Cartas de lectores

El culpable es el otro

Como seres humanos tenemos la necesidad de conocer la causa de nuestros males, pero el problema se da cuando simplificamos la realidad, debido a que identificar cada una de las variables que la determinan requeriría tiempo y estudio, por eso tendemos a buscar en el otro al culpable, en políticos, periodistas, empresarios, sindicalistas, clases sociales, inmigrantes, países o religiones.

Viernes 29 de Mayo de 2020

Como seres humanos tenemos la necesidad de conocer la causa de nuestros males, pero el problema se da cuando simplificamos la realidad, debido a que identificar cada una de las variables que la determinan requeriría tiempo y estudio, por eso tendemos a buscar en el otro al culpable, en políticos, periodistas, empresarios, sindicalistas, clases sociales, inmigrantes, países o religiones. Es más fácil señalar al otro que reconocer nuestros errores, ya que eso implicaría cambiar nuestras creencias y acciones. Las experiencias personales, valores inculcados o entornos en que vivimos determinan nuestras preferencias políticas, lo cual no está mal, lo que está mal es identificar al otro como enemigo y responsable de nuestras desgracias. Esta práctica trae aparejado el deseo de eliminar al otro, y creernos poseedores de la verdad. Cuando transitamos este camino, perdemos de vista los verdaderos problemas, además de malgastar energías en sembrar el odio, cuando podríamos cooperar para beneficiarnos mutuamente. Una manera de evitar estas prácticas es dar la espalda a aquellos políticos y comunicadores que promueven el odio, centrando sus exposiciones públicas en desacreditar al otro en lugar de buscar el consenso discutiendo datos, ideas y proyectos. También deberíamos hacer el ejercicio diario de leer, escuchar y conversar con quienes no coincidimos, porque hacerlo nos enriquece al enseñarnos que no todo es blanco o negro.

Flavio Sfulcini DNI 25.007.696

Pedido al gobernador Perotti

Al señor gobernador de la provincia de Santa Fe, Omar Perotti. Con todo respeto, me dirijo a usted a los efectos de solicitarle quiera tener a bien que por su digno intermedio y ante quien corresponda, se nos haga efectivo el pago que nos pertenece sobre un salario correspondiente que va directamente al haber jubilatorio. Para su conocimiento, esto se trata del juicio ganado y que desde hace un año y medio lo están percibiendo Caja de Jubilación y Caja de Pensiones Sociales, ley 5.110, quedando algunas personas que le corresponde y que no ha sido abonado, como en mi caso. Por lo tanto, espero sea viable en tiempo y forma. Saludos cordiales.

DNI 3.564.516

Trabajos de mantenimiento

En mi caminata por avenida Francia entre Acevedo y bulevar Segui, pavimento de pocos años con cantero central y ciclovía, creo que se puede mejorar la estética y el cuidado de la misma. Todo ello en lo que hace al cortado del césped del cantero central, no se trata de cortar y nada más, hay que hacer los bordes del sendero de ciclovía. Se corta el césped y no se descubren los bordes de la ciclovía, se nota que el césped avanza sobre la misma cubriéndola, reduciendo el paso ciclovial y además destruyéndolo con el tiempo. Los trabajos de mantenimiento hay que hacerlos bien. Por eso, al organismo municipal que se encarga de tal servicio que ponga cuidado y haga los bordes, porque así se van arruinando las estructuras, al igual que cuando sacan las carteleras, pasacalles, saquen también los alambres y/o cintas que los sostienen porque quedan en las columnas. Los trabajos de mantenimiento hay que realizarlos con un poco más de énfasis y dedicación.

Carlos Bianchi

En el Reino del Revés

Qué ingenua era en mi infancia, cuando cantaba: “Me dijeron que en el Reino del Revés nada el pájaro y vuela el pez...”, emulando a María Elena Walsh. Hoy la reemplazaría por: “me dijeron que en el reino del revés, Susana Giménez se fue a Uruguay; Marcelo Tinelli paseó en su vehículo por el país desde al sur; Jimena Barón se mudó de la capital a la provincia de Buenos Aires buscando felicidad”. Y nosotros, de clase media, y ni hablar de los que viven en la pobreza extrema, debemos permanecer encerrados, controlados, también viendo cómo muchos presos quedan en libertad. ¡Qué pena me da mi país! Hoy estoy muy indignada por todo esto que pasa. Lo confieso públicamente.

Karina González

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario