Cartas de lectores

El aborto, entre lo necesario y lo urgente

Jueves 01 de Marzo de 2018

Nuevamente surge un tema que tiene mucha prensa y opiniones muy variadas. El aborto es un tema que parece liderar las urgencias aunque sabemos que existen otros perentorios y necesarios. Es interesante oír a quienes están a favor o en contra. El slogan de las Organizaciones que lo sostienen dice : Queremos aborto seguro, legal y gratuito. Lo de seguro y legal lo entiendo. Habrá que debatirlo con mesura y profundidad, eso lo tiene previsto los representantes del pueblo en el congreso de la Nación. Ahora en lo que respecta a gratuito es inadmisible. Toda la sociedad con sus problemas y dificultades, deberán pagar los abortos? Creo que esto no tiene discusión la respuesta es No!

El gobierno ha señalado la monstruosa cantidad de impuestos que pesan sobre los habitantes de nuestra Argentina y la prioridad de bajar el gasto público que impide crecer. Ahora analicemos cual es el sector donde está el nudo de la cuestión. El sector marginal económicamente, el de menos recursos es el de mayor crecimiento demográfico. Son los que cuentan con mayor índice de natalidad.

Debemos entonces mirar hacia la clase media y alta. Esto implica una gran contradicción ya que cuenta con la mayor información y medios para prevenirlo.

Hoy hay datos que señalan un gran crecimiento del embarazo precoz, adolescente y preadolescente. Se ve a diario como niñas adoptan en el vestir, en el maquillaje y en su exposición ocupar un rol maduro en una etapa temprana.

Esto cuenta evidentemente con la complacencia de los padres. Ahora se debiera suponer que ellos contribuirán a informar adecuadamente de los riesgos y consecuencias de adoptar una madurez muy prematura. En fin habrá que ver la totalidad de los debates a favor o en contra del aborto y sus consecuencias, ya sea morales, religiosas y legales.

Pero lo que no tiene discusión es en lo que respecta a su gratuidad. No hay ninguna razón ni ética ni moral para que sea gratuito. No debe serlo y no es posible que sectores que cuentan con la mayor información y las posibilidades pretenda que toda la sociedad pague por sus errores.

Miguel Amado Tomé

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario