Cartas de lectores

El cigarrillo mata

Hace unos días se celebró el Día Mundial sin Tabaco.

Jueves 06 de Septiembre de 2018

Hace unos días se celebró el Día Mundial sin Tabaco. Oportunidad en la cual se repitió el llamado de atención a los fumadores para que no ignoren los severos daños que este vicio causa en el ser humano, no sólo a los fumadores activos, sino también a los pasivos. Este año la Organización Mundial de la Salud, una vez más, les recordó a las personas fumadoras que el tabaco tiene relación directa con las enfermedades cardiovasculares, que son la principal causa de muertes en el mundo. Según esta organización, la epidemia del tabaco causa más de 7.000.000 de muertes, 900.000 de ellas pertenecen a fumadores pasivos, es decir a personas afectadas por el humo ajeno. El control del tabaquismo es complejo porque excede el ámbito sanitario y toca al régimen fiscal, la publicidad, la educación y la agricultura. En los últimos años, otro factor de riesgo para la salud es el cigarrillo electrónico, que aunque contiene menos toxinas, también puede provocar enfermedades. Siguiendo con los consejos de la OMS, estos dispositivos provocan estrechamientos de arterias, elevan las pulsaciones y presión arterial, señala que se desconocen las consecuencias a largo plazo, pero admite el riesgo de sufrir cáncer de pulmón y enfermedades cardiovasculares. A pesar de ello, en Argentina son cada vez más los usuarios del cigarrillo electrónico. En 2003, la OMS ratificó el Convenio marco para el Control del Tabaco, en la actualidad cuenta con 180 adhesiones, lamentablemente entre las cuales no está Argentina. La negativa se debe fundamentalmente a la oposición de las provincias tabacaleras. Es de esperar que en un futuro cercano, el Congreso Nacional haga oídos sordos a estos poderosos intereses que mueven el negocio del tabaco y ratifique el Tratado. No está en mi ánimo juzgar la vida privada de nadie, pero está bueno reflexionar y tomar conciencia sobre algo que está debidamente probado y avalado por numerosas investigaciones: el cigarrillo mata.

Jorge Bustamante
DNI 7.796.562


Firmar el empate

En el ojo de la tormenta es difícil tener perspectiva. Los argentinos, por enésima vez, pecamos de ingenuos al creer que iba a ser más fácil huir de ese purgatorio llamado tercer mundo; y la política, desde ya, no estuvo a la altura de las circunstancias. Pero tengamos en claro un detalle no menor: que en 2019 haya una transición democrática del poder, de Macri hacia quien sea, ya sería ni más ni menos que un hito en la historia política de nuestra nación, que jamás ha logrado salir de una crisis seria sin detonar el gobierno de turno antes de tiempo. Entender de dónde venimos es fundamental para moderar nuestras expectativas de cambio en el tiempo. Los argentinos somos insoportable e incomprensiblemente exitistas y a veces no entendemos que no siempre se puede ganar. A veces hay que firmar el empate.

Marcelo Artal
DNI 27.055.629


Los profetas del mal

Después de todo, y antes de tanto, el negro nos sienta bien. Debe ser una honrosa gala el serlo, deberíamos poder alegrarnos de ser considerados los dadores de sentido de macabros argumentos que no escribimos. Sólo leemos ficciones, esas que han creado mal y actuado peor. En las malas historias los finales siempre son predecibles, y en aquellas que acumulan odio, disgregación social, polarización, fanatismos, pobreza, carencias y muertes, un trágico desenlace se infiere desde la primera palabra que la cuenta. Pero así como sin enemigo no hay guerra creíble, sin rival no hay hazaña, y sin mentira no existe la gloria. Estos "profetas del mal" pagarán con su ausencia su osadía, porque el mundo debe leerse bello, optimista y galante pintado por un magnánimo Dios, y por mal que nos pese esa nunca será nuestra lectura.

Karina Cazzaro


Lejos de ser Barcelona

Señora intendente, ¿se enteró de los dos eventos que hubo en Santa Fe capital y que sólo la carrera del Súper TC2000 dejó ingresos por más de 100 millones de pesos? También se jugó el clásico Colon-Unión el mismo fin de semana, sin cortes de calles, sin histerias. Acá en esta ciudad no se puede comer chicles y caminar al mismo tiempo. Aprenda, estamos lejos de Santa Fe pero mucho más lejos de Barcelona, como pretenden hacernos creer.

Jorge Borysiuk
DNI 8.506.494


Discurso presidencial

Que me disculpen los patriotas, esos que se enfundan en banderas y escarapelas cuando el clarín de alerta resuena ante turbulencias, tormentas y afines, porque lo que voy a escribir no va a agradarles. Muy lejos de la imagen de un presidente capaz de aguantar malos presagios a su propio coste con la convicción de llevar a su país a un mejor puerto; con la débil y lastimosa figura esbozada hace unos días en su discurso, el presidente argentino compró su propio naufragio y con él el de millones de argentinos. Es curioso que su optimismo se desinflara cuando más debía mentirse, que esa falsa esperanza arrastrada en jirones se esfumara hoy para pedirle a un país que no lo haga sufrir más, a él, no a todos. Más allá de las sillas musicales, de los fantasmas oportunistas que desestabilizan por pensar de más; mucho más allá de un aparentemente generoso filtro de amistades y parientes, y con el único plan de retornar al tributo feudal para salvar su gestión hundiendo más a la gente, este "baño de realidad tardío" debería ser leído como una renuncia por ineptitud para cumplir con el mandato que le fuera conferido. Todo lo demás suena a verso, muy repetido, demasiado gastado y peligrosamente exhibido. Un comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Argentinas no debe llorar y Macri lo hizo. Ya no hay respeto alguno para un líder caído.

DNI 21.653.863


¿Alguien me explica lo de los despidos?

Los despidos que se están anunciando o produciendo en diferentes ministerios, organismos y o instituciones de la administración pública (incluso Pami y Anses), ¿son personas con antigüedad, cubriendo puestos realmente necesarios, o son los incorporados casi de apuro por la ex presidente no mucho antes de abandonar su cargo? En particular "jóvenes" de La Cámpora. Pregunto esto, no porque los mencionados no tengan derecho a trabajar, pero el Estado no puede ser una asociación filantrópica que toma a personas por política o por lo que fuera sin que sus servicios estén debidamente justificados, cuyos salarios deben ser abonados con los aportes que hacemos los de siempre. Y si es así, creo que ustedes como "medios de información" deberían decirlo, porque entonces dichos despidos ya no serían una medida injusta, sino todo lo contrario. Una abogada amiga que ejerce en la provincia de Buenos Aires, me decía que en los tribunales que corresponden a Lomas de Zamora está lleno de gente de La Cámpora, pero que como pertenecen al Poder Judicial, no se los puede despedir.

Raúl Ermoli
DNI 7592190

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario