Cartas de lectores

Diferencia generacional

Los que estamos promediando los 70 años de vida, en la mayoría de las reuniones con otras personas somos los de mayor edad, los más grandes.

Miércoles 11 de Julio de 2018

Los que estamos promediando los 70 años de vida, en la mayoría de las reuniones con otras personas somos los de mayor edad, los más grandes. Si tenemos la suerte de estar con buena salud y activos laboralmente, al enfrentarnos con los más jóvenes a veces nos cuesta entender sus formas de expresarse, los tatuajes en buena parte de sus cuerpos, la manera en que se comunican por internet, la facilidad con que aceptan la mediocridad en sus lugares de diversión, de esparcimiento (boliches bailables, establecimientos gastronómicos con dudosa limpieza y calidad en los alimentos). Entonces, observando estos detalles, nos damos cuenta que somos viejos, se nos fue la juventud y el distanciamiento generacional es más que evidente. Les interesa muy poco la lectura, no ven como importante proyectarse en la vida, no les resulta necesario e importante una pareja estable, no se muestran muy dispuestos a escuchar consejos o sugerencias de los mayores, muestran nulo interés en la política y la marcha del país. Acá se nos plantea la duda si es nuestra culpa, si es culpa de la televisión, cuya programación deja mucho que desear o si es la responsabilidad de los malos gobiernos que arrastramos por décadas. La realidad es que esta nueva generación de jóvenes, vive el día a día y no cree en nada de nada. Por supuesto que este comentario crítico lo hago en función de una generalidad manifiesta que observo: por supuesto también que hay honrosas excepciones, no muchas. Estas nuevas generaciones tendrán que darse cuenta que existe un mundo nuevo y provechoso para ellos, que comienzan a enfrentar la vida con todo el futuro por delante, que luchen, trabajen y estudien para lograr la excelencia y dejar de lado la mediocridad. Tienen las puertas de la vida abiertas de par en par, aprovechen su juventud, sus fuerzas, su voluntad para pensar y discernir sobre lo que eligen para los próximos tiempos.
Jorge Bustamante
DNI 7.796.562


¿Quién debe construir una escuela?

En la ciudad de Funes se encuentra la escuela Nº 1.397 "René Favaloro". Funciona en la calle Buenos Aires 1510, en un polideportivo alquilado. Lo mantiene la cooperadora. La escuela ya tiene adjudicado el terreno. ¿Por qué no se hace el edificio? ¿A quién le corresponde hacerlo? ¿Al Municipio de Funes, a la provincia o a la Nación? Pregunto nomás, pura curiosidad desde mi ignorancia. ¿Alguien me puede desasnar? Gracias.
Nélida Colicchia


¿Recital homenaje o campaña abortista?

Queremos compartir una experiencia desagradable que nos pasó el pasado sábado 30 de junio, por la noche. Fuimos a una peña en la Asociación Japonesa a escuchar un recital en homenaje a Gustavo "Cuchi" Leguizamón, compositor de tantos temas del repertorio folclórico argentino, a cargo de su hijo, el cantante Luis Leguizamón. Tomamos esta elección luego de escuchar la propaganda por un programa de radio. Quisimos pasar un momento agradable, distendido, escuchando música y con gran sorpresa nos encontramos que las personas que organizaron el evento estaban con pañuelos verdes, y el cantante en su actuación del mismo modo, haciendo campaña ideológica a favor del aborto legal de manera ofensiva para aquellos que defendemos las dos vidas. Pagamos para disfrutar de un espectáculo, no para hacer parte de una campaña abortista en la cual no elegimos participar. Vivir en democracia significa respetar al otro, cosa que esa noche no se vio, y que en este tiempo pasa en nuestra sociedad con el que piensa y actúa distinto. No es necesario agredirnos. Ya bastante padecemos y vivenciamos una cultura que habla de muerte en donde la vida pierde valor. Necesitamos vivir en paz, queremos y merecemos vivir mejor. Bregamos para que los organizadores de espectáculos tengan la honestidad de expresar con claridad de qué se trata, para que los que elijan la propuesta sepan con claridad si es lo que desean ver y escuchar. No como en este caso, que en lugar de ser un homenaje al Cuchi, terminó siendo una burda propaganda abortista con las habituales mentiras de la postura.
Ana B. Busandri
Gustavo A. Orellana


Un año sin respuestas

Triste 9 de julio, mientras muchos argentinos celebran entre locro y empanadas este día festivo, hay otro grupo qué no. Tristemente seguimos esperando respuesta a ese trágico accidente ocurrido el 9 de julio de 2017, donde dos jóvenes perdieron la vida en calle Sorrento y Provincias Unidas. Aun hoy, el conductor del Corsa negro, responsable de ocasionar el siniestro, se encuentra prófugo; pareciera entonces de que sí era un ovni; caso contrario, me cuesta entender o aceptar de que haya gente que ayude a semejante bestia. Cada día que pasa me pregunto qué clase de persona puede seguir por la vida con semejante carga. ¿Quiénes pueden ser tan vacíos de consciencia que ayudan a la fuga? Cada día que me levanto pienso quién puede ser. ¿Dónde duerme? ¿Dónde come? ¿De qué vive? ¿Qué clase de sociedad somos? ¿Cómo se siente ser indiferente o cómplice? ¿Qué piensan los que lo ayudan? ¿A nadie se le perdió un familiar, un padre, un tío, un hermano, un cuñado? ¿Un compañero de trabajo? ¿Un vecino? ¿Dónde están esas "estrellas" de la filmación que sin ningún pudor enviaron y viralizaron el vídeo del accidente? ¿Qué les pasó? ¿Ya se les pasaron los cinco minutos de fama? Tengo tristemente esos recuerdos, y si mal no conté había mas de 15 personas horrorizadas por lo sucedido, ¿en donde están? ¿Piden justicia? ¿Les interesa? ¿Se sienten seguros de saber que los próximos filmados pueden ser ustedes? Hay un fiscal a cargo que, tristemente, es hasta el día de hoy que no da respuestas, sin siquiera darse cuenta que la ciudadanía entera está expuesta a este asesino al volante. Entonces cito: "Si no te duele el dolor ajeno, sos parte del problema". Fíjense de qué lado de la mecha se encuentran, no vaya a ser que el 9 de julio hayan compartido con orgullo una empanada o un vaso de vino con un prófugo asesino. Justicia para mi Mamino.
Fernanda Olea


Mi solidaridad ante el dolor de una familia

En referencia a la nota de tapa publicada el domingo 8 de julio, quisiera por este medio hacerles llegar mi parecer y sentimientos a la familia de Juan Cruz Ibáñez, el estudiante asesinado a puñaladas hace unas semanas. Como muchos sabemos, ante el dolor de perder a un hijo no se encuentran parámetros de medición que permitan evaluar la situación. Sin embargo, considero que el haber podido dejar pensar y sentir con libertad al mismo, lo han convertido en un ser con una empatía que no cualquiera la tiene. El poder saber qué hubiera dicho su hijo en cuanto al adolescente que lo dejó sin vida, me deja más segura de saber que esa familia le dio la educación y el amor para saber ponerse en el lugar del otro. Culminando, no justifico el accionar de ese joven pero sí pienso qué hacemos diariamente para hacer que nuestra sociedad sea más igualitaria y que todos puedan tener las mismas oportunidades en educación, salud y derecho a una familia. Mis saludos respetuosos ante su dolor.
Lorena Chaves
DNI 23.899.748
Roldán


Un año más sin Facundo Cabral

Ser mensajero de la paz es realmente admirable. Se cumple un nuevo aniversario de la inesperada e inexplicable partida de Facundo Cabral. Asesinado un 9 de julio de hace siete años en Guatemala, nos ha dejado no solo sus canciones, sus citas, sus frases, sino también sus pensamientos y sus reflexiones. Además su coherencia, plasmada en 165 países, dejando su personal sello que obviamente lo ha trascendido. Supo ganarse el reconocimiento de cientos de personas que comulgaban con temas elementales a los que le dio la inmensa vitalidad e importancia que para él y la mayoría de las personas tiene. El amor, la vida, Dios y su experiencia en general, que nos invitaba a escucharlo con suma atención. Hizo de su vida un aprendizaje, el cual necesitó y quiso compartir con generosidad y humildad a la vez. Fue uno de los más grandes trovadores reconocidos en el mundo. Es imposible poder explayarse en cuánto nos ha dejado para pensar. No obstante, citaré un par de sugerencias que entre tantas nos ha dejado. "Perdona a todos y perdónate a ti mismo. No hay liberación más grande que el perdón. No hay nada como vivir sin enemigos. Nada peor para la cabeza y por lo tanto para el cuerpo, que el resentimiento y la crítica (agotadora y vana tarea) que te hace juez y cómplice de lo que te disgusta". "Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo". Facundo Cabral quiso vivir liberado de cosas materiales y enfocarse en aquello que lleva a crecer interiormente. Supo tratar hechos cotidianos con un enfoque simple, lejos de egoísmos y preocupaciones estériles que con sencillez y criterio, con paz y sentido común, toman un significado que va más allá de lo que sin darnos cuenta, complicamos más de lo que creemos. Gracias Facundo Cabral por dejarnos sus canciones y plasmar en su público, como en otros también, vivencias y formas de valoración que muy probablemente implicaron en muchos una mirada diferente y atinada.
Nora Cardarelli
DNI 14.510.012

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});