Cartas de lectores

El costo de las expensas

En menor o mayor medida siempre el costo de las expensas ha sido motivo de inquietud de propietarios e inquilinos, sobre todo por las dudas de una administración deshonesta, y no digo que en algunos casos las haya, pero las causas de esas dudas ocurren porque son los mismos propietarios que no se ocupan de controlar a las administraciones y las expensas, teniendo en sus manos todas las disposiciones legales para hacerlo.

Viernes 02 de Febrero de 2018

En menor o mayor medida siempre el costo de las expensas ha sido motivo de inquietud de propietarios e inquilinos, sobre todo por las dudas de una administración deshonesta, y no digo que en algunos casos las haya, pero las causas de esas dudas ocurren porque son los mismos propietarios que no se ocupan de controlar a las administraciones y las expensas, teniendo en sus manos todas las disposiciones legales para hacerlo. Antes, y ahora, la nueva ley, incorporada al Código Civil-Comercial da opción para constituir un consejo de propietarios que son elegidos libremente en asambleas anuales. Pueden ser reelectos total o parcialmente, comprometiéndose a asistir a la sede de la administración, cuando son convocados cada dos meses. Su función es auditar la contabilidad, revisando los comprobantes y su coincidencia con lo liquidado en las expensas; estado de cuentas presentado por la administración; tomar conocimiento de próximos arreglos y prioridad para ejecutarlos y de ser posible aportar presupuesto. Controlar que la administración no "cargue" en expensas costos de reparaciones en departamentos que deberían ser pagados por el habitante del mismo sin ajustarse al Reglamento y a la ley. No son rentados; no tienen poder de decisión ni responsabilidad por actos del administrador. No son enemigos de la administración; son importantes colaboradores que en las asambleas dan cuenta de la marcha de la administración. Esta es la mejor solución para desechar toda duda sobre la economía y honradez del administrador. La más rápida y económica. Hace unos días en La Capital anunciaban que una señora proponía al Concejo incorporar inspectores para control de expensas y que no tenga costo. Dar intervención a entes municipales u otros es crear burocracia y no es verdad que no tenga costos. Lo que sucede es que en la mayoría de los edificios hay niveles de poder económico y los costos dependen básicamente de los servicios que se deseen. Ejemplo: horas de calefacción y temperatura; portero que les abra cada vez que salen o ingresan, también de cocheras; vigilancia noche y día. En las asambleas, los de mayor poder económico quieren lo mejor y se entablan serias controversias.
Francisco Doino
DNI 5.983.278


¿Los más jóvenes opinan?

"Vivimos siguiendo el ejemplo de los mayores", dicen los jóvenes, según la profesora Michelotti, un ejemplo lleno de hipocresías y mentiras. Walter Benjamín decía que la experiencia es la máscara que la juventud revolucionaria debe arrebatarles a los adultos/conservadores. Y agregaba que la experiencia es el botín de guerra de la profunda crisis cultural de la primera posguerra. Pero desaparecido el mito de la experiencia de los mayores, ¿qué queda como realidad fundante para el mundo de los jóvenes? Nada. Sólo el acontecimiento. La información deslavada efímera e intercambiable. La posverdad. Y con ella el mundo del deseo. Un deseo desviado por el objeto, el cual se erige en el soporte de las conductas de los seres atrapados en el escenario del ambiente humano. El objeto deseado, material o inmaterial, real o simbólico: burbuja tecnológica; mural callejero; turismo europeo; derechos humanos; sustentable; se transforma para el sujeto actuante, en el depositario de un supuesto significado subjetivo que trasciende su mera objetividad y justifica su consumo. El sujeto cree encontrar en el objeto una suerte de fascinación que lo vuelve dependiente del mismo y lo convierte en su "razón de ser" como único mecanismo que le permite "codificar" el convivir con la incertidumbre de una realidad que se le presenta esquiva, compleja e inaprehensible que lo sume en la desesperanza, la exclusión y el vaciamiento cultural y lo incapacita de expresar su desaliento salvo por expresiones de violencia cada vez más descontrolada. ¿Esta es la "nueva experiencia" que los adultos mayores-conservadores impusieron? ¿O también estos supuestos adultos cayeron presos de la misma fascinación por un pensamiento hegemónico dominante y la trasmiten inconscientemente a sus jóvenes? Si es así, si como decía Hamlet: ser o no ser es la cuestión, entonces esta humanidad ha llegado cabalgando el "no ser", al fin de los tiempos. El resto es silencio.
Abelardo Pagani
DNI 6.009.529


Y sí, lo primero es la familia

Según parece al gobernador Miguel Lifschitz no le cayó muy bien la decisión del presidente Mauricio Macri de pedirles la renuncia a los parientes de ministros del gobierno nacional, y criticó esa medida. Entendemos y justificamos la postura de Lifschitz: si en la provincia de Santa Fe tuvieran que renunciar los parientes, amigos y amigas de los jerarcas y dirigentes del Partido Socialista, esa multitud tendría que salir a buscar trabajo, con lo cual se produciría no sólo un serio problema social sino además una fuerte caída del ingreso de la "familia socialista". Y ya se sabe que la familia es la base de la sociedad.
Roque Sanguinetti
DNI 6.065.831


En busca del propio destino

Cuando hablamos de vocación, hablamos de apostar a algo. Podemos inclinarnos hacia la música, los números, las letras u otra actividad. Pero no garantiza que tengamos talento para ella. Es una apuesta, un juego sin garantías de buen final. La vocación que suele sentirse a temprana edad, a veces termina en una obsesión. Cuando crecemos, se nos plantea la pregunta inevitable: ¿tengo lo necesario para emprender esta profesión? Al terminar el secundario quise estudiar abogacía, no resultó. Anduve dando vueltas, buscando quizás mi destino. El llamado de un familiar me transformó en vendedor, viajante de comercio. Y aprovecho para recordar a mi maestro como viajante, don Juan Alvarez Guastavino. Y hoy, a mis 70 años, sigo disfrutando de esta dichosa profesión que me hizo conocer muchos lugares y mucha gente. Y el deleite de ser viajante se mantiene intacto. Aprendí y aprendo día a día. Aprendí que a la vocación hay que orientarla, acompañarla de acuerdo a la realidad que nos presenta el diario vivir. Es verdad que este pensamiento va de la mano de mi madurez biológica. El joven actúa con el ímpetu y la velocidad de su juventud. A veces, conversando con mi nieto de 14 años, le digo que abogados, médicos, contadores y otras tantas profesiones, sobran o están mal distribuidos en nuestro país. Pero, lo que no sobra y se necesita, son ingenieros en todas sus especialidades. Procuro que proyecte sus esfuerzos y vislumbre su futuro hacia una actividad desde un punto de vista práctico. Por supuesto, estudiará lo que quiera y le guste. Mi finalidad es orientarlo. Además, le sugiero que la clave está en independizarse económicamente. Puede parecer absurdo que un abuelo hable con tanta crudeza. Y hay algo más. Cuando comencé como viajante ya no era un chico. Pero, como dije, con esa apuesta, con ese salto de fe, y con esa actitud, inicié mi propio camino, mi destino. Y quizás, de eso se trata la adultez.
Jorge Omar Bustamante


Feliz cumple por ochenta veces

Hace un tiempo, cuando éste aún nos pertenecía un poco más, nacía un ser maravilloso que más tarde iba a convertirse en mamá. Hizo rico ese hogar humilde y lo llenó de vida, de luz, y de amor. Ella hacía que todo fuese lindo y junto a su esposo hicieron de nosotros personas con valores y nos dieron una infancia feliz. Nos cuidaba y sacaba de la galera todo lo necesario para que nada nos falte. Extendió su amor a sus nietos y mimó con sus comidas favoritas. Fede, Manu, Alexis, Emi, Andrés y Anna le están muy agradecidos. La soledad no la toca porque supo cosechar un montón de amigas y parientes que no la dejan sola y la visitan continuamente. Hoy, esa persona que llena tanto nuestras vidas, "Mamá", "Coca", "La Coca", cumple 80 años y damos gracias a Dios por tenerla y festejar junto a ella.
Hijos de Rosa Cavalli


Encuentro nacional de jóvenes

No todos los jóvenes son los "ni estudian, ni trabajan". No todos son los irrespetuosos que molestan, los que no tienen nada en la cabeza o los que prefieren ser soldaditos de algún búnker. Todos sabemos que los jóvenes tienen un potencial de vida extraordinario. Un potencial que debemos hacerlo presente, porque en ellos está puesta la mirada y la esperanza de una sociedad mejor. Nuestros jóvenes están creando su camino y los tenemos que acompañar para forjar el cambio de mentalidad que estamos necesitando y pidiendo a gritos. Para transformar la sociedad con la cultura del estudio, trabajo, del esfuerzo, las responsabilidades y la solidaridad. Ayudando a nuestros jóvenes a ser creativos, fuertes y con iniciativas. Ellos son el presente y futuro, la energía que con sus acciones diarias tienen que transformar este tiempo. Hay que revalidar el papel y significado de la juventud en el país que históricamente se los ve como vulnerables o como grupos de riesgo, para pasar a verlos como motores y actores protagonistas. Son la materia prima que necesitamos para una nueva vida, creemos en darles confianza, entusiasmo, vitalidad y alegría, para que puedan apostar a la reconstrucción del país. Del 25 al 27 de mayo, Rosario será testigo de un hecho histórico: el 2º Encuentro Nacional de Jóvenes, organizado por la Pastoral de Juventud Argentina de la Iglesia Católica. Bajo el lema "Con vos renovamos la historia" se hará con sede central en el hipódromo, con el anhelo de que miles de jóvenes venidos de todo el país se reúnan para compartir, proyectar y vivir una Iglesia en salida, reflexionando sobre cuáles serán aquellos rumbos concretos que tomar para dar su aporte a la construcción de una nueva Argentina, más fraterna y comprometida. Todos los jóvenes, entre 15 y 35 años de edad, están invitados a participar.
Gabriel Campero

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario