Cartas de lectores

El amor en tiempo de pandemia

Hace 11 años, el 19 de julio de 2009, se publicó en este diario una carta de los lectores, de mi autoría, titulada "El amor en tiempo de pandemia" que decía: "Parafraseando al título de la novela del célebre escritor, Gabriel García Marquez, me permito realizar algunas reflexiones en relación a la actual pandemia que nos azota.

Lunes 23 de Marzo de 2020

Hace 11 años, el 19 de julio de 2009, se publicó en este diario una carta de los lectores, de mi autoría, titulada “El amor en tiempo de pandemia” que decía: “Parafraseando al título de la novela del célebre escritor, Gabriel García Marquez, me permito realizar algunas reflexiones en relación a la actual pandemia que nos azota. Quiero rescatar las enseñanzas que podría dejarnos cuando termine. Y es que a nadie escapa el desapego que tenemos como sociedad al cumplimiento y observancia de la ley. Pero el vius N1H1(aquí podría corresponder la palabra coronavirus) no es una ordenanza. Decreto o ley que pueda ser burlada sin consecuencia alguna, no hay impunidad que valga. Al contrario, mal que nos pese, nos obliga a cambiar de hábitos, costumbre y formas de relacionarnos, de una manera que jamás hubiéramos imaginado. Aprendiendo a limitar y evitar nuestra concurrencia a lugares de aglomeraciones en lugares cerrados como cines, restaurantes, reuniones sociales y clubes. Se permanece más tiempo en los domicilios particulares, los que pueden, por supuesto, lo que hace tener más tiempo mirando los distintos programas televisivos o películas en DVD (Hoy contamos con Netflix y WhatsApp). Si en algo nos afectó el virus de la fiebre porcina es a acatar, por primera vez a la mayoría, un patrón de hábitos y conductas donde la responsabilidad y solidaridad fueran los valores excluyentes. Sería muy interesante que, a partir de esta situación inédita que estamos viviendo y que ha cobrado varias vidas humanas, de una vez por todas nos constituyamos como sociedad alrededor de pilares compartidos en un proyecto común. ¿Habremos aprendido algo?

Alejo Vercesi

Información parcial

Varios medios argentinos (La Gaceta, Infobae, La Nación) han difundido de modo sincronizado un artículo de opinión publicada en la revista electronica “Stat” del Boston Globe, en el que el médico griego John P.A. Ioannidis (ahora en Standord) argumenta, sólo con el propósito dialéctico de alentar un debate intelectual, que no se ha probado que el aislamiento social sirva para prevenir la dispersión del COVID 19, y que estamos tomando decisiones sin tener suficiente información (“A fiasco in the making?) Una nota en respuesta de dicha revista escrita por el profesor de Salud Pública de Harvard, Marc Lipsitch, le contesta al autor en representación de toda una comunidad mundial que está luchando por detener el avance del virus. Sí, es verdad que desconocemos muchísimo de las estadísticas, afirma, pero lo cierto es que ya se ha visto que sin una defensa agresiva, que comienza por el aislamiento social, se hace imposible cualquier línea de defensa tardía. Más aún, Lipsitch demuestra que la afirmación de Ioannidis de que abandonado a su suerte el brote se apagaría espontáneamente es falsa visto el crecimiento exponencial de la enfermedad (ahora de R=2). Cuestiono la intención de los medios al difundir el artículo informal de Ioannidis, sin citar la respuesta de la revista, especialmente en este momento crítico en que la gente cree que las medidas de aislamiento social tomadas por todos los gobiernos del mundo, incluyendo el argentino, son arbitrarias.

Leonardo Peusner

DNI 571.871

Subsidios de diputados

La actitud de los diputados en el sentido de destinar el subsidio de cien mil pesos, que se le acordaron para la lucha contra el coronavirus, al Instituto Malbran, resulta loable, pero considero que, siendo mandatarios de los ciudadanos de sus respectivas provincias, deberían derivar tal cifra a cada una de las que representan que tal vez lo precisan más por carecer de respiradores suficientes, camas en terapia intensiva para la atención de los casos agudos, elementos para diagnosticar el mal, entre otros.

Roberto A. Meneghini

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario