Carta de lectores

El adiós a un rotario notable

Martes 15 de Septiembre de 2020

El pasado 29 de agosto en la ciudad de Buenos Aires falleció Luis Vicente Giay, primer y único rotario argentino que ejerció la presidencia de la organización a nivel internacional. La noticia llenó de congoja al ambiente rotario del mundo entero. Había nacido el 4 de agosto de 1938 en Arrecifes, de personalidad afable y amistosa, contador público de profesión, desarrollando sus actividades en su propia empresa familiar. Ingresó como socio al Rotary Club de Arrecifes dedicando 60 años de su vida al servicio que brinda esta institución. Después de ejercer la presidencia de su club, para el año rotario 1974/1975 fue electo gobernador de su distrito, que por entonces ocupaba el norte de la provincia de Buenos Aires y sur de la de Santa Fe. Posteriormente, para 1987/1989 fue electo director, integrando de esta manera la Junta Directiva de Rotary International, en la que se desempeñara como tesorero, para que, finalmente en 1996/1997, fuera ungido como presidente internacional, único argentino que logró ejercer el mencionado cargo en esa organización no gubernamental con presencia en más de 200 países, agrupando a más de 36.000 clubes, con más de un millón doscientos mil socios. Su presidencia transcurrió de la mano del lema “Construyamos el futuro con acción y visión”, que mantiene actualidad y vigencia aún hoy, marcando un hito en el rotarismo mundial. Como presidente de Rotary International, Giay interactuó con grandes líderes mundiales habiendo sido recibido por presidentes y primeros ministros de más de 170 países, destacándose el Papa Juan Pablo II, la Madre Teresa, Nelson Mandela y Bill Gates, con cuya Fundación lograra una alianza estratégica que permitió avanzar en el programa Polio Plus, la acción de servicio corporativo de Rotary, causa comprometida con la erradicación de la poliomielitis de de la tierra. Fue representante de Rotary International ante la ONU, mediador en Chipre entre rotarios de Grecia y Turquía. Nombrado doctor honoris causa de muchas universidades de diferentes países. El Rotary Club Rosario, que está por cumplir sus 100 años, lo contaba como socio honorario. A modo de despedida, el comunicado finaliza así: “Este es el legado que nos dejó un hombre increíble que, con sencillez y valores, dedicó su vida al servicio del Rotary y de la humanidad”.

Rogelio Goggino

Rotary Club de Rosario

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario