Cartas de lectores

EEUU anuncia nuevas sanciones contra Rusia por su respaldo a Assad

Hoy podrían oficializarse las medidas. Macron aseguró que EEUU se quedará en Siria largo tiempo, lo que revierte la política de Trump.

Lunes 16 de Abril de 2018

Después de los bombardeos de Estados Unidos, Francia y Reino Unido contra el régimen sirio y sus instalaciones químicas, el gobierno de Donald Trump anunció nuevas sanciones contra el mayor aliado militar y político de Damasco, Rusia, y, según el presidente francés, Emmanuel Macron, tomó la decisión de quedarse "a largo plazo en Siria". Con esto, revertiría Trump su anuncio de dos meses atrás de retirar todos los hombres y medios militares que Washington mantiene en Siria, donde juega igualmente un rol menor en la guerra en comparación con Rusia e Irán, aliados del régimen de Bashar Assad.

En las últimas semanas, Trump había planteado la idea de retirar todas las tropas y aviones de Siria, pero había encontrado resistencia en el Pentágono, desde donde señalaron que se puede empezar a analizar una salida del país árabe, pero nada inmediato.

Ayer, el presidente francés anunció en una extensa entrevista de TV que habría convencido a Trump de "quedarse en Siria a largo plazo". Macron defendió los ataques contra las bases militares sirias del sábado a la madrugada como una represalia al uso de armas químicas contra la población civil perpetrado el 7 de abril. "Tuvimos éxito: todos los misiles lanzados alcanzaron sus objetivos, las capacidades químicas del régimen sirio han sido destruidas y no hubo ninguna víctima colateral", destacó el mandatario galo.

Ni la Casa Blanca ni el Pentágono anunciaron un cambio de estrategia en Siria, pero la embajadora estadounidense para la ONU, Nikki Haley, sí adelantó que su país "no se irá (de Siria) hasta que hayan conseguido sus objetivos". Hasta ahora, el objetivo declarado de la Casa Blanca en Siria era combatir y destruir al Estado Islámico (EI o Isis) solamente. Además, Haley informó que el gobierno no se limitará a sancionar al gobierno de Bashar Assad, sino que también profundizará las sanciones contra Rusia. "Verán que pronto vendrán sanciones contra Rusia", anunció la embajadora en la CBS, y adelantó que podrían oficializarse hoy. "Irán directamente a cualquier tipo de empresas que traten con equipos vinculados a Assad y a las armas químicas que usa. Creo que todos las van a sentir ahora. Creo que todos saben que envíamos un mensaje fuerte y nuestra esperanza es que lo escuchen", agregó Haley.

Desde el anterior gobierno de Barack Obama, Estados Unidos impone sanciones financieras, comerciales y políticas a Rusia, que afectan tanto al gobierno como a las empresas y bancos estatales y al círculo íntimo del presidente Vladimir Putin.

La vocera de la Cancillería rusa, Maria Zakharova, acusó a Estados Unidos de estar sancionando a su gobierno sólo por actuar como "un actor global" y afirmó que la política de la Casa Blanca hacia el Kremlin "no tiene ninguna relación con la realidad".

El sábado a la madrugada Estados Unidos, Francia y Reino Unido lanzaron ataques coordinados contra tres objetivos en el oeste del país: el primero, un centro de investigación, desarrollo, producción de armas químicas y biológicas; el segundo, un almacén de armas químicas al oeste de la ciudad de Homs; y el tercero, otro almacén de armas químicas y un puesto de mando militar en la misma zona. Los tres fueron destruidos, pero se cree que, dado lo anticipado del ataque aliado, habían sido evacuados por completo, no sólo de personal sino también de equipos.

Según funcionarios estadounidenses, en la operación participaron tres destructores estadounidenses, una fragata francesa y un submarino estadounidense localizados en el mar Rojo, el Golfo Pérsico y el Mediterráneo oriental; así como aviones de combate de las tres potencias. Se dispararon misiles de tipo crucero de tres clases: Tomahawk, Storm Shadow y Scalp. La precisión de estas armas es muy alta y las fotos publicadas por el Pentágono de los blancos antes y después de los bombardeos parece confirmar esa precisión.

Según el Pentágono no hay previstas más acciones, pero la embajadora ante la ONU, Nikki Haley, advirtió que su país "está cargado y listo" si hubiera otro ataque químico de los sirios.En un borrador de resolución, el Consejo de Seguridad de la ONU, que se reunió de emergencia el sábado, solicitó la entrega de ayuda humanitaria sin obstáculos y la aplicación de un alto el fuego, además de pedir que Siria se comprometa en las conversaciones de paz apadrinadas por la ONU. Rusia ha bloqueado innumerables resoluciones en el Consejo de Seguridad contra el régimen de Damasco, al que respalda y el cual sigue determinado a reconquistar toda Siria. La noche del sábado, horas después del bombardeo aliado, el ejército sirio anunció la reconquista de Guta Oriental, un bastión rebelde al este de Damasco en el que se encuentra Duma, la ciudad atacada con gas.

El régimen apunta ahora a otros distritos del sur de Damasco aún controlados por una formación islamista y a Deraa, donde comenzaron las protestas contra Assad en marzo de 2011.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario