Cartas de lectores

El hada madrina del hospital

Mi nombre es Florencia y les voy a contar una historia, mi historia.

Lunes 19 de Agosto de 2019

Mi nombre es Florencia y les voy a contar una historia, mi historia. Para que se sepa que los valores humanos no están perdidos y que hay muchas personas con sentimientos, predisposición y bondad. Ellos trabajan silenciosamente pero cumplen metas, objetivos. Llegué al Hospital Alberdi con José, mi compañero y padre de mis hijos, derivada del Hospital Clemente Alvarez. El motivo era el tratamiento que debía realizar en dicho nosocomio por su avanzada enfermedad. Fuimos recibidos por la doctora Daniela Garrel, médica a cargo de cuidados paliativos. Lo trató con mucha dulzura, carino y afecto, y con su "varita mágica" concretó el sueño de José: que nos casáramos. Siempre habíamos tenido la idea de casarnos pero por esas cosas de la vida no lo pudimos llevar a cabo. En menos de 24 horas, la doctora Daniela, nuestra hada madrina, organizó el casamiento. El personal del hospital permitió que mis cuñadas adornaran la habitación con globos y banderas, y además colocaron un escritorio en el cual pudimos dar el "sí, quiero" ante el juez del Registro Civil. Todo este contexto en la habitación donde aún permanece internado. Mi agradecimiento eterno a la doctora Daniela Garrel, Dios la ha colocado en el lugar indicado. Continúe con sus "poderes mágicos" destellando luces de alegría.

Florencia Gómez

DNI 30.809.733

Veganos contra carnívoros

Una nueva grieta se ha instalado en la sociedad: carnívoros contra veganos (a mí no me molestan estos últimos). No haré alusión al papelón de la Rural pero sí quiero destacar la nobleza de los animales que nos proveen de proteínas, merecen una muerte digna. Según estudios avalados por médicos nutricionistas y el propio Christian Feldkamp, director ejecutivo del Movimiento Crea, todo es relativo y a su vez beneficioso. Del otro lado el que festeja es el dueño de la secta vegana (porque así se comporta), Manuel Alfredo Marti, quien nos quiere imponer el brócoli y demás verduras por la fuerza. Sería bueno encontrar una dieta equilibrada para satisfacernos sin que comamos con culpa, y poder ingerir alimentos acordes con nuestra demanda alimentaria. Por las dudas compré el asadito del domingo, no vaya a ser que impongan una resolución vedando el consumo, obviamente acompañado con una fuente de vegetales también a la parrilla.

Roberto Sánchez

Conforme con mi obra social

Quiero agradecer a la obra social el Arte de Curar por los servicios prestados por la enfermedad de mi esposa, Norma Beatriz Bisignano, quien padecía de un cáncer de pulmón muy avanzado, por lo que requería controles y tratamientos en forma permanente. En ningún momento tuve problemas. Los profesionales del Arte de Curar debemos estar muy tranquilos con la obra social que tenemos.

Julio Juan Berbara

DNI 5.901.582

Gracias Pami II delegación Rosario

Es el cuarto invierno que mi mamá, Susana Pérez, renace luego de una internación. Esto es sin lugar a dudas por el esfuerzo y la garra que le pone. Muchos, en su lugar, ya hubiéramos tirado la toalla. Pero sobre todo, es gracias a la idoneidad, dedicación, cariño y contención que recibe de sus neumonólogos Walter Gardeñez, Cristián Carminio y Soledad Crisci, quien la empezó a atender este año y en muy poco tiempo se ganó el corazón de mi madre, resultando sus conocimientos médicos tan sanadores como sus palabras. También es gracias al Pami II en su conjunto, médicos, enfermeros, mucamas, camilleros y hasta el personal de seguridad que más de una vez me dio una mano. A la Guardia, que rápidamente atiende las crisis asmáticas con las que llegó, en esta internación en particular, a la doctora Cintia Bruzzo y a muchos otros de quienes no tengo sus nombres pero que nos hicieron más fácil transitar por estos duros momentos. No puedo dejar de nombrar a Terapia, si bien este año no requirió de ella, en anteriores internaciones lograron sacarla adelante de situaciones muy difíciles. Gracias al jefe de Terapia, doctor Juan Soldano y a todo su equipo. Por último, agradezco al director, y a su secretaria, María José, por ayudarme a lidiar con los trámites administrativos.

Mónica Banegas

DNI 17.413.812

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario