Cartas de lectores

El mejor se llama Mario Alberto

Miércoles 02 de Diciembre de 2020

Sr. Director: Aparte del dolor por la muerte de Maradona y sin desmerecer una pulgada todo lo que hizo y fue como futbolista, surge cotejar ciertos números en relación a lo hecho por quien considero quizás el, en verdad, más grande futbolista de todos los tiempos de Argentina. El mismo que, con una campaña superior a la de Maradona, al menos en promedios, pero sin registrar una apilada como logró Diego contra los ingleses, no figura al menos a la par de él.

Se trata de Mario Alberto Kempes, goleador de un Mundial, galardón que no alcanzó Diego; autor de dos goles en una final del mundo, hazaña que tampoco logró Diego; de mayor promedio al militar en un club, de entre otros, como fue en Rosario Central, en el cual, en dos años y medio marcó 107 goles en 123 partidos, con un fantástico promedio de 0,87 gol por partido, superior al de los máximos goleadores del futbol argentino, Arsenio Erico y Ángel Labruna, quienes lograron casi 300 goles pero en carreras extensísimas. Kempes, además, obtuvo el Botín de Oro.

Maradona, donde más goles consiguió fue en el Napoli, logró allí 115 goles, pero necesitó siete años. Quizás hizo falta un tremendo gol hecho a los ingleses y todas la parafernalia de los medios de comunicación para instalar la imagen de que Maradona fue el más grande de todos los tiempos, pero los números logrados por Kempes lo desmienten, y perturban, y de forma abrumadora, dicha imagen.

Para no entrar en polémicas estériles, no tuvimos al más grande futbolista de todos los tiempos, tuvimos, en todo caso, a los dos más grandes futbolistas de todos los tiempos. Pero si miramos desapasionadamente los números, Kempes fue, sin duda alguna, el más grande.

Miguel A. Decunto

DNI 11.270.762

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario