años

El mundo pospandemia

Hablar del mundo pospandemia, cuando aún estamos transitando la pandemia me parece algo inimaginable e improcedente.

Jueves 28 de Mayo de 2020

Hablar del mundo pospandemia, cuando aún estamos transitando la pandemia me parece algo inimaginable e improcedente. Hemos leído a epidemiólogos y científicos que, opinando en las antípodas, vaticinan situaciones apocalípticas, mientras que otros las presentan como bucólicas. Los detractores de las cuarentenas, argumentan los graves problemas económicos que producen y, sin tomar en cuenta la salud de la población, sostienen que la infección no concede inmunidad, en consecuencia, al terminar el aislamiento, todos podrán contraer la enfermedad con el agravante de los problemas sociales, psicológicos y económicos que habrán padecido por haber estado aislados. Los que apoyan la cuarentena destacan la menor incidencia de contagio y muerte producida por el Covid-19 y la posibilidad de inmunizarse mediante la vacuna que se está desarrollando en varios países del mundo y se halla en etapas avanzadas de investigación. Entre ambas posiciones antagónicas y ante una enfermedad nueva cuyo origen y propagación están por dilucidarse, es bueno utilizar las conductas racionales, en base a la observación de los resultados alcanzados en los diferentes países, tanto en los que hubo cuarentena rígida, flexible o cuando no la hubo. Las derivaciones en todos los ámbitos del quehacer humano son impredecibles. La presencia del Estado, el rol del mercado, la relaciones entre ambos son impensables. Lo que sí estará fuera de discusión es el valor de la salud como factor primordial en la vida de las personas. Los países más reacios a la injerencia del Estado, habrán tomado cuenta de la importancia excluyente de contar con una buena salud pública. Estamos ante un cambio de era en la evolución del género humano. El antropólogo, Yuval Noah Harari, traza una breve historia de la humanidad, desde la aparición de género humano hace más de 2,5 millones de años hasta hace 200.000 años. Tres fueron las revoluciones que nuestra especie ha protagonizado: la cognitiva, con la aparición del lenguaje hace 70.000 años; la agrícola, hace 12.000 años y la científica, hace 500 años. Ya nada será igual, luego del flagelo del Covid-19.

Alejo Vercesi

Simplemente cuidar la salud

Eso es lo que se hace con la cuarentena, la cual tiene muchos opositores que no están de acuerdo con lo dispuesto, y quieren terminar con la misma para reactivar la economía, porque según dicen, de continuar, será peor el remedio que la enfermedad. Que es todo una maniobra, que estamos gobernados por infectólogos, entre otras cosas, que no son más que críticas políticas, que no aportan para nada, en la solución del pesado trance que nos toca vivir, y sólo consiguen confundir a los que cumplen con las disposiciones. Más si tenemos en cuenta que con una leve flexibilización que se estableció hace dos semanas, para permitir una parcial apertura de negocios e industrias, se tuvo como resultado un considerable y peligroso incremento de casos en los últimos días. No hace falta investigar mucho para ver lo que pasa con los países que no quisieron hacer o abandonaron la cuarentena, subestimando el grave problema, para no afectar o reactivar su economía, con las lamentables consecuencias de miles de contagios y muertos en su población. Menos mal que en nuestro país hubo un cambio de gobierno, porque no quiero pensar qué hubiera hecho el anterior con esta situación, ya que por su similitud y estrecha relación con los de Brasil y EEUU, quizás estaríamos obrando como ellos, o sea cuidando la economía como quieren los críticos, pero sin importar lo que le suceda a su pueblo. Afortunadamente, en Argentina se eligió primero cuidar la salud, y espero que como se pueda se vayan atendiendo y solucionando los problemas económicos que tenemos y seguramente se irán incrementando, y como dicen los críticos y comparto, será una muy difícil tarea, pero no imposible, pero lo que no tiene solución, son las muertes por la falta de prevención y desidia.

Esteban Giannuzzi

Que pase rápido esta pandemia

Luego de leer cómo se caen las causas y se liberaron a numerosos ex funcionarios que estaban presos acusados de corrupción y otros delitos, me imagino que hasta el mismísimo Carlos Robledo Puch debe estar preparando el bolsito.

Edgardo Sánchez

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario