Carta de lectores

Dólar Covid-19 o dólar de madera

Domingo 13 de Septiembre de 2020

El alcalde Wayne Fournier de la ciudad de Tenino, de sólo 1.800 habitantes, ubicada en el Estado de Washington al noroeste de Estados Unidos, resolvió revivir una no convencional idea de los años 30: imprimir su propia moneda en finas placas de abeto. El Museo de la Ciudad tiene una impresora que data de 1890 y la utilizaron para hacer 10.000 dólares en rectángulos de madera, cada uno con un valor nominal de 25 dólares. El billete tiene la imagen del presidente George Washington y una expresión en latín “habemus autom subpotestate”, que traducida significa “lo tenemos bajo control”. Ese dinero es entregado hasta 300 U$D mensuales como subvención a residentes que demuestren que están siendo perjudicados económicamente por la pandemia. Conocidos como “dólares Tenino” o “dólares Covid”, o incluso como “dólares Wayne” por el apellido del alcalde, los billetes son aceptados en casi todos los negocios de la ciudad, a una tasa fija equivalente a casi un dólar. Esa madera es sólo válida dentro de los límites de Tenino. La idea no es nueva, la ciudad la utilizó durante la devastación causada por la Gran Depresión de los años 30. La escasez de dólares llevó a directivos de bancos de Tenino a imprimir dinero en corteza de picea (abeto). La versión contemporánea, al igual que su edición previa, apunta a tender una mano a los afectados por los efectos económicos de la pandemia. Muchos norteamericanos no conocían la pequeña ciudad que hoy es visitada especialmente por numismáticos para poder tener en su colección de billetes estos famosos “dólares Tenino”.

Elena Calabrese

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario