Cartas de lectores

Dos modelos en pugna

En unos días nuevamente se nos va a dar la oportunidad de elegir entre un tsunami y un terremoto, la famosa grieta argentina elaborada en algo más de doscientos años de historia.

Viernes 14 de Junio de 2019

En unos días nuevamente se nos va a dar la oportunidad de elegir entre un tsunami y un terremoto, la famosa grieta argentina elaborada en algo más de doscientos años de historia. Pero lo real es que aquí ningún esquema político dura más de diez años. Ocurre que como existen sólo dos modelos en pugna, y si usted no los tiene claros adivine cuáles son, solamente uno de ellos prevalece. Entonces ante la certeza de que uno de los dos ha alcanzado el llamado "poder absoluto", el perdedor, automáticamente, comienza a atacarlo con todo tipo de artimañas y arbitrariedades que van desgastando poco a poco los cimientos de la torre construida hasta que irremediablemente ésta se derrumba. Así es necesario comenzar nuevamente de cero, una y otra vez como estamos viendo desde 1983 a nuestros días, sin que nadie acierte a ponerle un punto final a nuestra angustia, de ciudadanos comprometidos con un futuro que aspiramos resulte promisorio y feliz para nuestros hijos y nietos.

Felipe Demauro

DNI 6.072.937

Mensaje a los políticos en campaña

Sin pretender hablar por todos, quiero comentar lo que voy recabando entre muchísimas opiniones de las personas "de a pie", como gustan llamarnos a quienes no participamos directamente en el accionar político. Por ejemplo, no agradó escuchar en el llamado debate entre candidatos a intendentes rosarinos, las críticas destructivas al opositor, la enumeración de todo lo que piensan hacer sin comentar de qué forma y con qué recursos, las exageraciones en los proyectos que por ambiciosos e inalcanzables, dejan el amargo sabor de estar frente a mentiras preelectorales. Tampoco gustó escucharlos verter las palabras que creen que son las que queremos oír, equivocándose una vez más. Y en el orden provincial y nacional, tampoco gusta la falta de conservación de principios firmes y sólidos que padece la mayoría de los postulantes, ya que en estos cabildeos se nota que cada uno se acomoda con quien más le conviene, sin importarles que en ocasiones los estuvieron defenestrando a rabiar, conduciéndonos a la triste conclusión de que el bienestar del muy golpeado pueblo argentino no es el objetivo que los moviliza y por el cual invierten muchísimo esfuerzo y cantidades industriales de dinero en publicidad. Me encantaría equivocarme en mi observación, pero la indiferencia, la tristeza y la falta de confianza en los políticos se respira por todas partes.

Edith Michelotti

¿Una ley para revisar fallos?

Una ley para revisar las causas de los presos por corrupción es lo que propone el ex juez de la Suprema Corte de Justicia, Eugenio Zaffaroni. Algo así como si, tras cartón, entrara a debate en el Congreso otra ley que revisara la ley que revisará las causas (y sentencias como obvia consecuencia). Es tal la determinación del kirchnerismo por destruir todo aquello que pueda emparentarse con el concepto de República que en su pretensión por "democratizar la Justicia" le hace decir barrabasadas al mismísimo Papa, tal como que en "muchos países" se utiliza a la Justicia para perseguir a "honorables ciudadanos que fueron ex funcionarios públicos", acusándolos falsamente de haber delinquido en contra de sus connacionales.

Ovidio Winter

Rosario, territorio partido

Entre los precandidatos a la Intendencia de Rosario se destacan dos, Verónica Irizar y Jorge Boasso, perdedores de sus respectivas internas. Sumados, los votos de estos "perdedores" superan los sufragios obtenidos por Roberto Sukerman, quien salió primero a título individual en las Paso. Irizar encontró mayor acompañamiento por fuera de los grandes bulevares, mientras que Boasso se desempeñó mejor en el centro. La competencia por gobernar Rosario se centra entre dos candidatos, Sukerman y Javkin. El primero tuvo mayor volumen electoral en los barrios. Javkin se posicionó mejor en la zona céntrica. Si enfocamos el análisis en la geografía del voto, Sukerman encontraría ciertas ventajas en las periferias, donde se disputan la mayor parte de los 80.000 votos de Irizar, siendo que Javkin está en mejores condiciones de pescar entre los 40.000 votos céntricos de Boasso. Si nos centramos en la filiación ideológica se encuentra mejor parado Javkin, quien es de procedencia "boina blanca" al igual que Boasso. Entonces, en las elecciones generales ¿primará la lógica partidaria del votante donde Javkin encuentra mayor proyección o se impondrá la lógica territorial que muestra cierta preferencia peronista a medida que nos alejamos del centro?

Andrés Ruescas, José Aused y Javier Gañán

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario