Belgrano

El cumpleaños de Belgrano

Los integrantes del Instituto Belgraniano de Rosario, a 250 años del Nacimiento de Manuel Belgrano, el 3 de junio de 1770 en Buenos Aires, se adhieren a este Homenaje Nacional.

Lunes 01 de Junio de 2020

Los integrantes del Instituto Belgraniano de Rosario, a 250 años del Nacimiento de Manuel Belgrano, el 3 de junio de 1770 en Buenos Aires, se adhieren a este Homenaje Nacional. El niño Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano nació en la casa paterna, avenida Belgrano 430, y fue bautizado en la basílica Nuestra Señora de la Merced al día siguiente. La madre fue María Josefa González Casero, de familia procedente de Santiago del Estero. Su padre, Domingo Belgrano Péri, era oriundo de Italia, había llegado a Buenos Aires en 1753 autorizado por el rey de España, para trasladarse a América en condición de comerciante. El niño Manuel creció, fue abogado, políglota, traductor, secretario del Consulado de Buenos Aires, economista, periodista, militar, vocal de la Primera Junta de Gobierno de 1810, Creador de la Bandera Nacional, creador de escuelas, considerado héroe y Padre de la Patria. Ciudadanos argentinos, revivamos la personalidad de Belgrano y no olvidemos, que en él tenemos ejemplos de estudioso, sacrificado, honesto, humilde, alejado de los privilegios. Belgrano cultivaba valores humanos y religiosos: "la vida, el respeto, el honor, la verdad, la felicidad de sus semejantes", sabía que el camino de la vida estaba lleno de espinas y que los fracasos no eran para llorar, sino dificultades para vencer y triunfar, era resiliente. Entregó su alma al Señor, en la pobreza el 20 de junio de 1820 luego que musitó: "Ay, Patria mía cuántos males tienes todavía, espero que las nuevas generaciones los sepan remediar". Su lecho en la casa paterna, estuvo rodeado de sus hermanos, un sacerdote dominico y su médico. Fue enterrado en el atrio de la iglesia. ¡Gloria y honor al héroe Manuel Belgrano!

Luis Angel Maggi

¿Una oportunidad política?

Absortos vemos las miserabilidades de la política en todos los portales de noticias y medios oficialistas, sin pruritos ni bozales éticos exponiendo los contubernios de la oposición cuando era gobierno. Quienes cumpliendo con las promesas de campaña encarceló a los corruptos, ahora la única tarea que los entretiene a esta pléyade de eruditos inmorales actuales, es liberar a los mismos y juntar a los mercenarios en el Congreso para legislar a favor de la impunidad de "la reina y los príncipes", cuyos alfiles buscan hacer zafar de los procesos judiciales. Escucho a su mandadero ideologizando la pandemia para beneficiar y mejorar nuestra calidad de vida, y que es una oportunidad para cambiar y que no va a dejar pasar, avalado por el bufón del régimen, Dady Brieva, que pide "venezuelizar" la Argentina. Para mí son rémoras y parásitos que viven de nosotros y les importa un bledo que a la sociedad le vaya mal o bien, pruebas al canto no hay quien piense que exigir la libertad de trabajo sea parte de la grieta anticuarentena, es una falacia para estigmatizar a aquellos que vemos el trasfondo político de la cuestión, a costa de arruinar la economía y luego adjudicar a la pandemia tal extremo.

Roberto Sánchez

Las dos epidemias de mi vida

Actualmente, estamos soportando esta tremenda pandemia en el mundo, con tantas tristezas impensadas, con tantas muertes, enfermos con un aislamiento obligatorio pero con mucha fe, y Dios mediante esperamos que este infierno se termine. Que vaya nuestro consuelo a las familias de las víctimas. También me quiero referir a la "epidemia leprosa". En la actualidad, tengo 80 años y desde niño fui fanático del querido NOB. Me ha tocado muchas veces llorar, pero les cuento que fueron tantas las alegrías, emociones y orgullo, que las penas pasaron al olvido. He tenido también la suerte de recorrer muchas canchas de nuestro país, de conocer tantos jugadores como hinchas. Pero también tuve la suerte que durante varios años formé parte de varias subcomisiones de control de puertas que, en forma voluntaria, lo hacíamos en todos los partidos que actuaba nuestro equipo, ya sea como local o visitante. Vaya mi recuerdo a todos aquellos compañeros. Hoy la institución me brindó una tremenda sorpresa con su visita y regalos, mucha emoción y alegría, para mí muy valioso y por lo que estoy muy agradecido al Departamento Solidario. Sigan por ese camino,

Ernesto Pereyra

DNI 6.034.077

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario