonsina Storni y Rosa Wernicke (escritoras). Queda así plasmado el elenco de calles rosarinas que llevan el nombre de distinguidas mujeres.

Los textos destinados para Cartas de los Lectores no deben exceder las 200 palabras. Tienen que consignar nombre y apellido del autor, número de documento de identidad, domicilio, número de teléfono y deben estar firmadas, sin excepción. La Capital se reserva el derecho a resumirlas y corregirlas. Enviarlas o traerlas personalmente a Sarmiento 763. Por correo electrónico a cartaslectores@lacapital.com.ar o a través de www.lacapital.com.ar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});